03 jul 2020

Ir a contenido

Sanidad propone a Europa crear un remanente del tratamiento de la difteria

La pretensión es que se pueda acceder en caso de necesidad de manera inmediata

España propondrá a los ministros de Sanidad de la UE la creación de un remanente centralizado de reservas de la antitoxina diftérica al que pueda acceder de manera rápida cualquier país europeo para tratar un caso de difteria como el ocurrido en Olot (Girona).

Según ha informado el secretario general de Sanidad, Rubén Moreno, será él el encargado de trasladar esta propuesta a los responsables de Sanidad de la UE en la reunión del consejo de ministros Sanidad y Consumo de la UE que se celebra este viernes en Luxemburgo.

A petición de España, se ha introducido en el orden del día de la reunión de hoy un nuevo punto para exponer el caso de difteria diagnosticado el pasado 30 de mayo en Olot, y trasladar las dificultades a las que se enfrentó el ministerio de Sanidad para conseguir el tratamiento, que finalmente llegó de Rusia.

Moreno expondrá ante los responsables de Sanidad la necesidad de disponer de un estoc de reservas de la antitoxina diftérica de manera que, ante un eventual caso de difteria, se pueda acceder "inmediatamente" a esta antitoxina y empezar lo antes posible el tratamiento de una enfermedad que es potencialmente mortal.

El secretario general de Sanidad ha recordado que entre un 0,2 y un 0,4% de los españoles son portadores de la bacteria de la difteria y podrían contagiar a aquellas personas que no se encuentren vacunadas, por lo que, aunque "es raro" que se produzcan casos, estos pueden ocurrir. 

Moreno ha recordado que, tras conocerse el caso de difteria de un menor que no había sido vacunado, el ministerio de Sanidad buscó la antitoxina en todos los países miembros, y también en Brasil, Cuba, La India y EEUU.

"No encontramos la antitoxina o las que había estaban caducadas", ha señalado Moreno, hasta que finalmente la consiguieron en Moscú gracias al embajador de Rusia en Madrid y al Gobierno ruso.

PROTECCIÓN DE LOS CIUDADANOS

Ante esta situación, España quiere plantear ante la UE una serie de cuestiones encaminadas a proteger a los ciudadanos europeos.

Por un lado, Moreno trasladará a los responsables de Sanidad de la UE la necesidad de insistir en la vacunación infantil y en el seguimiento de los calendarios establecidos, y tener en cuenta el riesgo que implican los colectivos que no están vacunados.

También insistirá en la conveniencia de tener presente la necesidad de administrar dosis de recuerdo en la edad adulta para prevenir enfermedades como la difteria y el tétanos y la necesidad de crear esta reserva del tratamiento para la difteria.

Esta propuesta, que se realizará a través del Comité de Seguridad Sanitaria, dependiente de la Comisión de Sanidad, pretende que se pueda hacer frente de forma inmediata a cualquier caso de difteria, dada la importancia de aplicar lo antes posible el tratamiento.

Moreno no cree conveniente que cada país de la UE cuente con antitoxinas, ya que, debido al escaso uso que se hará de ellas, estas caducarían -como ha ocurrido con las últimas que había en la UE, fabricadas por una empresa de Croacia que ya no existe y que caducaron en febrero del 2014-.