Escapadas de bienestar

Cinco buenas maneras de desconectar en Girona

De la Costa Brava al Pirineo, Girona es ideal para llevar a cabo todo tipo de actividades de bienestar y salud en conexión con la naturaleza

Sesión de meditación en el Empordà.

Sesión de meditación en el Empordà.

3
Se lee en minutos
Xavi Datzira

La vuelta a la (casi) normalidad ha elevado también las dosis de estrés. Por eso, vuelve a ser necesario de vez en cuando pisar el freno, respirar hondo y cuidarse. Y si hay un buen lugar para ello es Girona, no solo porque la naturaleza transita serenamente del mar de la Costa Brava al Pirineo ‘gironí’, sino porque también se organizan múltiples actividades que invitan a bajar las revoluciones. 

1. Retiros de yoga

Mas de Torrent Hotel & Spa (www.hotelmastorrent.com) propone revitalizar cuerpo, mente y espíritu a través de la práctica del yoga, trabajando herramientas como la atención llena o la capacidad de dejar la mente en blanco. Son cuatro días de calma en esta masía catalana del siglo XVIII reconvertida en un exclusivo hotel boutique, que incluye no solo las clases de yoga para todos los niveles, sino también menús nutritivos, paseos por la naturaleza del entorno y unas instalaciones de cinco estrellas.

De la misma forma, el Hotel Mas Tapiolas (www.hotelmastapiolas.com), una masía centenaria ubicada en Santa Cristina d’Aro, propone una experiencia de fin de semana de naturaleza y bienestar con alojamiento, yoga, masaje facial y acceso al spa del propio establecimiento. Todo ello, explican, para buscar el equilibrio entre cuerpo y mente, alcanzar la mejor versión de uno mismo y vivir felices en el momento presente. 

2. Respirar aire puro

Alojarse entre semana en el Hotel-Spa Resguard dels Vents (www.hotelresguard.com), ubicado en el Ripollès a 1.000 metros de altitud, permite disfrutar de un auténtico oasis de tranquilidad y silencio. La estancia incluye alojamiento en la habitación escogida, acceso en la zona de spa sin limitaciones, desayuno y cena, así como un detalle de bienvenida. Una forma de disfrutar al máximo de un entorno 100% montañero pero en un espacio innovador, elegante y contemporáneo.

3. Cuidarse en pareja 

El Hotel Balneario Vichy Catalán de Caldes de Malavella (www.hotelbalnearivichycatalan.cat) ofrece a las parejas la oportunidad de dedicarse un tiempo de calidad y bienestar con una oferta que incluye alojamiento en habitación doble con desayuno incluido, 60 minutos de circuito termal, una copa de cava y un descuento del 10% en los tratamientos. Todo ello en unas instalaciones modernistas, con extensos jardines y espacios comunes llenos de historia. 

En la misma localidad, el Hotel Camiral (www.hotelcamiral.com) ha preparado un plan de total relajación con circuito termal, masaje y exfoliación y cena. A su vez, el Hotel Cala del Pi Beach Retreat de Platja d’Aro (www.hotelcaladelpi.com) sugiere una estancia con circuito de spa y masaje de autor. Y en Sant Feliu de Guíxols, Elke Spa (www.elkehotel.com ) combina sus tratamientos de bienestar con la mejor gastronomía. 

4. Empaparse de bosque

Un baño de bosque consiste en una experiencia de inmersión en la naturaleza, que permite retomar el contacto con la vida, con el ritmo de las estaciones y sus ciclos. La Cooperativa Sèlvans (www.selvans.ong) ha creado un método propio para potenciar los beneficios para la salud y el bienestar al adentrarse, con guía, en alguno de sus bosques terapéuticos. Allí se llevan a cabo prácticas como la aerobiología forestal, el caminar lento, el silencio, la relajación, la respiración consciente y una reconexión con el entorno natural a través de todos los sentidos.

Por su parte, Edgar Tarrés (www.edgartarres.com), profesor del posgrado de Turismo de Bienestar en la Universitat de Girona, propone una experiencia para conectar con la naturaleza del Empordà que se combina con técnicas de mindfulness y sonidos de boles tibetanos.

5. Saborear la naturaleza

Noticias relacionadas

La chef Iolanda Bustos (iolandabustos.com) guía un paseo enogastronómico por los viñedos del Empordà para conocer y degustar las plantas silvestres comestibles que crecen entre ellos y que sirven para moldear el carácter de los vinos. Luego se lleva a cabo un maridaje entre esos vinos y los aperitivos silvestres elaborados por la chef.

De la misma forma, Aromes al Bosc (www.aromesalbosc.net) propone contemplar e interactuar con el bosque de Sant Medir a través de ejercicios de conexión, descubriendo y aprendiendo a reconocer flores y plantas silvestres comestibles, y degustando la natura a través de ingredientes silvestres y de kilómetro cero.