La sanidad pública española

La inteligencia artificial hará los cribados de cáncer de pulmón ante la falta de radiólogos

España cribará a partir de junio el cáncer de pulmón en fumadores y exfumadores

¿A qué grupo de población se le hará cribados para detectar el cáncer de pulmón a partir de junio?

La IA asumirá la primera lectura de los 50.000 TAC extra que se harán al año para detectar esta enfermedad y un especialista los revisará después

archivo imagen archivo tac

archivo imagen archivo tac / El Periódico

Beatriz Pérez

Beatriz Pérez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El dispositivo de lectura de los TAC de cribado de cáncer de pulmón que, a partir de junio, realizarán 38 hospitales españoles (nueve de ellos, en Catalunya) se hará con la inteligencia artificial (IA), según ha podido saber EL PERIÓDICO. La IA hará una primera lectura de la imagen y, después, un radiólogo (el especialista que interpreta estas imágenes) revisará los resultados en una segunda lectura. Estos cribados supondrán unos 50.000 TAC más al año en toda España, pero faltan radiólogos, como reconoce la Societat Catalana de Radiologia, "entre un 10% y un 15% de cada plantilla" de hospital. Con la IA, bastará un solo radiólogo, en vez de dos, para leer cada TAC.

El próximo mes arrancará en el sistema público de salud una prueba piloto del proyecto nacional Cassandra (Cancer Screening, Smoking Cessation and Respiratory Assessment), un programa multidisciplinar promovido por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), destinado a detectar precozmente el cáncer de pulmón en personas de entre 50 y 75 años que sean fumadoras o hayan dejado de fumar, como máximo, en los últimos 15 años. 

Esta prueba piloto, que se desarrollará a lo largo de los próximos cinco años, aspira a formar parte de la cartera de salud en 2028 para disminuir la mortalidad de un cáncer que cada año, en España, se cobra la vida de 30.000 personas. "Estos cribados representan un montón de TAC más y faltan radiólogos", señala Marcelo Sánchez, radiólogo del Hospital Clínic. La IA ya está presente en la sanidad pública. Un ejemplo (entre muchos): el Hospital Parc Taulí de Sabadell la utiliza para gestionar sus Urgencias.

Falsos positivos

La IA no supone un peligro para la buena interpretación de estas pruebas diagnósticas. Hospitales como el Clínic ya la utilizan en otros cribados, como el de mama. "La forma clásica era la doble lectura radiológica [dos lecturas de un radiólogo diferente], pero hace tiempo que la primera lectura la hace la IA y la segunda un radiólogo", dice Sánchez. Esto es lo que se hará ahora en los cribados de cáncer de pulmón.

Según este médico, la IA "funciona muy bien", aunque no "de manera perfecta". Así, no está aprobada para actuar de manera aislada y autónoma, sino que siempre debe contar con la revisión de un profesional médico. Pero en ciertos aspectos puede ser muy útil. "Es más rápida, aunque no necesariamente más precisa. Por ejemplo, normalmente da falsos positivos, por eso siempre hay que revisar. Pero es verdad que la IA es muy constante en sus evaluaciones", dice Sánchez.

El proyecto Cassandra incluirá la detección no solo del cáncer de pulmón vinculado al tabaco (por eso solo se harán estos TAC en fumadores y exfumadores), sino también otras enfermedades, como las calcificaciones coronarias o los enfisemas pulmonares. El uso de la IA en cribados de pulmón es "algo nuevo". Pero ya se ha utilizado la inteligencia artificial para valorar TAC históricos y ha demostrado que "funciona muy bien". "Ahora lo utilizaremos por eso, por los muchos TAC que habrá que leer y por la falta de radiólogos", dice Sánchez.

Un 'software' para todos

El proyecto Cassandra, que impulsará los cribados de cáncer de pulmón en España, está homogeneizando un 'software' para los 38 hospitales que harán estás pruebas. Este 'software' es el que incluirá un sistema de inteligencia artificial para una lectura de la imagen. "Esto ahorrará muchísimo tiempo en comparación con la lectura que puede hacer un radiólogo", dice Juan Carlos Trujillo, coordinador del proyecto Cassandra y jefe clínico del Servicio de Cirugía Torácica del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona).

Trujillo cree que, en un futuro, los cribados de cualquier enfermedad pasarán por la IA, que tiene una tasa de error "bajísima". "Creo que puede ser beneficiosa a la hora de ver cosas", comenta Trujillo.

El cribado de cáncer de pulmón se hará a personas de entre 50 y 75 años y en función de un número de cigarrillos. Estos cigarros se calculan según el índice de paquetes de cigarrillos anuales (IPA): el número de cigarrillos por día multiplicado por el número de años fumando dividido por 20. Si el resultado es 20 o más, debe hacerse el cribado. En el caso de los exfumadores, se cribará a aquellos que lleven un 15 años o menos sin fumar y el índice IPA sea 20 o más.