Consejos

Diez trucos para reducir los riesgos para la salud si cuelgas la ropa dentro de casa

Tender la colada dentro del piso aumenta la humedad y fomenta el crecimiento de moho y la liberación de esporas, que pueden provocar infecciones respiratorias

Diez trucos para reducir los riesgos para la salud si cuelgas la ropa dentro de casa
3
Se lee en minutos
R. G.

Inmersos en pleno invierno, el frío y la humedad de la lluvia nos acompañan en nuestro día a día y hacen que algunas tareas se vuelvan más complicadas de lo habitual. Además de obligarnos a llevar siempre cerca el paraguas y a abrigarnos para protegernos de la lluvia y las bajas temperaturas, trabajos como secar la ropa se vuelven arduo complicados. En algunos lugares de la geografía española, casi imposible.

Ante la imposibilidad de poder colgar nuestras prendas húmedas en el exterior, muchas personas optan por colocarlas sobre los radiadores de la casa o directamente en un tendedero en cualquier espacio. Estas acciones suele verse como una gran estrategia para tener la ropa seca de forma rápida y sin inconvenientes o peligros. Pero, ¿realmente es así?

Tal y como advierte un estudio realizado por el Instituto de Investigación de Arquitectura Ambiental Mackintosh de Glasgow (Escocia), colgar la ropa dentro de nuestro hogar aumenta de forma trascendental los niveles de humedad, fomentando así el crecimiento de moho y la liberación de esporas, unos cuerpos microscópicos que empeoran o provocan infecciones respiratorias como el asma o la rinitis. 

Una de las investigadoras, Rosalie Menon, señaló que la población, en general, no es consciente de cuánta humedad libera la ropa tras salir de la lavadora. "Al visitar los hogares encontramos que estaban secando sus prendas en el salón o en sus habitaciones", afirmó Menon. Y es que una ropa recién sacada de la lavadora contiene casi dos litros de agua que se liberan en el ambiente.

Noticias relacionadas

Ante esta situación, el estudio apuntó la necesidad de realizar un replanteamiento del espacio doméstico, que sería conveniente tenerlo en consideración de cara a futuras construcciones de vivienda. Así, se debería reservar un espacio para secar la ropa en los meses fríos o de lluvia.

Consejos para secar la ropa dentro de casa

Como de momento, muchos ciudadanos no tienen la posibilidad de modificar la estructura de su casa, los expertos recomiendan adquirir una secadora para solucionar este problema tan frecuente, sobre todo, en las zonas del norte de España. Pero, si no tienes espacio o no puedes permitirte otro electrodoméstico más, apuntamos algunos consejos para minimizar los efectos nocivos que produce colgar la ropa en el interior de nuestro hogar.

  1. Tiende la ropa en una estancia amplia y con la mayor ventilación posible.

  2. Evita poner el tendero portátil cerca de las paredes para que no se vean afectadas por el moho.

  3. Si es posible, tiende la ropa en la cocina o en el baño, pues el revestimiento de estas paredes suele ser de un material más fácil de limpiar y que evita absorciones.

  4. Elige los días que no estés en casa o pases menos horas para colgar la ropa.

  5. Utiliza siempre el ciclo de centrifugado de la lavadora para que la ropa salga ya de la lavadora menos mojada. Puedes hacer un doble centrifugado o emplear el ciclo prolongado.

  6. Cuelga la ropa con bastante espacio entre ella para que se seque más rápido, aunque esto implique poner más veces la lavadora.

  7. Tiende la ropa en ganchos y abre una ventana cercana; tiende la ropa al aire libre lo antes posible.

  8. Antes de colgar las prendas, sacúdelas enérgicamente para eliminar el exceso de humedad y evitar algunas arrugas, especialmente en las camisetas y camisas.

  9. Compra un deshumidificador para que el proceso de secado de ropa se acelere.

  10. Cuando se haya acabado el secado, no cierres la ventana al instante. Es importante continuar aireando y ventilando la estancia para eliminar la humedad generada.