Sanidad pública

El Hospital del Mar impulsa la uci 'pet-friendly': "Los perros disminuyen el estrés de los enfermos"

Perros que sanan a niños con problemas de salud mental: "Reducen las crisis hasta tres veces"

El día en que Paco vio el mar tras 52 días en la uci por covid: "Reconecté con la vida"

Programa de mejora del estado de los ingresados en la UCI en el Hospital del Mar con acompañamiento de perros de terapia

Beatriz Pérez

Beatriz Pérez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Vida pega un brinco a la cama de Francisco, que está ingresado desde el martes por la mañana en la unidad de cuidados intensivos (uci) del Hospital del Mar (Barcelona). Al hombre, ya mayor, le han puesto un marcapasos. No es una intervención cualquiera, pero se encuentra ya consciente y bien. Vida es una perra pastor de los Pirineos, de color negro. Francisco la acaricia con ternura. "Me gustan los perros, mi nieta tiene uno", comenta.

Los médicos defienden que cada vez hay más evidencias de que las terapias con animales mejoran el estado anímico de los enfermos

Vida, igual que Lu (una galga), es una perra de terapia de la Fundación Affinity, entidad que participa desde los años 90 en tratamientos con animales para enfermos. Pero es la primera vez que los perros de Affinity entran en una uci. A su vez, el Hospital del Mar se ha convertido en uno de los primeros hospitales españoles en dejar entrar a los canes en la unidad donde se encuentran los enfermos más graves. Y el motivo no es otro que médico. "Pensamos que los perros disminuyen el estrés y la desconfianza de los pacientes. Esto es algo que ya se hace en ucis pediátricas y otras ucis de adultos en el extranjero", señala el jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Mar, Joan Ramon Masclans.

Esta iniciativa forma parte del proceso de "humanización" de la uci que este hospital barcelonés arrancó años atrás. "Queremos una uci 'pet-friendly'", dice Masclans. Esta unidad ya permitía la entrada de los perros de algunos de sus pacientes que, por supuesto, deben contar con la pauta de vacunación, estar desparasitados y limpios. La novedad es que ahora entrarán también perros de terapia. Es decir: que el Mar incluye a estos animales como parte de la recuperación del paciente.

El Hospital del Mar es uno de los primeros hospitales españoles en dejar entrar a los canes en las ucis

El objetivo del centro es, además, desarrollar un estudio (que llevarán a cabo junto a la Fundació Affinity) para demostrar los beneficios de los canes como recurso terapéutico en la uci. Para ello se recogerán muestras de saliva de los pacientes antes y después de la interacción de los perros, a través de las cuales se analizarán determinados metabolitos, que funcionan como indicadores del nivel de estrés y bienestar del enfermo.

Otros estudios ya han demostrado el beneficio de los perros en aspectos como la salud mental de los pacientes. Por eso no es tan raro ver a estos animales en centros sanitarios: en Barcelona, el hospital de día de salud mental de niños y adolescentes del Clínic ya permite la entrada de perros y sus sanitarios han visto cómo los menores tienen menos crisis el día de la semana que reciben una visita canina.

"Apoyo emocional"

Esta intervención con perros de terapia en la uci del Mar constará de 72 sesiones: dos sesiones semanales de entre 15 y 20 minutos por paciente. Forma parte de un programa de "apoyo emocional" al enfermo. "El objetivo es reducir emociones negativas como la angustia mediante la interacción del paciente con los perros: tocándoles, dándoles de comer. Sabemos que los programas de terapia asistida son útiles", cuenta por su parte Jaume Fatjó, director de la Càtedra Fundación Affinity Animals i Salut del departamento de Psiquiatría de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

"Buscamos mejorar la experiencia del paciente dentro de la uci. Tener una experiencia más agradable repercute en la recuperación", asegura Maribel Vila, responsable de terapias de la Fundación Affinity. Los perros (que son especímenes entrenados para este tipo de actividades) suben a la cama de los pacientes, quienes, por ejemplo, los peinan. "A veces [los enfermos] no tienen fuerza para tocarles. Aun así, con solo estar los animales les dan calma", añade Vila. Esta profesional también destaca que cada vez más los perros son valorados como un "recurso terapéutico". "Hay mucho contacto físico, mucho beso, entre pacientes y perros".

Humanización de la uci

La uci del Hospital del Mar es pionera en aplicar un programa de humanización integral de los cuidados a las personas ingresadas con el objetivo de mejorar su tratamiento y evolución. Los pacientes realizan salidas terapéuticas para ver el mar en compañía de familiares y amigos (fueron muy populares las producidas en el contexto del covid-19). El centro también utiliza la tecnología de realidad virtual para mejorar su estado de ánimo y ayudar a los ejercicios de recuperación física. Además dispone de un programa de musicoterapia destinado a ayudar en la evolución de los pacientes con diagnóstico de delirio. A su vez, el Mar avanza para recuperar la posibilidad de que los enfermos estén en todo momento acompañados por sus familiares y que estos puedan colaborar en los cuidados que se les hacen.