05 jun 2020

Ir a contenido

CRISIS SANITARIA INTERNACIONAL

Catalunya pertrecha a los ambulatorios y hospitales contra el coronavirus

La Conselleria de Salut insta a los profesionales a aplazar las consultas y cirugías no urgentes

La OMS declara la fase de "pandemia" y Sanidad cree que la situación durará entre dos y cuatro meses

Beatriz Pérez

La tercera planta del CAP Manso, en Barcelona.

La tercera planta del CAP Manso, en Barcelona. / RICARD CUGAT

El brote actual de coronavirus, del que ya se han registrado más de 118.000 casos y en torno a 4.300 muertos en todo el mundo, ha alcanzado el nivel de pandemia al extenderse por 114 países. Así lo ha dicho este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuyo director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha avisado de que, en las dos últimas semanas, los contagios de covid-19 (el nombre científico de este virus de origen chino) se han multiplicado por 13 fuera del gigante asiático. "La OMS ha estado evaluando este brote durante todo el día y estamos profundamente preocupados tanto por los niveles alarmantes de propagación y gravedad, como por los niveles alarmantes de inacción. Por lo tanto, hemos evaluado que el covid-19 puede caracterizarse como una pandemia", ha dicho Tedros. Catalunya ha presentado este miércoles, de manera excepcional, nuevas medidas organizativas en sus centros sanitarios.

En España, el coronavirus ha logrado lo hasta hace no mucho impensable: cerrar escuelas, museos como el Prado, el Reina Sofía y el Thyssen (los tres en Madrid) e incluso cancelar eventos tan tradicionales como las Fallas de València. Este miércoles, el Ministerio de Sanidad ha confirmado un total 2.152 casos de coronavirus y 47 fallecidos, casi la mitad de ellos (tanto los contagios como las muertes) en la Comunidad de Madrid. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha aventurado que, si todo "va muy bien", en un mes y medio puede no haber transmisión del covid-19, informa Manuel Vilaseró. Pero, por el contrario, si la situación no evoluciona como se espera, puede llegar a alargarse hasta los cuatro meses. Simón ha añadido que, cuando haya un descenso de casos, habrá que esperar a que el último paciente dé negativo en dos ocasiones y desde ahí contar hasta dos periodos de incubación (un mes) para asegurar el fin de la transmisión.

Por su parte, en Catalunya, el número de contagiados ha ascendido a los 181, según cifras de la Conselleria de Salut. Cuatro de estas personas han fallecido, la última este miércoles. 20 de ellas están en estado grave. Y un total 22 (esto es, un 12% de los afectados) son profesionales sanitarios: el colectivo más expuesto al virus porque es el que trata directamente con los pacientes. En esta tesitura y con la seguridad de que los casos positivos se irán "incrementando" (esto es, harán falta más camas hospitalarias libres y recursos sanitarios volcados en el covid-19), Salut ha instado a todos los profesionales a aplazar las consultas y/o cirugías que no sean urgentes o que representen un mayor riesgo de contagio, como las obturaciones dentales o las espirometrías (una prueba que mide la cantidad de aire que pueden retener los pulmones). También a trabajar con "agendas flexibles" y a fomentar las "visitas no presenciales".

"Apelamos a la generosidad ciudadana para hacer frente a los escenarios que nos vienen a partir de ahora"

Xènia Acebes

Directora del área sanitaria del CatSalut

En cuanto a los hospitales, la decisión de reprogramar consultas se deja al criterio de cada centro, pero se recomienda limitar al máximo el número de acompañantes a personas que acuden para cualquier prueba, así como las visitas de familiares y conocidos de ingresados. "Apelamos a la responsabilidad de la ciudadanía y a la generosidad para hacer frente a los escenarios que nos vienen a partir de ahora", ha dicho en rueda de prensa la directora del área sanitaria del Servei Català de la Salut (CatSalut), Xènia Acebes. "Esos escenarios" son similares a los de "otros países", como por ejemplo Italia. "El 80% de los contagiados son leves. Pero otro 15% requerirá de hospitalización", ha precisado Acebes, quien ha dicho que "todas las posibilidades están sobre la mesa", incluida la opción de pedirle a la red sanitaria privada que ponga sus recursos al servicio de la población, si bien no hay nada decidido a este respecto.

"Más recursos"

El presidente del Col·legi Oficial de Metges de Barcelona (COMB), Jaume Padrós, ha reclamado, a través de Twitter, que tanto España como Catalunya "inyecten ahora más dinero y recursos" en la sanidad, ya que los profesionales "lo necesitan". Desde el Col·legi Oficial d'Infermeres i Infermers de Barcelona (COIB), Enric Mateo explica que "el sistema hace tiempo, desde los recortes, que necesita esa inyección", si bien matiza que el COIB se "alínea" con las decisiones que tome Salut.

Catalunya hace frente a esta situación con unos 700 médicos menos y mil camas de agudos menos por los recortes del 2010

Para el secretario general del sindicato Metges de Catalunya (MC), Josep Maria Puig, la actual es una "situación excepcional" que carece de "referentes". "Los recortes en la sanidad de los últimos 10 años han dejado una situación límite. No obstante, existen alternativas. Una de ellas es que se pongan a trabajar médicos y enfermeras jubilados en los anteriores años, debido a la insuficiencia de profesionales", explica Puig, quien recuerda que los recortes de la ya extinta Convergència i Unió (CiU) dejaron una atención primaria con 900 médicos menos (aunque a raíz de la huelga del 2018 se recuperaron unos 250) y mil camas de agudos menos.

"Después de que pase esta epidemia deberemos mirar en qué estado ha quedado la sanidad catalana. Aumentarán las listas de espera [a consecuencia de los aplazamientos]. Habrá que inyectar dinero para hacer frente a ello", opina. Para él, la actual epidemia de coronavirus "pone en evidencia" que es "difícil" que un sistema que ya funcionaba al 100% "dé más de sí".