Incidencia disparada

La sexta ola bate el récord de ingresos hospitalarios de niños con covid en Catalunya

En todo el territorio ingresaron ayer 17 menores de 0 a 9 años, según Salut, la cifra más elevada de la pandemia

Los médicos temen que algunos desarrollen un síndrome inflamatorio multisistémico en las próximas semanas

Un niño con cáncer en la ’planta covid’ del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona), este jueves.

Un niño con cáncer en la ’planta covid’ del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona), este jueves. / Robert Ramos

5
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

La sexta ola del covid-19, que está batiendo los récords de contagios de toda la pandemia, está también alcanzando las mayores ratios de ingresos pediátricos. Son casos mayoritariamente leves y relacionados con el hecho de que la incidencia del virus está más disparada que nunca, ya que la variante ómicron no afecta más a los menores que a los adultos. En países como Reino Unido o EEUU los ingresos hospitalarios de niños con covid-19 están subiendo como nunca antes a lo largo de estos dos años de pandemia. Y ocurre también en algunos hospitales catalanes como Sant Joan de Déu (Esplugues de Llobregat). En toda Catalunya había, a 11 de enero y según cifras de la Conselleria de Salut, 17 niños de entre 0 y 9 años ingresados por covid, la cifra más elevada de todas las olas. Este jueves, bajaron a 11.

"Tenemos más niños ingresados por coronavirus, el doble o el triple que en otras olas. Pero no tienen una patología grave, sino leve", señala el Jefe de Pediatría del Hospital Sant Joan de Déu, Juanjo García. Si habitualmente en este centro recibía entre 5 o 10 niños con covid al día, ahora llegan 40 o 50. La mayoría de ellos no ingresan. De hecho, en esta ola, Sant Joan de Déu tiene, de media, a unos 12 o 15 menores ingresados, "ninguno de ellos en la uci", matiza García. Son cifras bajas, pero mayores, no obstante, que las de olas anteriores.

Se trata de pequeños con "enfermedades de base" que, al contagiarse de covid-19, se "descompensan" y por eso los médicos deciden ingresarlos. "Por ejemplo, algunos son niños con problemas oncológicos que hacen cuadros febriles y que prefieres tener controlados porque no sabes si [la fiebre] es por el cáncer o por el covid", añade este pediatra. Este tipo de paciente representa la mitad del bloque de los niños ingresados por coronavirus en Sant Joan de Déu.

Muchos son niños con "enfermedades de base" que, al contagiarse, se "descompensan" y por eso acaban ingresados

La otra mitad, prosigue García, la conforman los menores que tienen cualquier otra enfermedad (por ejemplo, apendicitis) y se les detecta el covid una vez están en el hospital al realizárseles una PCR rutinaria. También los bebés recién nacidos contagiados por el padre o la madre ("debido a su corta edad, preferimos tenerlos ingresados", precisa García) y los niños con una patología respiratoria (como neumonía o bronquitis) derivada del covid-19, pero que "habitualmente es leve".

Síndrome inflamatorio multisistémico

A los médicos les preocupa sobre todo que algunos de estos niños acaben desarrollando, en las próximas semanas, el síndrome inflamatorio multisistémico, una afección en la que diferentes partes del cuerpo pueden inflamarse (entre ellas el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro, la piel, los ojos o los órganos gastrointestinales) y que sufrieron otros menores en oleadas anteriores.

"Sí que estamos viendo un incremento de casos [hospitalizaciones pediátricas por covid], pero a muchos se les detecta el covid al hacerles una PCR rutinaria porque ingresan, por ejemplo, por una apendicitis. Es decir, muchas veces la causa del ingreso no es el coronavirus", explica por su parte Toni Soriano, de la Unitat de Patologia Infecciosa i Immunodeficiències de Pediatria del Hospital Vall d'Hebron (Barcelona). Soriano precisa que "se está contagiando más todo el mundo" y, aunque los ingresos de niños han subido ("han pasado de cero a dos o tres), siguen siendo "muy pocos".

En Sant Pau, la positividad de los menores de edad es del 40%, mientras que en octubre era del 13%

Este médico sí reconoce estar "expectante" por ver si esta incidencia "tan elevada" acabará impactando "las próximas semanas". "Nos preocupan no los ingresos por pulmonías, sino los síndromes inflamatorios multisistémicos. Afecta más a los niños que a los adultos, pero se produce entre cuatro y seis semanas después de una infección por SARS-CoV-2", dice Soriano. La incidencia de este cuadro inflamatorio en la población general es de 50 casos por 100.000 habitantes.

La positividad entre los menores de 18 años ha ido 'in crescendo' desde octubre. Aquel mes, el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona), por ejemplo, registró una positividad de un 13% entre los menores de edad. La positividad es el indicador que marca el porcentaje de pruebas diagnósticas que dan positivo (la OMS considera que una pandemia está controlada cuando este no supera el 5% entre la población general). A mediados de diciembre, la positividad entre los niños atendidos en Sant Pau era ya del 40%.

Los últimos en vacunarse

"Si aumenta la incidencia, aumenta la hospitalización, pero sigue siendo bastante infrecuente que los niños ingresen por covid", dice Gemma García del Cerro, pediatra de Sant Pau. Los niños se contagian también porque, al ser los últimos en vacunarse, no tienen una tasa de pauta completa tan elevada como otros grupos poblacionales. Además, la vacuna solo está indicada en los mayores de 5 años. García del Cerro insiste, como sus colegas, en que la mayoría de los casos de coronavirus en niños son "leves o asintomáticos".

En EEUU, mil niños ingresaron por covid en hospitales el 5 de enero; en Reino Unido, los menores en hospitales son el doble que en otras olas


El internista y coordinador de la 'planta covid' de Sant Pau, Pere Domingo, pide mirar hacia el Reino Unido y EEUU, donde está habiendo "una gran subida de casos" y "mucha afectación" en menores de 5 años. De hecho, el Gobierno de Estados Unidos pidió el domingo vacunar contra el covid-19 a los niños mayores de cinco años ante el alza de hospitalizaciones de menores de edad por el avance de la variante ómicron. Alrededor de 1.000 menores fueron hospitalizados el 5 de enero en todo el país a consecuencia de la pandemia, una cifra récord, según alertó Rochelle Walensky, directora de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés). En Reino Unido, por su parte, los niños ingresados por covid son el doble que en otras olas, como alertan los epidemiólogos.

Noticias relacionadas

En Sant Pau había este miércoles tres niños ingresados: dos en planta y uno en uci. "Es una cifra pequeña en comparación con los adultos. Pero plantea dos problemas. Uno, que hay todo un reservorio de virus que se está multiplicando y que tiene capacidad de producir nuevas mutaciones. Dos, si el niño es inmunodeprimido, todo se complica", concluye Domingo.