Ir a contenido

Saint George en Broadway

Markus Dohle, director general del grupo Penguim Random House, participó ayer en un encuentro, como prólogo a la fiesta

El CEO se mostró optimista respecto al futuro del libro

ELENA HEVIA / BARCELONA

Markus Dohle, en el edificio Mobile World Center. 

Markus Dohle, en el edificio Mobile World Center.  / JULIO CARBO

Es un máster del universo de la edición. Pese a la carga de tener bajo su responsabilidad 250 sellos con 15.000 títulos al año y una dotación de 10.000 empleados en todo el mundoMarkus Dohle, alemán, 46 años, consejero delegado internacional del grupo Penguim Random House, hace gala de un relajado sentido del humor en sus exposiciones públicas. En la charla dirigida por el periodista Toni Iturbe, organizada por la revista digital 'Librújula' sirvió como antesala a la 'diada' de Sant Jordi, hubo encendidas declaraciones de intenciones, una visión positiva hacia el habitualmente incierto futuro del mundo editorial y, quizá como consecuencia de todo ello, brilló ese consabido humor. El destello de energía positiva que tan bien saben trasmitir los CEO más eficaces.

Más allá de las formas, la noticia es el convencimiento de Dohle de que hay futuro en  el negocio de los libros. "Dentro del sector de la comunicación es el único a  nivel mundial que ha aumentado paulatinamente los ingresos". Que, por ejemplo, en estos momentos en el grupo se barajan cifras de 750 millones de euros  y eso confirma para Dohle "que esta misión es para las futuras generaciones". Y un consejo para los que en este momento se están planteando su futuro: "Jóvenes, si creéis que vuestro porvenir está en el mundo de los medios, no lo dudéis, apostar por la edición de libros".

Dohle, que lidera el grupo más poderoso en el ámbito internacional y el segundo, después de Planeta en España, después de la adquisición hace dos años de Santillana Ediciones Generales con Alfaguara, no es por supuesto ningún irresponsable. Sus cifras y resultados globales son muy buenas. España es otra cosa. Bueno, España 'is different'. "Aquí y en Hispanoamérica tenemos el problema de la piratería y creo que eso tiene que ver con una determinada cultura que hay que cambiar. Así que, evidentemente hay mucho que hacer y lo debe hacer el gobierno, sea este el que sea".

GRANDE AUPADO POR LOS PEQUEÑOS

Sabe bien de lo que habla. Ha visto crecer el negocio desde que a los 39 años fue nombrado consejero delegado de Random House, procedente de Bertelsmann, la semilla alemana de un imperio, que desde entonces no ha hecho otra cosa que sumar fusiones. Su estrategia confesa pasa por hacerse más fuerte a base de reunir pequeños sellos. "Es importante preservarlos en su pequeñez para que no perjudicar su parte creativa. Mantener abiertas las grandes avenidas pero sin intervenir en la idiosincrasia de los sellos".

Y naturalmente buena parte de la conversación la ocupó la transformación digital del sector. ¿Su modelo? El mercado norteamericano cuya compra de libros 'on line' se cifra en un 50%. Ese porcentaje, muy lejano en España, supone un acicate para ampliar la cuota de mercado. "Hoy en día con los dispositivos móviles se puede acceder a un libro en cualquier momento, eso nos obliga a crear nuevas estrategias sin olvidar que los libreros siguen siendo claves".

Finalmente, puesto en la tesitura de explicar un sueño, Dohle, hábil estratega, no duda: "Nuestra casa madre está en Broadway. Me gustaría ver un día de Sant Jordi, o de Sant George, los 15 kilómetros de esa calle jalonadas de puestos de libros en honor del aniversario de Shakespeare. ¡Sería fantástico!"

0 Comentarios
cargando