La sexta ola de la pandemia

¿Servirá de verdad el certificado covid para evitar más restricciones?

Los bares, restaurantes, gimnasios y residencias de Catalunya pedirán este documento a partir del lunes. El objetivo: reducir contagios y sortear medidas más duras. Pero encima de la mesa hay dudas sobre su efectividad en un momento de alza epidemiológica

Un restaurante del Poblenou solicitando el certificado covid, este viernes.

Un restaurante del Poblenou solicitando el certificado covid, este viernes. / Ferran Nadeu

5
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

La ampliación del certificado covid-19 tiene por objetivo evitar restricciones más estrictas. Catalunya exigirá este documento para entrar en bares, restaurantes, gimnasios y residencias, en principio, a partir del lunes. Inicialmente tenía que entrar en vigor este viernes, pero el alud de peticiones (en los últimos cuatro días se han descargado 707.000 certificados desde La Meva Salut) ha colapsado la web y ha empujado al Govern a posponer la aplicación de la medida de manera temporal al menos hasta el inicio de la próxima semana.

El objetivo es llegar al Puente de la Constitución con una medida que, de alguna manera, reduzca el riesgo de contagio en esos espacios en que es más probable infectarse, teniendo en cuenta además que todos los indicadores epidemiológicos están al alza. La efectividad del certificado covid, que hasta ahora solo se pedía en discotecas, marcará el rumbo de las futuras medidas que se adopten (o no) de cara a la Navidad. Todas las personas consultadas por este diario descartan otro confinamiento domiciliario (como el que vive, por ejemplo, Austria), pero sí coinciden al considerar que, de no ser suficiente esta medida, es probable que haya que volver a reducir aforos, limitar horarios o volver al trabajo telemático.

El objetivo es llegar al Puente de la Constitución con una medida que reduzca el riesgo de contagio en espacios donde es más probable infectarse

"El objetivo es intentar reducir el riesgo de contagio en los ambientes donde es más posible contagiarse y donde pueda haber supercontagios. Las personas vacunadas pueden transmitir, pero su riesgo es más bajo", valora el Jefe de Medicina Preventiva del Hospital Clínic, Antoni Trilla. Aquellos que no dispongan de un certificado covid porque no están vacunados deberán presentar una prueba diagnóstica negativa o un documento que acredite haber pasado la enfermedad recientemente. "En estos ambientes [bares, restaurantes, gimnasios y residencias] el riesgo es más alto porque están cerrados y nos quitamos la mascarilla", añade el epidemiólogo. "Y, si esto no funciona, habrá que mirar otras cosas. Habría que restringir: menos horarios, menos capacidad".

"Adecuada y proporcional"

Para él, la ampliación del certificado covid es una "medida proporcional y adecuada para reducir los contagios". "Puede salir bien y vale la pena intentarlo. Se aplica en muchos países de Europa y lo recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS)", destaca Trilla, quien ve "difícil" que España llegue a restricciones muy duras teniendo tan elevado porcentaje vacunal: el 89% de los mayores de 12 años tienen la doble pauta (el 84% en Catalunya).

Sin embargo, otros expertos dudan de que el certificado vaya a servir para frenar el rápido ritmo de contagios que ya vive Catalunya, territorio que registró más de 1.200 en las últimas 24 horas. "No sé si será suficiente. No nos da garantías de que pararemos esto. La referencia podría ser Dinamarca. Tienen un nivel de vacunación muy alto, tomaron esta medida el 12 de noviembre y hemos observado que, aunque sí ha frenado el crecimiento, los contagios siguen subiendo más lento", explica por su parte Daniel López-Codina, investigador del Grupo de Biología Computacional y Sistemas Complejos (Biocomsc) de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC).

Esta medida logró ralentizar los contagios en Dinamarca, pero no paró el crecimiento

López-Codina advierte de que, aunque la incidencia del coronavirus en España no es tan alta como la de otros países europeos, la presión en los hospitales y ucis catalanes está "creciendo rápido". "Y, al menos durante los siguientes 15 días, seguiremos creciendo", asegura. Catalunya tiene este viernes 595 pacientes con coronavirus en hospitales, de los cuales 131 están en ucis, según cifras de Salut.

Dudas y escepticismo

Muchos países europeos, como Francia o Italia, comenzaron a pedir el certificado covid en la restauración en verano. Ello significó un incremento muy elevado de la vacunación en la población. Es decir, el certificado covid impulsó la inmunización. Sin embargo, una de las preguntas que se hacen los expertos es si tiene sentido pedir este certificado en un país como España, con la gran mayoría de la ciudadanía con la doble pauta.

"Está por ver si funciona. Mi idea es que puede funcionar, pero no se puede asegurar. En Catalunya solo hay un 15% de mayores de 12 años sin vacunar. Este documento tiene mucho más valor en entornos donde los vacunados no superan el 60%", dice el Jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital Vall d'Hebron, Benito Almirante. Es decir, en países donde es necesario e incluso urgente controlar la interacción social de los no vacunados.

Algunos expertos creen que este documento es más efectivo en países donde es urgente controlar la interacción de los no vacunados

Sin embargo, la inmunóloga e investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Matilde Cañelles sí cree que la ampliación de este certificado servirá para que se vacunen quienes no lo han hecho aún por miedo a efectos secundarios o por dejadez. "Necesitamos alcanzar el máximo porcentaje de vacunados posible. Y la vacuna reduce contagios", insiste. "Se trata de evitar que los no vacunados se encuentren en situaciones donde puedan contagiar a mucha gente".

Noticias relacionadas

Además, Almirante expresa sus dudas sobre si el certificado covid es viable en los espacios más pequeños de restauración, aquellos que tienen por ejemplo solo una persona trabajando. Y señala otro aspecto: en los establecimientos comerciales y el transporte público no es necesario presentar el documento. "Pese a que también pueden tener riesgo si las cosas no se hacen de manera adecuada". Para este infectólogo, la medida "más importante" sigue siendo el uso de la mascarilla en interiores. La OMS atribuyó ayer la nueva ola de contagios a la excesiva relajación de los vacunados.

En medio de un escenario más bien incierto, donde los indicadores epidemiológicos suben, hay una noticia esperanzadora: las terceras dosis de la vacuna para todos los mayores de 60 años. "Probablemente lo más importante en estos momentos la más importante es esta dosis de recuerdo", destaca López-Codina. Catalunya comenzará a ponerlas la próxima semana.