LA EVOLUCIÓN DE LA PANDEMIA

Catalunya alcanza ya a Madrid en incidencia del coronavirus

La dos comunidades empatan a 233 casos por 100.000 habitantes tras el desplome de la curva catalana

Otras cuatro autonomías peninsulares se sitúan también por debajo del umbral del riesgo extremo: Galicia, Murcia, Extremadura y Comunidad Valenciana

Terrazas por la noche en el barrio de La Latina en Madrid. 

Terrazas por la noche en el barrio de La Latina en Madrid.  / DAVID CASTRO

Se lee en minutos

Manuel Vilaseró

Se venía venir. Lo predijo EL PERIÓDICO el pasado domingo. Catalunya ha alcanzado a Madrid en la incidencia de los contagios de coronavirus. Las dos autonomías han registrado este martes 233 casos por 100.000 habitantes en 14 días, según el informe diario del Ministerio de Sanidad. La velocidad con la que la curva catalana se estaba desplomando, tres veces más rápido que la madrileña debido a las restricciones más drásticas aplicadas por el Govern, auguraba el ‘sorpasso’ que tras el ‘empate’ probablemente se produzca mañana.

Ralentización

Las noticias son buenas tanto para Madrid como para Catalunya porque ambas siguen con el virus menguante y ya están por debajo del umbral de los 250 casos que el ‘semaforo’ de Sanidad establecía como riesgo extremo. Aunque la primera baja a un ritmo ya muy pequeño que podría augurar un estancamiento. La caída respecto al día anterior ha sido sólo del 1%.

Catalunya ha bajado un 6%, un ritmo menor que el de la pasada semana. Esta ralentización puede estar vinculada a un aumento en la velocidad de propagación del virus, la Rt, que ha llevado a la consellera de Salut, Alba Vergès, a advertir que si sigue subiendo ese índice en los próximos días , habrá que retrasar las fases de la desescalada o incluso revertirla   

Efectos de las las distintas restricciones

La comparativa entre Catalunya Madrid interesa a los epidemiólogos porque permite evaluar los resultados de restricciones de diferente intensidad en territorios de similares características. Catalunya tuvo gran parte de las actividades cerradas hasta el pasado día 23 de noviembre en que reabrió bares y restaurantes con un aforo del 30% en los interiores y el cierre a las 21.30, media hora antes del toque de queda.

En Madrid, la hostelería ha permanecido abierta con el aforo limitado al 50%  desde hace dos meses, cuando lo impuso el Gobierno. El límite para cerrar es la medianoche, la misma hora a las que empieza el toque de queda, también impuesto por el Ejecutivo.

Más muertes

El precio de la bajada más lenta de Madrid ha sido que sus muertes en la segunda ola han sido más del doble que las de Catalunya, según los epidemiólogos.   Con datos del pasado viernes, 2.706 frente a 1.229.

Las restricciones vigentes en Madrid aún son más laxas que las de Catalunya, por lo que lo lógico sería que aunque se ralentizara la caida de la curva de contagios no se estancara ni se produjera ningún repunte a raiz de la reapertura, pero sólo los próximos días podrá comprobarse si esto es cierto.

Te puede interesar

Otras cuatro comunidades han saltado ese listón de los 250 casos en las dos últimas jornadas. Junto Madrid y Catalunya forman un grupo de aventajadas integrada por Extremadura (226), Galicia (231) , Murcia (239) y Comunidad Valenciana (249). La únicas que siguen en mejor situación estas son las comunidades insulares, Canarias (78) y Baleares (178). Aunque aún no ha pasado ese umbral, la media nacional está cada vez más cerca, con 265 casos.