Trucos

Diez consejos para sobrevivir a la primavera si tienes alergia

Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, en torno a ocho millones de españoles sufren alergia a pólenes y experimentan síntomas en primavera

Diez consejos para sobrevivir a la primavera si tienes alergia
2
Se lee en minutos
M.C.

Con la llegada de la primavera y el buen tiempo, llegan los paseos vespertinos, los primeros helados y los parques y campos llenos de flores. Pero también la alergia.

Se calcula que casi 14 de millones de españoles padecen algún tipo de alergia, lo que supone cerca del 30% de la población de nuestro país. Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, en torno a ocho millones de españoles sufren alergia a pólenes y experimentan síntomas en primavera. Además, la rinitis alérgica es la más habitual y afecta a entre el 10 y el 30% de los ciudadanos.

Los síntomas: decenas de mocos, estornudos sin cesar, picor de ojos, también de garganta, pitidos en el pecho y hasta dificultad para respirar.

Las explosiones de pólenes de esta época del año activan este abanico de síntomas, algo que más allá de molesto puede llegar a influir en tu día a día e incluso en tu trabajo. De hecho, la rinitis afecta a la calidad de vida y es motivo de depresión y de baja laboral.

Noticias relacionadas

Así, tener algunos trucos para intentar remitir estos incómodos síntomas no está de más a la hora de enfrentarse a las alergias. Aquí te exponemos algunos:

  • Identifica el tipo de polen que te está provocando el malestar para poder evitarlo en la medida de lo posible. Hay tantos tipos de polen como plantas.

  • Cuidado con lo que comes. Algunos alimentos provocan efectos en los alérgicos al polen. Por ejemplo, la alergia al polen de abedul se relaciona con manzanas, melocotones, peras y cerezas crudas. La alergia al polen de artemisa puede provocar reacción al apio crudo.

  • Bebe mucha agua. Al generar tanta mucosidad y lagrimeo debido a las alergias es primordial mantenerse muy hidratado ya que se están perdiendo líquidos constantemente.

  • Ten en cuenta las horas de más concentración de polen en el ambiente y ventila la casa. A primera hora de la tarde los niveles de polen en el aire son menores, así que es la mejor hora para abrir ventanas y airear.

  • Existen algunas plantas que contrarrestan los niveles de partículas en el aire y que además lo purifican y eliminan sustancias contaminantes.  Si no tienes alergia al moho y a la humedad, puedes comprarte arecas, singonios, helechos, datileros, hiedra, poto, espatifilo, cintas y drácenas.

  • Toma más alimentos con vitamina C y menos con proteínas. Los alimentos con vitamina C tienen una acción antihistamínica, perfecta para paliar los efectos de la alergia, mientras que las proteínas aportan inmunoglobulinas E, algo que se dispara cuando se sufre de alergia.

  • Una forma natural de acabar con la congestión nasal es comer cosas picantes.

  • La infusión de ortiga es perfecta para acabar con los síntomas de la alergia.

Además de estos sencillos trucos, también puedes optar por aprovechar las mascarillas y no quitártelas por la calle, o añadirles filtros contra el polen. Al volver a casa es bueno darse una ducha para quitarse los restos de gramíneas y es esencial no frotarse los ojos con las manos, ya que el polen se queda en las pestañas y cejas.