Sanidad pública

Hito médico: Vall d'Hebron realiza el primer trasplante pulmonar robótico del mundo

El hospital explora con éxito una técnica mínimamente invasiva que evita la apertura de tórax de lado a lado como se hacía hasta ahora y que cambia radicalmente el postoperatorio de los pacientes

Beatriz Pérez

Beatriz Pérez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Hablar de trasplantes en España es hablar del Hospital Vall d'Hebron (Barcelona). Año tras año, este centro sanitario público, el más grande de Catalunya, es el que más intervenciones de este tipo realiza, colocando a España y, en concreto a Catalunya, en líder de trasplantes a escala mundial. Pero ahora Vall d'Hebron ha dado un paso más en la historia de la medicina y ha realizado el primer trasplante de pulmón completamente robótico del mundo. Ocurrió el pasado febrero y el paciente se encuentra bien y ya está dado de alta. Vall d'Hebron ha realizado este lunes una rueda de prensa, en la que ha estado presente el 'conseller' de Salut, Manel Balcells, para presentar esta operación pionera y compartir el conocimiento con el resto de centros sanitarios.

Vall d'Hebron realiza el primer trasplante de pulmón robótico del mundo

"Desde Catalunya, como sistema público de salud, contribuimos a las mejoras en las prácticas clínicas mundiales que mejoran el bienestar de los pacientes", ha destacado Balcells, quien ha recordado que "Vall d'Hebron es el centro de referencia de 10 millones de personas para el trasplante pulmonar: Catalunya, Aragón y Baleares".

El principal beneficio de esta nueva técnica es que el paciente ya no tiene dolor: si en el trasplante de pulmón tradicional hay que separar las costillas y abrir el tórax de lado a lado (hasta ahora era la única opción disponible, con un postoperatorio muy doloroso), la cirugía con un robot Da Vinci (mínimamente invasiva) ha permitido realizar pequeñas incisiones de pocos centímetros. "En todo momento el dolor ha sido cero", certifica Xavier, de 65 años, el primer paciente del mundo en recibir un trasplante pulmonar con un robot. "Políticos: inviertan en la sanidad pública y en esta máquina para que pueda hacerse esto en toda España", pide. Sufría una fibrosis pulmonar.

Vall d'Hebron trasplante el primer pulmón robótico del mundo

Imagen del trasplante pulmonar con un robot Da Vinci en Vall d'Hebron. / Vall d'Hebron

Pero, además (y aquí radica el otro hito), Vall d'Hebron ha conseguido con esta técnica crear un nuevo acceso por donde sacar los pulmones enfermos e introducir los nuevos. Concretamente, la nueva vía de acceso se ha hecho en la parte inferior del esternón, mediante una incisión de ocho centímetros, justo por encima del diafragma. Así, por primera vez no ha sido necesario hacer una gran apertura del tórax y por eso el paciente no ha sufrido tanto dolor.

Tres décadas de trasplantes

Vall d'Hebron lleva más de 30 años haciendo trasplantes de pulmón. Hay muy pocos centros en España que hagan este tipo de intervenciones. "Históricamente somos el centro que hace más trasplantes de pulmón en España y uno de los que más en el mundo", explica a este diario Alberto Jauregui, jefe de Servicio de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar de Vall d'Hebron. "Aunque hace tiempo que incorporamos técnicas menos invasivas para operar el cáncer de pulmón, en el caso del trasplante de este órgano no ha habido muchas evoluciones", señala.

En el tradicional trasplante de pulmón, los médicos abren el tórax del paciente "de lado a lado", generando una herida de hasta 30 centímetros. "Es como si abriéramos el capó de un coche", precisa Jauregui. "Esto es algo que nos permite una visibilidad muy buena de todas las estructuras anatómicas, pero luego la cicatrización de estos pacientes es muy delicada, algo que se suma al hecho de que ya son pacientes que llegan muy débiles al trasplante y que se quedan más débiles después por toda la medicación que les damos, la cual les baja muchísimo las defensas".

Vall d'Hebron trasplante el primer pulmón robótico del mundo

Un médico controla los brazos del robot durante el trasplante. / Vall d'Hebron

Nueva técnica

De ahí que hacía tiempo que Vall d'Hebron buscaba técnicas menos invasivas para trasplantar el pulmón. "Pero siempre nos encontrábamos con el mismo problema: no sabíamos por dónde sacar el pulmón enfermo y meter el nuevo". Sin embargo, un cirujano, Íñigo Royo, tuvo la idea de explorar una vía de acceso que se utiliza para operar el cáncer de pulmón y el timo (un órgano pequeño ubicado en la parte superior del pecho, bajo el esternón): la cirugía subxifoide. "Se trata de una herida que cierra con facilidad, mucho más segura y que en este primer paciente prácticamente no ha producido dolor. Se trata de un hito histórico que creemos que mejorará la vida de miles de pacientes", añade este cirujano.

La xifoide es una pequeña extensión cartilaginosa de la parte inferior del esternón. Así, los cirujanos realizaron manualmente una incisión de ocho centímetros en la piel por debajo de la xifoide y por encima del diafragma, y en el agujero abierto colocaron un separador de partes blandas, un sencillo utensilio de plástico que permite mantener la incisión abierta y limpia durante la operación para sacar y meter los pulmones. La piel es muy elástica, con lo que los ocho centímetros son suficientes para que pasen los pulmones, a diferencia de la incisión entre dos costillas habitual en los trasplantes, que no es elástica.

Vall d'Hebron trasplante el primer pulmón robótico del mundo

Imagen de la operación. / Vall d'Hebron

100% robótico

A partir de este momento, la operación fue 100% robótica y se realizó introduciendo los cuatro brazos del robot Da Vinci en cuatro pequeños orificios en diferentes partes del tórax. Este robot permite una gran precisión, ya que ofrece una amplia visibilidad y mayor grado de libertad en los movimientos. La introducción de un robot en el trasplante pulmonar ya tenía un precedente, aunque menos ambicioso, en el Hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles (EEUU). El año pasado, este centro utilizó por primera vez la cirugía robótica en una parte del trasplante de pulmón en el momento de suturar el pulmón nuevo en la vía aérea y en los grandes vasos del receptor, pero el resto de la operación fue tradicional y la introducción del pulmón se hizo, como siempre, entre las costillas.

"Me han ahorrado dolor y sufrimiento"

Antes de realizar esta técnica, el equipo médico estuvo durante meses haciendo simulaciones. Después, seleccionaron a los pacientes de su lista de espera que fueran candidatos. En febrero, apareció un donante adecuado para un paciente que tenía fibrosis pulmonar. Era Xavier. Tras la operación, permaneció un mes y medio ingresado. Le dieron el alta la semana pasada. Asegura encontrarse bien. Pasea, hace ejercicio y trata de recuperar masa muscular porque estuvo semanas con un coma inducido.

"Me han ahorrado mucho dolor y sufrimiento. Los trasplantes de pulmón son muy traumáticos, pero yo no he tenido nada de dolor", dice, agradecido, este electricista industrial jubilado. No le interesan los medios de comunicación y dice no sentir absolutamente nada especial por formar parte de un hito médico. El único motivo por el que hoy ha estado en esta rueda de prensa, asegura, es para agradecer a los médicos y la sanidad pública lo que han hecho por él.