entrevista con la Doble campeona de Europa de salto de altura (2012 y 2014)

Ruth Beitia: "Lucho por romper el cliché de la atleta marimacho"

La saltadora de altura Ruth Beitia durante un paseo por la playa del Sardinero, en Santander.

La saltadora de altura Ruth Beitia durante un paseo por la playa del Sardinero, en Santander. / VINCENT WEST

2
Se lee en minutos
IOLANDA MÁRMOL
MADRID

Sonríe y dice que está mayor, pero Ruth Beitia (Santander, 1979) no solo sigue ganando medallas de oro (el domingo se colgó el 5º en Europeo de Zúrich, la 13ª medalla de su carrera), sino que compagina el salto de altura con la política. Es diputada del PP en Cantabria y en su tiempo libre da charlas a las niñas en las escuelas para reducir el abandono femenino del deporte en la adolescencia.

-¿Sigue existiendo machismo en el deporte?

-Después de los Juegos Olímpicos de Barcelona a las mujeres se nos empezó a tomar algo más en serio, por lo menos nos situamos en el mapa. Y el gran salto vino en Londres, en esos juegos el nivel español de las mujeres fue claramente superior al de los hombres. Eso ha hecho que las organizaciones se pongan las pilas.

-¿Cómo?

-Son solo los primeros pasos, pero en la Secretaría de Estado de Deporte se ha creado una división para promocionar el deporte femenino.

-¿Qué falta por hacer?

-Mucho. Las mujeres deportistas no solo queremos existir en los estadios, sino también en los despachos. Queremos liderar y gestionar el deporte. Hay que dar un tirón de orejas y decir que estamos aquí, preparadas.

-¿Qué le parece la presencia tan ínfima de mujeres en cargos de las instituciones deportivas?

-Es tremendo, debería haber más. En la Federación Española de Atletismo somos tres o cuatro. Pero en los clubs son todo hombres, los presidentes, los vicepresidentes, el juez…

-Hable de los espónsors. Las marcas pagan menos a las mujeres.

-Hablo de los medios de comunicación, que también discriminan.

-Adelante.

-Me duele que un equipo femenino de baloncesto, de balonmano, de waterpolo, que están teniendo grandes resultados, sigan sin tener repercusión. Así que otro tirón de orejas para los medios. Primero, porque parece que solo existe el fútbol, y, segundo, porque además si es un deporte femenino parece que ya no interesa a la prensa.

-Lo escribo para que tomen nota. ¿Qué le parece que solo la liga de fútbol masculina pueda tener categoría profesional?

-Mal. Tenemos que seguir reivindicando, que esto ocurra es injusto.

-¿Puede una mujer vivir del deporte en España?

-Complicado. Es duro vivir con la sensación que no llegas a fin de mes. Las deportistas en España entrenamos con una piedra dentro de la mochila.

-¿Qué?

-Es complicado. Si nos hubiesen dado los Juegos Olímpicos a Madrid hubiese significado dinero, pero sobre todo una inyección de moral. Yo me considero una privilegiada y hago lo que puedo por apoyar al deporte femenino.

-Ponga algún ejemplo.

-Nos hemos dado cuenta que las niñas a partir de sexto de primaria abandonan en un alto porcentaje la actividad deportiva. Estamos trabajando para que esto no ocurra y por eso vamos a escuelas a dar charlas para que no lo dejen.

Noticias relacionadas

-¿Quedan estereotipos machistas en el deporte de mujeres?

-Quedan, claro, aunque muchas luchamos por romper el estereotipo de mujer deportista marimacho. Es como si porque eres deportista no fueras femenina. A las deportistas nos gusta maquillarnos, pintarnos las uñas. Incluso las niñas, cuando vamos a las escuelas nos dicen sorprendidas: ¡Eh, pero si vas maquillada!. Hay que luchar contra el estereotipo, el cliché. Hay que hacer entender que una luchadora o una deportista de halterofilia es una mujer digna y que si le da la gana va con el ojo pintado. Y de machorro nada.