Premios de la televisión

Emmy 2021: los 6 grandes momentos de la gala

Cedric the Entertainer, Michaela Coel y Jean Smart, antes de la gala de los Emmy

Cedric the Entertainer, Michaela Coel y Jean Smart, antes de la gala de los Emmy / Reuters / Mario Anzuoni - AFP / Rich Fury

5
Se lee en minutos
Julián García
Julián García

Periodista

ver +

Un año después de aquella extraña gala de los Emmy pandémicos, con docenas de conexiones por videoconferencia y sin público en directo, la gran noche de la televisión regresó esta madrugada a una cierta normalidad, con alfombra roja, invitados y premios presenciales. Y una única, y triunfal conexión, con el mundo exterior: un elegante espacio de Londres en el que los responsables de la cuarta temporada de ‘The Crown’ daban rienda a su euforia una y otra vez con su infinita colección de premios, desde el de mejor serie de drama al de mejor actriz para Olivia Colman como reina Isabel.

La gala en sí no fue memorable ni mucho menos, pese a los voluntariosos intentos cómicos de su presentador, el humorista Cedric the Entertainer, o el ritmo frenético impuesto en la entrega de premios, con discursos obligadamente breves. No resulta fácil mantener la tensión a lo largo de más de tres horas en los que se entregaron decenas de premios, pero aun así la gala regaló diversos momentos de alta tensión emocional, la mayoría protagonizados por grandes mujeres como Jean Smart, Debbie Allen o Michaela Coel. Repasamos aquí alguno de esos hitos de esta nueva celebración del inmenso poder de la televisión.

Homenaje a la tele en el número inicial

“¡Son los Emmy, gente!”, gritó el conductor de la gala, Cedric the Entertainer, al finalizar el jubiloso número musical con que se abrió la gran fiesta de los Emmy 2021: una versión-homenaje del tema ‘Just a friend’, del rapero neoyorquino Biz Markle, fallecido en julio pasado a los 57 años, que el humorista recitó entre las mesas de los nominados con la inestimable colaboración de LL Cool J, Lil Dicky, Rita Wilson y Billy Porter, entre otros muchos. ‘TV, you got that I need’ (TV, tienes lo que necesito) rezaba el estribillo de la canción, tan pegadizo como oportuno en un año pandémico en que las series fueron menos evasión que tabla de salvación.  

Mesas muy juntas, demasiado

Aunque el presentador anunció que todo el mundo presente en la gala estaba vacunado -con una broma poco graciosa sobre la diferente eficacia de los preparados de Pfizer, Jansen y Moderna-, daba cierta aprensión la nula distancia entre mesas que había en el superpoblado Event Deck de Los Ángeles, recinto con forma de carpa en el que tuvo lugar la gala con la presencia de 500 invitados. Una circunstancia sobre la que se permitió bromear (o no) Seth Rogen, al entregar el primero de los premios: “A mí me habían dicho que esto iba a ser al aire libre y estamos todos aquí encerrados. ¿Por qué estamos todos debajo de un techo?”. Risas frías, congeladas.

El no-Emmy para Michael K. Williams

Honda, muy honda decepción por el no-Emmy para Michael K. Williams, fallecido el pasado día 7. El carismático Little Omar de ‘The wire’ estaba nominado como mejor actor de reparto en serie dramática por ‘Territorio Lovecraft’ y los pronósticos le apuntaba como gran favorito a título póstumo. Pero el Emmy recayó en Tobias Menzies, el Duque de Edimburgo en la multipremiada cuarta temporada de ‘The Crown’. La actriz Kerry Washington, encargada de entregar el premio, quiso rendir un necesario homenaje a Williams: "Michael era un actor con una talento absoluto. Era un ser humano generoso que nos ha dejado demasiado pronto. Sé que estás aquí porque no te ibas a perder esto. Te queremos".

El premio para Jean Smart

La formidable Jean Smart estaba nominada por partida doble en la noche de los Emmy 2021. No pudo llevarse el premio a mejor actriz de reparto en miniserie por su papel de abuela robaplanos en ‘Mare of Easttown', pero sí lo consiguió por su trabajo en la todavía inédita en España ‘Hacks’, en la que interpreta a una legendaria cómica de Las Vegas. “Se lo dedico a mi marido [Richard Gilliland], que falleció hace seis meses, y dejó de lado su carrera para que yo pudiera aprovechar mis oportunidades”, afirmó la actriz visiblemente emocionada ante su cuarto Emmy. La ovación de la platea fue una de las mayores, y más merecidas, de la noche.

Debbie Allen, fama y esfuerzo

“Tenéis muchos sueños, buscáis la fama. Pero la fama cuesta. Pues aquí es donde vais a empezar a pagar, con sudor”. Si peinan canas, o ya ni eso, recordarán la frase, que repetía semana tras semana la exigente profesora de danza Lydia Grant en la serie genuinamente ochentera ‘Fama’. A Grant la interpretaba la coreógrafa, actriz y bailarina Debbie Allen, que subió al estrado para recibir el premio Governors Award a toda una carrera. “Dejemos que este momento resuene entre las mujeres de todo el mundo y de este país, desde Texas hasta Afganistán”, afirmó la artista con sentida rotundidad, llevándose otra estruendosa salva de aplausos.

Michaela Coel, reina de la noche

“Michaela Coel, la reina de los Emmy (digan lo que digan los Emmy)”, escribía el domingo Juan Manuel Freire en las páginas de este diario. Y no le faltaba razón, pues aunque la artista británica solo acabó conquistando el premio al mejor guion de los cuatro a los que optaba por ‘Podria destruirte’, su fabulosa autoficción sobre el consentimiento sexual, la rotundidad de su discurso dejó sin habla a la audiencia. “Dedico este premio a cada superviviente de agresión sexual”, afirmó Coel tras haber recibido el premio de un siempre imponente Patrick Stewart, que la recibió en el estrado con una reverencia.

Noticias relacionadas