Arte de montaña

Esplendor románico en Bellver de Cerdanya

En este marco natural único se encuentran hasta 14 iglesias que representan lo mejor del románico catalán. Además, el entorno natural ofrece múltiples posibilidades de senderismo. Como aliciente para Semana Santa, destaca la importante fiesta del Aplec de Talló, que se celebra cada Lunes de Pascua

Vista general de Bellver de Cerdanya, rodeado de bosques y montañas

Vista general de Bellver de Cerdanya, rodeado de bosques y montañas

4
Se lee en minutos

El recorrido por Bellver de Cerdanya para conocer su historia y lugares más emblemáticos comienza en su casco antiguo, paseando por las calles empedradas y contemplando los pórticos de la Plaza Major 27 de abril, donde antiguamente se hacía el Mercat y la antigua muralla que rodea el barrio antiguo. Allí reviviremos la leyenda de Aldonça Rossa, la Bruixeta de Bellver, y quizá escucharemos el roce de la pluma sobre el papel del escritor Gustavo Adolfo Bécquer. El poeta y escritor sevillano vivió en el pueblo algunos meses en 1860 y ahí encontró la inspiración para escribir 'La Cruz del Diablo'. 

Asimismo, en la muralla tal vez oiremos el eco del disparo que hirió de muerte al líder anarquista Antonio Martín, el Cojo de Málaga, durante la Guerra Civil Española. Sin olvidar los refugios y otros elementos de interés. Entre sus atractivos destacan espacios como el jardín botánico de Ca les Monges.

Bellver es cada uno de los pueblecitos que lo conforman y lo rodean. Desde los más cercanos a la llanura (Riu de Santa María, Pi, Balltarga, Beders, Bor, Pedra, Talló, Olià, Santa Eugenia o Vilella), otros a media altura como Nas, Cortariu, Néfol, Santa Magdalena. Y los más encaramados, como Talltendre, Cortàs, Éller y Ordèn, la mayor parte de ellos con sus iglesias que constituyen la mayor muestra de arquitectura románica de la comarca o cada una de las masías que se esparcen por su territorio (Misserpí, cal Manxot, Anes, Cal Codolet, la torre de Cadell, Sant Martí dels Castells...).

En el municipio existe una muestra muy representativa de la arquitectura religiosa, con un gran número de iglesias que nos pueden trasladar al románico primitivo y rural como ningún otro lugar de Catalunya, como por ejemplo la iglesia de Santa Eugènia de Nerellà, con su torre inclinada.

La iglesia de Santa María de Talló, conocida como la catedral de la Cerdanya, destaca entre ellas por su tamaño y enclave, siendo el ejemplo más monumental del románico de la comarca. Es la primera iglesia de Cerdanya citada en el acta de consagración de la catedral de Urgell a finales del siglo X. Toma el nombre del 'pagus Tollonensis' (primitiva división del territorio) en los siglos X-XI. Desde el siglo X habitaba una comunidad canonical agustiniana y del siglo XIII al XVI fue sede del ardiaconato de la Cerdanya. Fue declarada bien de interés cultural en 1993.

Entorno natural

Bellver de Cerdanya es un lugar ideal para disfrutar de la naturaleza de alta montaña, haciendo senderismo por el Camí dels Bons Homes, la Ruta dels Segadors (el GR-150, también conocido como el Camino de Picasso) o por cualquiera de sus múltiples rutas. Bellver dispone de un entorno natural donde los contrastes son absolutamente variados.

Los alrededores del pueblo ofrecen un marco natural único, con muchísimos alicientes, como el Mirador del Cap del Ras. La sierra del Mirador está situada a más de 1.700 m de altitud. Se encuentra en la vertiente norte de la sierra del Cadí dentro del Parque Natural Cadí-Moixeró y, por tanto, es un mirador excelente del valle de la Cerdanya y de buena parte de los picos del Pirineo central catalán. 

Noticias relacionadas

También destaca la fuente del Ingla, localizada en el centro del valle del mismo nombre, junto a la pista que la remonta, en un ensanchamiento del espacio natural donde se ha creado un espacio cerrado de recreo.

Les Basses de Gallissà son un espacio protegido cercano al río Segre, en el que se puede observar el bosque de ribera de Cerdanya y vegetación autóctona. Durante los itinerarios pasaremos por la balsa de las Encantades o la de los Tirons. Sin olvidar la Font de Talló, donde se celebra el Aplec de Talló cada Lunes de Pasqua.

Fiesta: el Aplec de Talló

El Aplec de Talló es una fiesta popular que se celebra cada Lunes de Pascua, en la fuente de Talló, un lugar donde está ubicada una pequeña capilla con una imagen de la Virgen. Se cree que la celebración de esta festividad era para venerar a la madre de Dios y el resurgimiento de la naturaleza, con el baile de cortejo entre la juventud, aunque es una tradición de claro origen pagano que nos habla del culto a la madre tierra y la fertilidad (agua), idea que el cristianismo recogió y representó en la figura de la Virgen. 

Los actos comienzan por la mañana con una misa cantada en la iglesia de Santa Maria de Talló, las 'caramelles' y sardanas. Por la tarde, el encuentro se inicia en la plaza del Arbre del núcleo de Bellver y después salen bailando 'corrandes' en dirección a la Font de Talló. La leyenda dice que la gente debe pisar los campos de Monterròs para que sea un año de buena cosecha. Una vez se llega a la Font de Talló, la Coral Font de Talló hace una cantada de 'caramelles'. La parte más significativa de la fiesta es el baile de cortejo, que se realiza en grupos de parejas, desde los más pequeños hasta los mayores. 

Seguidamente, se marcha bailando 'corrandes' en dirección a los campos de Monterròs, donde se vuelve a bailar en círculos. Finalmente, las parejas se despiden del público asistente hasta el próximo año.