MATERIAL DEFECTUOSO

Sanidad retira un modelo de mascarilla enviada a Catalunya

El ICS ya dio ayer la orden de retirar los protectores, que fueron denunciados por el Parc Taulí

La mascarilla defectuosa Gerry Galaxy, que ha tenido que ser retirada.

La mascarilla defectuosa Gerry Galaxy, que ha tenido que ser retirada.

1
Se lee en minutos
Carmen Jané

El Ministerio de Sanidad ha retirado millones de mascarillas 'Garry Galaxy', que había enviado a las comunidades autónomas, entre ellas Catalunya, después de que el Ministerio de Trabajo y Economía Social haya avisado de que no cumplen con la normativa europea. En Catalunya, fueron enviadas desde el pasado lunes de Pascua a trabajadores de empresas de ambulancias, hospitales y algunos CUAP, y el Institut Català de la Salut dio orden ayer de retirarlas.

El dictamen del Ministerio de Trabajo llega tras un análisis solicitado por el Hospital Universitari Parc Taulí de Sabadell, que ha revelado que las mascarillas, de procedencia chinay que iban con un envoltorio de color verde, no cumplen con ninguna clasificación indicada en la norma 'UNE-EN 149:2001+A1:2010', que es la que rije las medias máscaras de protección contra partículas. De hecho, a los 3,5 minutos sufren filtraciones, por lo que el personal que las lleva queda desprotegido.

Instrucciones en chino

El embalaje de estas mascarillas, según ha informado el departamento ministerial, lleva marcado N95 y código de barras 6 972306 630042, pero todas las instrucciones están en chino, denuncia el Sindicat Independent de Treballadors d'Ambulàncies de Catalunya (SITAC).

Se trata de una mascarilla autofiltrante, plegada, con pinza nasal, con arnés de cabeza consistente en cintas elásticas que pasan por detrás de las orejas, como se puede ver por los dibujos del embalaje. Los profesionales las utilizan, señalan fuentes sindicales, "hasta que se rompen o se deforman" por la falta de material de la que adolecen. Una trabajadora de ambulancias denuncia a este diario haber utilizado una durante casi dos semanas, bajo una protección de tela.

Noticias relacionadas

Tal como denunció el sindicato CSIF, las mismas mascarillas se distribuyeron también en el Servicio de Salud de La Rioja, y en hospitales de Castilla-La Mancha, Extremadura y Aragón, donde también fueron retiradas por el Gobierno autonómico. CSIF ha pedido que se ponga en cuarentena al personal que las ha utilizado.

No es la única vez que España ha de retirar material de protección del mercado y que han de pagar antes de recibirlos. Ya ocurrió con los tests rápidos de diagnóstico que había encargado y que tuvieron que ser devueltos al examinarse las primeras unidades.