Ir a contenido

EL PROBLEMA DEL CONSUMO EN LOS JÓVENES

La ministra de Sanidad plantea multar a los padres irresponsables con el alcohol

Montserrat se refiere a progenitores con hijos reincidentes en el consumo que no asistan a cursos de sensibilización

Los expertos discrepan de que se penalice a las familias sin antes exigir responsabilidades a la industria y los publicistas

Dolors Montserrat, ministra de Sanidad y Asuntos Sociales.

Dolors Montserrat, ministra de Sanidad y Asuntos Sociales. / ACN

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, considera que "quizá haya que plantearse algún tipo de sanción económica" para aquellos padres que hayan recibido un aviso para asistir a un curso de sensibilización tras haberse emborrachado su hijo y no quieran acudir.

En un entrevista que publica 'Abc', Montserrat ha explicado que este tipo de multas serían para padres con hijos reincidentes en el consumo de alcohol que tengan ese comportamiento "irresponsable" de no querer asistir a esos cursos.

Esta media ya se contemplaba de alguna forma en el último borrador de una norma integral para regular el consumo de alcohol, venta y publicidad durante la etapa de la ministra Ana Mato, en el que se hablaba también de multas a los menores que serían abonadas por los padres en caso de insolvencia o con trabajos a la comunidad.

PROHIBICIONES Y SANCIONES

En su opinión, sin prohibiciones y sanciones es difícil que una norma se cumpla. "Hemos de concienciar a la sociedad", asegura la ministra, quien apuesta porque si alguien ve a un menor beber en una plaza llame a la policía. "No se va a detener a nadie, aunque si da positivo se llamará a los padres o tutores para informarles que su hijo está bebiendo", explica Montserrat.

La ministra ha corroborado sus intenciones sancionadoras en declaraciones a los medios este martes tras visitar este martes la residencia Sant Crist de Igualada (Osona), donde ha recordado: "Si se pilla a un chaval menor de edad que ha bebido alcohol, lo que se va a hacer es que el menor, junto con su tutor, su padre o su madre, vayan a cursos de sensibilización parecidos a los de tráfico".

"Si a un chaval le pillan cinco o seis veces y no ha ido a los cursos de sensibilización, nos tendremos que plantear que si no van a estos cursos, a lo mejor tienen que pagar una sanción", según la ministra, ya que a su juicio "el tutor o padre tiene la obligación de enviar a su hijo a estos cursos".

ANTES, EL MÁRKETING

Los especialistas en el control de la dependencia alcohólica discrepan de que la sanción a las familias sea una de las medidas, y aun menos una solución prioritaria, para afrontar el creciente consumo en los menores españoles. "Antes de sancionar a los padres, se deberían exigir responsabilidades a la industria, a los publicistas y a los expetos en márketing que hacen promoción de las bebidas alcohólicas en ámbitos en que participan los menores -afirma Antoni Gual, director de la unidad de alcohología en el Hospital Clínic, de Barcelona, y asesor de la Generalitat sobre esta dependencia-. Es prioritario controlar la publicidad del alcohol en los entornos deportivos".

Los menores, añaden los expertos, consumen alcohol porque lo compran en comercios que, de forma ilegal, se lo venden. Y previamente se han interesado por la bebida a través de los anuncios.     

0 Comentarios
cargando