Ir a contenido

AVANCE CONTRA LA ENFERMEDAD

Científicos desarrollan nanopartículas de oro para tratar el cáncer

Investigadores del ICN2 y la UAB logran incrustar un anticuerpo usado en terapias antitumorales en partículas microscópicas

Operación de cáncer de mama en un hospital catalán.

Operación de cáncer de mama en un hospital catalán. / ACN / Xavier Pi

Investigadores del Institut Català de Nanociència y Nanotecnologia (ICN2) y de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) han desarrollado unas nanopartículas de oro, combinadas con un anticuerpo, para tratar con más eficacia algunos tumores cancerígenos.

La investigación ha sido liderada por Víctor Puntes, investigador del ICN2, y Julia Lorenzo, investigadora del Instituto de Biotecnología y Biomedicina (IBB) y del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la UAB, que han generado unas nanopartículas de oro a las que les han unido el anticuerpo Cetuximab, que se utiliza en diferentes terapias antitumorales.

Según los científicos, el uso de nanopartículas de oro aumentaría los efectos de la terapia, con lo que se incrementarían los efectos terapéuticos de los anticuerpos y se reducirían las dosis necesarias en la inmunoterapia.

Puntes y Lorenzo han explicado que las células normales requieren de estímulos para crecer y mantenerse y muchos de estos estímulos se transmiten en el interior de la célula través de receptores transmembrana, como el receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR).

Tumores de varios órganos

A diferencia de las células normales, muchas células tumorales para crecer de forma más rápida sobreexpresan estos receptores y es por eso que se convierten en unas buenas dianas para tratar el cáncer. De hecho, según los investigadores, el factor EGFR está altamente expresado en tumores de colon, vejiga, páncreas, riñón, pulmón, cabeza y cuello, ovario y próstata, entre otros.

La sobreexpresión también se encuentra asociada a peor pronóstico, por eso han desarrollado anticuerpos monoclonales como el Cetuximab, que llegan a impedir el crecimento de las células tumorales, aunque muchas veces las dosis necesarias para alcanzar estos resultados provocan efectos secundarios no deseados a los pacientes.

Según los investigadores, el uso de nanomateriales presenta muchas ventajas, entre ellas su capacidad de transporte de moléculas con actividad terapéutica. "En nuestro caso, hemos aprovechado la superficie de las nanopartículas de oro para anclar el fármaco antitumoral Cetuximab", han señalado Puntes y Lorenzo.

Con su trabajo, explican, han sido capaces de generar un nanofármaco más efectivo, ya que, además de bloquear la señal de crecimiento celular de forma eficiente, es capaz de prolongar esta acción durante más tiempo, lo que podría suponer una disminución en las dosis necesarias de este fármaco y, por tanto, "reducir los efectos secundarios en los pacientes".

Temas: UAB Cáncer

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.