21 feb 2020

Ir a contenido

IMPORTANTE AVANCE

Un tratamiento biológico podría evitar la quimioterapia en pacientes con cáncer de mama agresivo

Un estudio demuestra que la combinación de un fármaco y un método hormonal tiene una eficacia similar a la quimioterapia

Unos médicos analizan unas mamas en una pantalla.

Unos médicos analizan unas mamas en una pantalla. / Ferran Nadeu

Investigadores de Barcelona y Valencia han liderado un estudio clínico sobre un tratamiento biológico que podría evitar la quimioterapia en pacientes con cáncer de mama agresivo, en el que han participado 106 pacientes de 21 hospitales españoles durante un año y medio.

El estudio, publicado en 'The Lancet Oncology' y presentado en el congreso mundial de cáncer de mama en San Antonio de Texas (Estados Unidos), ha demostrado que la combinación de un fármaco y un tratamiento hormonal tiene una eficacia similar -como coayduvant-- a la quimioterapia, que en la actualidad es el tratamiento de elección.

Podrán beneficiarse pacientes con cáncer de mama hormonosensible precoz con un alto riesgo de desarrollar metástasis a distancia en los siguientes 10 años, y en concreto han analizado la combinación del fármaco ribociclib -que inhibe proteínas que regulan el ciclo celular (CDK4/6)- con el tratamiento hormonal letrozol.

No es "sustitutivo"

El jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic de Barcelona, presidente de SOLTI (grupo académico de investigación de referencia en Oncología) y coinvestigador principal de este ensayo, Aleix Prat, ha destacado que numerosos estudios en enfermedad precoz prueban estos fármacos como un complemento añadido a la quimioterapia, pero "ninguno se planteó usarlos para sustituir la quimioterapia", como han hecho en este ensayo, llamado CORALLEEN.

El líder clínico de la Fundación Instituto Valenciano de Oncología y coinvestigador principal del estudio, Joaquín Gavilá, ha afirmado que desconocían "el potencial de estos fármacos".

Temas Cáncer