El invierno en los centros sanitarios

La bronquiolitis en niños empieza a remitir y los hospitales se preparan ya para la gripe en adultos

Vall d'Hebron lleva dos días con una tendencia "hacia abajo" en las infecciones respiratorias en menores, pero acaba de poner en marcha su plan de invierno para los mayores

Las urgencias pediátricas de Sant Joan de Déu, la semana pasada.

Las urgencias pediátricas de Sant Joan de Déu, la semana pasada. / Zowy Voeten

2
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

La ola de bronquiolitis en niños (especialmente en los menores de un año) ha alcanzado su pico, que se preveía para el 29 de noviembre, y ha comenzado una tendencia "hacia abajo" en Catalunya. Hospitales como Vall d'Hebron (Barcelona) y Sant Joan de Déu (Esplugues de Llobregat) ya lo están notando, aunque la bajada es "lenta" y sigue habiendo "mucha intensidad" de trabajo.

"Realmente llevamos un par de días en que ya hay un poquito de desaceleración y el pico ha empezado a hacer meseta", asegura María José Abadías, subdirectora asistencial de Vall d'Hebron. La tendencia, dice, es "hacia abajo", en general, en todas las infecciones respiratorias de niños. Pero en concreto en la bronquiolitis, que en las últimas semanas saturó las urgencias y ucis pediátricas de los hospitales catalanes.

Los centros sanitarios, no obstante, siguen llenos. Todavía no han comenzado a vaciarse. Pero, desde hace dos días, el balance "es positivo". "Damos ya más altas que ingresos en planta hospitalaria. Y la presión en la uci pediátrica se ha estabilizado un poquito", señala Abadías.

"Nosotros estamos empezando a bajar un poco. Pero llevamos tanto tiempo tensando la cuerda, que con muy poco se desborda", señala la enfermera de Sant Joan de Déu Lluïsa Claramunt. La ola de bronquiolitis, dice, empezó a bajar a "principios de semana". "Pero seguimos teniendo mucho trabajo, sigue estando todo saturado", añade Claramunt.

Ola de más intensidad

La epidemia de bronquiolitis pediátrica de este año ha sido mucho más fuerte que la de los años precovid. Los médicos lo atribuyen a que los niños más pequeños no estaban inmunizados porque en los últimos dos años apenas circularon otros virus respiratorios que no fueran el covid.

"La pendiente [de la bronquiolitis en niños] ha sido similar a la de la primera ola covid. Ha sido recta, de una verticalidad extrema", explica Abadías. De hecho, si el pico antes del covid-19 era de unos 1.200 casos diarios en Catalunya, esta vez ha llegado a "doblarse".

Esto llevó a hospitales como Vall d'Hebron a "reorganizar" su plan de contingencia "más clásico". Las urgencias pediátricas del centro siguen "con mucho trabajo" por esta enfermedad, pero los médicos esperan que la cosa se tranquilice a partir de la próxima semana, cuando los niños estarán de puente y no irán al colegio, lo cual reducirá los contagios.

Adiós a la bronquiolitis, hola a la gripe

Y, entonces, aparecerá la gripe en adultos. "Suele empezar tres semanas después de la bronquiolitis pediátrica. Nosotros hoy hemos iniciado formalmente nuestro plan de invierno en adultos", señala Abadías. Este plan consiste en un dispositivo de refuerzo en las urgencias (con más personal) y la apertura de la primera y segunda planta del edificio Garbí, desde este 1 de diciembre, para pacientes con infecciones respiratorias no covid.

Noticias relacionadas

De momento ni la gripe ni el covid-19 en adultos están teniendo mucha "repercusión" a nivel cínico ni en los recursos de Vall d'Hebron. Pero la previsión es que haya "más gripe" que el año pasado, si bien los adultos tienen "más memoria inmunológica" que los niños. "Esperamos un ramillete de más gripe y más covid", valora Abadías.

El covid-19, ahora mismo, se comporta en la mayoría de las personas como "un catarro". Pero las personas vulnerables y en especial las inmunodeprimidas sí están en riesgo de contraer una enfermedad grave. "Hay que extremar mucho las precauciones. Mascarilla e higiene de manos", concluye Abadías.