19 sep 2020

Ir a contenido

COLECTIVO VULNERABLE

Sant Boi se suma a las propuestas de la DIBA para dar una respuesta conjunta y unitaria a Endesa

Otros consistorios del Baix Llobregat, como Gavà o Esplugues, también han mostrado su apoyo a la iniciativa

El Periódico

Fachada de la sede de la Diputación de Barcelona, en la Rambla de Catalunya

Fachada de la sede de la Diputación de Barcelona, en la Rambla de Catalunya / JOSEP GARCIA

El consistorio de Sant Boi de Llobregat ha decidido sumarse a la iniciativa que promueve la Diputación de Barcelona (DIBA) para “dar una respuesta conjunta y unitaria a Endesa”. La iniciativa llega después de la reclamación de Endesa a cerca de 250 ayuntamientos catalanes con  familias en situación de pobreza energética, “a las que la compañía dejaría sin servicio en caso de que los consistorios no abonaran el 50% de la suma de las facturas impagadas” antes del 1 de octubre.

La alcaldesa de la ciudad, Lluïsa Moret, que actualmente también ocupa el cargo de presidenta delegada del Área de Cohesión Social, Ciudadanía y Bienestar de la DIBA, “es una de las impulsoras de este primer espacio de análisis y coordinación institucional con los ayuntamientos afectados”, afirman desde el consistorio.

Moret declaró, en la rueda de prensa organizada por la presidenta de la Diputación de Barcelona, ​​Núria Marín, que "hay que articular un frente común desde el mundo municipalista para dar una respuesta coordinada" y reiteró la necesidad de que "Endesa retire la amenaza hacia los ayuntamientos" para conseguir firmar un acuerdo con la compañía que se ajuste a la Ley catalana de Pobreza Energética.

Las administraciones buscan negociar convenios que estipulen cómo pagar las deudas acumuladas y las futuras facturas, pero ni la DIBA ni la Generalitat han propuesto el porcentaje perteneciente a cada parte.

Amparo en la ley catalana de Pobreza Energética

El pasado mes de agosto, el Ayuntamiento de Sant Boi recibió un comunicado de Endesa, en el que reclamaba el abono del 50% de la deuda generada por las familias en condición de vulnerabilidad, que actualmente se encuentran amparadas por la Ley de Pobreza Energética 24/2015 aprobada por el Parlament de Catalunya.

La ciudad forma parte de un conjunto de 250 municipios catalanes afectados por el comunicado de la empresa energética que, además, “informa que cortará los suministros a los hogares afectados el próximo 1 de octubre en caso de que no se haga efectivo el pago demandado. En Sant Boi, más de 500 familias se verían afectadas”, explican desde el consistorio.

Más apoyos en el Baix Llobregat

Tras la reunión en la DIBA, otras alcaldesas de municipios llobregatenses también mostraron su apoyo a la línea propuesta por Marín. Es el caso de Esplugues y Gavà, cuyas alcaldesas reivindicaron su apoyo vía redes sociales.

La alcaldesa de Esplugues, Pilar Díaz, declaró que “Esplugues el año pasado -y los anteriores- invirtió miles de euros para impedir que se cortara la luz a familias vulnerables. Y seguiremos trabajando para impedir la pobreza energética”. Díaz también recalcó  que no estaba dispuesta a aceptar “ultimátums”.

Por su parte, Raquel Sanchez, alcaldesa de Gavà explicó que estaban buscando una “acción institucional conjunta” para dar respuesta a las reclamaciones de Endesa en relación a la pobreza energética y “garantizar a los ciudadanos una necesidad básica”.

Más noticias de Sant BoiEsplugues y Gavà  en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA