02 dic 2020

Ir a contenido

ACUERDO

La vacunación del coronavirus se hará con los mismos criterios en toda España

Sanidad y las comunidades consultarán a expertos en bioética y a las sociedades científicas

El Gobierno realizará tres nuevas oledas del estudio de seroprevalencia en octubre, febrero y junio

Manuel Vilaseró

Candidatas para la vacuna contra covid-19 en fase de pruebas.

Candidatas para la vacuna contra covid-19 en fase de pruebas. / Reuters

Las comunidades autónomas pactarán con el Gobierno la estrategia de vacunación contra el coronavirus en España, después de consultar a los expertos de bioética y a las sociedades científicas.  Así se ha acordado éste miércoles en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en el que también se ha aprobado la creación de un registro estatal de vacunas.

¿Que colectivos serán los primeros beneficiados por las vacunas y cuales les seguirán? ¿Serán obligatorias o voluntarias? ¿Podrán distribuirlas las mutuas privadas a sus asociados? Todos estos debates serán abordados y resueltos de manera conjunta por las autonomías y el Ministerio de Sanidad después de escuchar a los mejores especialistas. Las comunidades autónomas también se han comprometido por su parte a "disponer de todos los materiales, equipos  y recursos necesarios para administrar las vacunas que provea el ministerio".

Sanidad y las CCAA también han acordado realizar tres nuevas oleadas del estudio nacional de Seroprevalencia ENE-COVID, en octubre de este año, en febrero y en junio de 2021. En su anterior edición, señalan, "el estudio ha obtenido un amplio reconocimiento de la comunidad científica internacional".

"En su momento, ha constatado una inmunidad del 5% de la población española. Con esta nueva realización, permitirá ampliar el conocimiento de la evolución de la pandemia, obteniendo una fotografía de su evolución", explican.

Otra de las medidas acordadas es que los cribados en población asintomática se realicen bajo los criterios de los servicios de Salud Pública de las CCAA. El Gobierno pretendía unificar estos criterios pero la oposición de Catalunya ha frustrado el acuerdo. El ministerio duda de la eficacia de practicar un millón de pruebas a los escolares catalanes.