Ir a contenido

LA GRAN CITA DEL CINE FANTÁSTICO DE CATALUNYA

Ángel Sala: "Se está produciendo la liberación cinematográfica de la mujer"

El director del Festival de Sitges charla con los enviados de EL PERIÓDICO para hacer balance de la recién terminada 50ª edición

Julián García - Juan Manuel Freire / Sitges

El director del Festival de Sitges, Ángel Sala (en el centro), con los cronistas de EL PERIÓDICO, Juan Manuel Freire (izquierda) y Julián García

El director del Festival de Sitges, Ángel Sala (en el centro), con los cronistas de EL PERIÓDICO, Juan Manuel Freire (izquierda) y Julián García / MÒNICA SERRA

Como ya es tradición anual, EL PERIÓDICO se reúne con Ángel Sala, director del festival de Sitges, para hacer balance de la edición recién terminada y elucubrar sobre lo que está por venir. Durante la conversación surgen temas como el estimulante énfasis del programa de este año (y los premios del festival) en el empoderamiento femenino, el papel de las plataformas de 'streaming' y la renovación constante del público de Sitges; a juego con un certamen abierto a la novedad.

Julián García: Se ha acabado la emblemática edición 50ª con un aumento del 10% en la venta de entradas y un crecimiento en los últimos tres años, en conjunto, del 30%.
Ángel Sala: El fantástico está en un momento tremendamente popular, está claro que ha dejado de ser un nicho. También contribuye que hay bastante calidad, bastante nivel de nuevos directores. Directores que utilizan el fantástico para decir más cosas y que no tiran solo de estilemas de género… Estamos viendo ya, aparte de la taquilla, una gran validación por festivales como Sundance, Cannes y Venecia. Este año Guillermo del Toro ha ganado en Venecia. Y cualquier año de estos pasará en Cannes.

Juan Manuel Freire: ¿Está satisfecho en general con el veredicto del jurado de Sitges?
Á. S.: Sí, sí. Tengo que reconocer que me gusta mucho 'Jupiter's moon', película que perseguí desde que vi en Cannes. Me alegré mucho de tenerla. Me alegro por ella y por Kornél Mundruczó, que es uno de los directores europeos que más me interesan desde hace mucho tiempo, desde tiempos de 'Johanna', 'Delta'… Evidentemente, 'Semilla de maldad', una película que me encantó en Cannes y aquí se vio un poco tarde, un año después. Y 'White god', también extraordinaria. Los demás premios también me parecen bien, incluso valientes. Por ejemplo, han premiado a un actor de una película muy de género, el Rafe Spall de 'The ritual'.

J. M. F.: Festivales como Sundance, Cannes y Venecia, como ha dicho, incluyen cine de género, pero pocas veces lo atienden en el reparto de premios. La recompensa a Del Toro es casi una excepción.
Á. S.: En esos grandes festivales, películas como 'Jupiter's moon' son medio ninguneadas y a menudo para que ganen otros títulos mucho menos estimulantes. 'Jupiter's moon' fue una de las mejores películas de Cannes y es bastante mejor que algunas que estuvieron en el palmarés. Como casi siempre, el palmarés no me gustó. Pero Venecia lleva un par de años reconociendo el fantástico: el año pasado premió 'Amor carnal' y este año, a Guillermo del Toro. En Locarno, 'As boas maneiras', que también se ha visto aquí, tuvo el premio especial del jurado.

J. G.: En Venecia también tuvo premio 'Caniba'…
Á.S.: Sí, el premio especial del jurado de Orizzonti. A lo mejor las películas de corte fantástico empiezan a despuntar en los grandes festivales, también. Sería hora.

J. G.: Tres de las películas que se han llevado premios importantes ('Thelma', 'Revenge' y 'Marlina the murderer in four acts') hablan del empoderamiento de la mujer. Son películas, más allá de si están rodadas por mujeres o no, de temática sobre mujeres poderosas. ¿Podemos hablar de tendencia?
Á. S.: Se está produciendo una liberación cinematográfica de la mujer. Cada vez más las mujeres cineastas, o las películas que hablan de una manera diferente de la mujer, de la manera que debe ser, están dominando el mercado cinematográfico. Aquí en Sitges, últimamente, las películas fantásticas dirigidas por mujeres han sido protagonistas. El año pasado Julie Ducournau con 'Crudo', hace dos años Karyn Kusama con 'La invitación'… Es una tendencia, pero también una normalidad. Igual que ‘Jupiter’s moon’ habla del problema de la inmigración en Europa, muchas películas hablan del tema de la situación de la mujer en la sociedad, y eso es una buena noticia para el fantástico.

J. M. F.: ¿Alguna película favorita suya que haya echado de menos en el palmarés?
Á. S.: 'El sacrificio de un ciervo sagrado' me parece excelente, pero tanto la película como su director, Yorgos Lanthimos, dividen mucho. El jurado estaba formado por mucha gente de género y supongo que han preferido premiar películas más propiamente fantásticas y no propuestas fronterizas como la de Lanthimos. O como 'Brawl in cell block 99', una de las que más ha gustado al público, un peliculón que acabará siendo de culto.

J. G.: ¿Cómo ha visto este año el tema del fantástico español? Mi impresión personal es que había propuestas conservadoras, quizá hasta pasadas, junto a otras de riesgo como ‘Dhogs’ o 'The maus'.
Á. S.: A mí ‘Dhogs’ me parece una película muy interesante; una propuesta que merecía estar en sección oficial, quizá tomando un riesgo… Sí que hay un cierto continuismo, pero veo propuestas muy interesantes, que a lo mejor no son redondas, pero abren la puerta a posibilidades interesantes dentro del cine español. Hay ideas buenas en ‘Black hollow cage’ respecto a la ciencia ficción. Hay ideas buenas respecto a la comedia fantástica en ‘Matar a Dios’

J. G.: De hecho, ha ganado el Premio del Público.
Á. S.: La gente se lo pasó muy bien... Hay cosas nada despreciables. También salen autores nuevos que pueden decir mucho en un futuro. Puede haber sorpresas en un futuro cercano. Incluso ‘The maus’, sin ser redonda, contiene elementos muy interesantes. Estamos viendo también que muchos realizadores españoles se están consolidando no con la primera o segunda película sino con la cuarta o quinta. Miren qué ha pasado con Paco Plaza y 'Verónica', probablemente la película que le consolide como director.

Igual que ‘Jupiter’s moon’ habla de la inmigración, mucho cine habla de la situación de la mujer en la sociedad, y eso es bueno para el fantástico" 

Ángel Sala

J. G.: Cuando hablé con Xavier Gens de 'La pell freda', le pregunté sobre el panorama del fantástico francés, que parecía atascado. Me dijo que durante unos años sí, pero que ahora había una generación de directores nuevos con grandes ideas. Y añadió: "Ojalá las podáis ver el año que viene en Sitges".
Á. S.: Sí, sí, en Francia se están moviendo cosas. Coralie Fargeat ha ganado el premio a mejor dirección con 'Revenge'. Se están moviendo películas interesantes en Francia. Tenemos alguna ya bajo radar y habrá, habrá. En Francia se ha abusado mucho de un cine comercial sin ningún interés, para mí molesto, incluso, irritante… Es lo que yo llamo el 'síndrome Intocable'. Un cine que, como el protagonista de esa película, va en silla de ruedas. Yo creo que de eso se está saliendo. Tampoco todo dura eternamente. Y algunas de las propuestas que, digamos, han seguido esta línea tampoco han sido los éxitos que se esperaba. El público también se cansa de todo. Ahora debería recuperarse la buena tradición del 'thriller', del fantástico, que existe en Francia.

J. M. F.: Yo he creído intuir, no sé si equivocadamente, una mayor renovación del público respecto a años anteriores. Más gente joven en general en las salas. Igual ustedes tienen datos.
Á. S.: Al crecer un 10-12% en venta de entradas, una parte debe de ser público joven. También hay generación de nuevos espectadores, eso está claro. Está pasando gracias a que se consumen mucho Netflix, Movistar… Plataformas en las que se pueden ver películas. Eso genera que te guste el cine. Por otro lado, hay un público adulto nuevo, también. Gente a la que no le interesaba el fantástico y que viene a ver ciertas propuestas. Películas como 'Déjame salir', 'Múltiple' o 'It' las han visto gente mayor que ya no iba al cine, que veía estas películas en casa por casualidad.

J. M. F.: Hablaba de plataformas... 'La zona' ha sido de lo mejor visto en Sitges este año, y es una serie. ¿Hay intención de hacer crecer el apartado Serial Sitges? ¿Quizá proyectar más series en el Auditori?
Á. S.: Hay festivales que están optando por dar premios al mejor episodio de una serie, o incluso programar en sección oficial algún episodio suelto. Yo, por ejemplo, si hubiese sido estreno en España, habría colocado el octavo episodio de 'Twin Peaks' en la sección oficial, sin ningún tipo de problema. Tiene vida propia, ese capítulo.

J. M. F.: También episodios de series antológicas como 'Black mirror'…
Á. S.: En el caso de 'Black mirror', estuve hablando con Netflix para la nueva temporada, pero no estaban aún terminados del todo. Se podría haber incluido alguno porque son conclusivos, y tienen formato casi de película; algunos son muy largos. A mí 'La zona' también me parece una serie estupenda, a nivel de lo que se hace en EEUU o en Inglaterra.

J. M. F.: ¿Cómo ha sido este año la experiencia con Netflix? Se han proyectado películas como 'Okja', que ya estaban en la plataforma.
Á. S.: Fue muchísima gente a verla. Y 'The bad batch', que también está en la plataforma y llenó El Retiro. Ha habido películas que luego estarán en Netflix, como 'The ritual' o 'Blade of the immortal'. Son los tiempos que vivimos. Queremos profundizar nuestra relación con ellos, con Movistar, con Amazon, con Hulu, si se puede. Queremos tener más comunicación con ellos. Me supo mal no poder contar con 'El juego de Gerald', de Mike Flanagan, que es una estupenda adaptación de la novela de Stephen King. La pedimos para la clausura, pero tenían previsto estrenarla a nivel mundial una semana antes y, al ser una empresa global, es difícil coordinar o cambiar fechas. En realidad es un poco como hablar con Disney o Paramount, pero... de momento la comunicación no es tan fluida como nos gustaría. O hablamos, o tendremos un problema. Nosotros, los festivales, no ellos. 

"Queremos profundizar nuestra relación con Netflix, Movistar, Amazon, Hulu. Queremos tener más comunicación ellos. Son los tiempos que vivimos"

J. M. F.: Este año ha sido la edición número 50. ¿Cómo afronta la próxima edición?
Á. S.: Como todos los años. El método siempre es el mismo: chequear el mercado, mirar qué hay… Los caminos están trazados y no es tan complicado, pero intentaremos abrir puertas e introducir todo lo que sea novedad y nuevas formas de ver cine. Ya sabemos muchas películas que podremos tener por época y por tiempo. El éxito del festival implica que las productoras nos indican ya películas para el año que viene; eso es una gran noticia. Temáticamente, es inevitable dedicar el festival a '2001: una odisea del espacio'. Son 50 años de la, para mí, mejor película de la historia y la más influyente de la ciencia ficción contemporánea. Pero vamos, haremos más cosas. No nos quedaremos solo en '2001'.

J. G.: No es una pregunta cinematógrafica, pero creo que es inevitable. ¿Cómo ha vivido el festival la convulsa situación catalana? ¿De qué manera le ha afectado tanto la intervención económica del patronato del festival como todo lo vivido tras el 1-O?
Á. S.: Previamente lo vivimos con mucha preocupación. El tema de la intervención fue complicado, pero luego se fue subsanando. Y lo del 1-O nos cogió a falta de solo cuatro días para el inicio del festival. No era algo agradable, ni creaba buen ambiente. Creó mucha incertidumbre. Pero, llegados aquí, este festival es una isla y se te acaba olvidando todo lo que pasa más allá del Garraf. Nosotros, durante estos días, hemos querido hablar solo de cine, de cultura, siendo consicientes, en cualquier caso, de que la situación era muy grave y problemática para Catalunya. Pero creo que en el festival, y en su público, caben muchas sensibilidades y no había que crear debates propios de otros lugares, especialmente parlamentos.

J. G.: Los jóvenes actores de 'Stranger things' cancelaron un acto promocional de la serie por temor a la situación en Catalunya.
Á. S.: Entiendo que las imágenes del 1-O, fuera de contexto y en un país dado a cierta paranoia como Estados Unidos, pudieran crear ansiedad a unos niños. El tema de la visita a Sitges estaba cerrado desde hacía mucho tiempo y me extraña, en cambio, que no dijeran ni mu sobre el atentado de la Rambla, que era todavía más aterrador, con 16 personas muertas y comandos terrroristas por Catalunya. 

0 Comentarios
cargando