13 ago 2020

Ir a contenido

Recortes en la sanidad pública

Bellvitge aprovecha la operación de un paciente para cerrar la planta donde se atrincheraba

Actualmente en el hospital hay nueve personas ingresadas que se niegan a ser trasladadas

David Sierra es el único ocupante de una unidad de la planta 10 de Bellvitge.

David Sierra es el único ocupante de una unidad de la planta 10 de Bellvitge. / ELISENDA PONS

La dirección del Hospital de Bellvitge ha cerrado esta mañana la décima planta del centro, en la que solo había ingresado un paciente que se negaba abandonar su cama, aprovechando que este ha sido intervenido quirúrgicamente, han informado fuentes sindicales.

El paciente, Dani Sierra, de 18 años, estaba ingresado en Traumatología desde hace más de dos semanas, tras sufrir un accidente de tráfico, y la dirección del centro quería trasladarlo a otra habitación para cerrar la planta durante el verano.

El paciente se había negado al traslado, había denunciado coacciones que la dirección niega y había manifestado su voluntad de permanecer en su habitación hasta recibir el alta.

El presidente de la Junta de Personal del Hospital de Bellvitge, Ramón Montoya, ha denunciado hoy que, "coincidiendo con la intervención quirúrgica del paciente y aprovechando que la planta estaba vacía, dos vigilantes de seguridad han acompañado a responsables de la dirección para hacer efectivo el cierre".

Según Montoya, actualmente en Bellvitge hay nueve pacientes "amotinados" en sus camas que se niegan a ser trasladados de sus unidades, de Neurología y Cirugía Cardíaca.

En el año 2000, el centro hospitalario tenía 900 camas y actualmente tiene 625, de las cuales la dirección pretende cerrar 203 durante este verano, según datos de los sindicatos.

Montoya ha hecho un llamamiento a los trabajadores y usuarios de otros hospitales públicos, "que están igual que nosotros", ha asegurado, a sumarse a sus reivindicaciones.