Ir a contenido

PREVENCIÓN ANUAL

Salut se propone aumentar la vacunación antigripal de médicos y embarazadas

La vacuna se ofrecerá en los CAP desde el próximo lunes a 1.200.000 personas

La gravedad de la inminente infección vírica es una incógnita, advierten los especialistas

Vacunación contra la gripe en un CAP de Barcelona.

Vacunación contra la gripe en un CAP de Barcelona. / DANNY CAMINAL

La vacuna contra los virus de la gripe, que los centros de asistencia primaria (CAP) de Catalunya administrarán a partir del próximo lunes, no llega a todos los sectores considerados vulnerables a los que anualmente convoca la Conselleria de Salut. Los colectivos más reacios a vacunarse son, de forma persistente, las mujeres embarazadas -el otoño del pasado año se vacunaron un 3% de las gestantes-, los médicos y enfermeras que ejercen en el sistema sanitario -apenas un 22% se protegieron frente a la gripe- y las personas de 15 a 59 años que sufren patologías crónicas susceptibles de empeorar gravemente en caso de sufrir la infección respiratoria invernal. Solo un 20% de los enfermos coronarios, cardiacos, oncológicos, trasplantados o inmunodeprimidos recibieron la vacuna de la gripe.

La Generalitat ha adquirido este año dosis para 1.200.000 personas -300.000 menos que en el otoño del año pasado- de las que, de cumplirse la tendencia de las recientes temporadas, se administrará el 55%. Esta proporción, sin embargo, es considerada "una buena cobertura vacunal" por parte de los técnicos de Salut, que comparan positivamente la afluencia conseguida en Catalunya con la que experimentan otras comunidades españolas o el resto de países europeos.

Anticuerpos desde la madre

Al analizar pormenorizadamente los sectores convocados para ser receptores de la vacuna de la gripe, Salut expone su preocupación. Los médicos obstetras no logran convencer a las mujeres embarazadas de la idoneidad de vacunarse contra la gripe. El argumento de que generarían anticuerpos contra los virus de la gripe contenidos en la vacuna, y que estos serían transmitidos al feto en formación, tiene menos peso entre las gestantes que su percepción de que están fuertes, son jovenes y no son partidarias de inyectarse fármacos que creen pueden evitar.

El razonamiento de los médicos, en ese caso, se centra en recordar a las embarazadas que en caso de sufrir infección bronquial como consecuencia de una gripe no podrán recurrir a los fármacos con que habitualmente se trata esa complicación pulmonar. Tampoco el personal sanitario es patridario de vacunarse, aunque todos los años se les recuerda que, en ellos, una gripe los podría convertir en eventuales propagadores de virus a los pacientes a quienes están atendiendo.

La subdirectora de Promoció de la Salut, Carme Cabezas, ha advertido e la presentación de la actual vacuna que "nunca" se conoce por adelantado cuál será el grado de virulencia de la epidemia gripal del próximo invierno.  

         

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.