Siempre solo ante el peligro, el corredor de fondo, el corredor callejero, fiera de parque y acera, llega a sus meses más duros en invierno. Agua, frío y viento se convierten en implacables enemigos en una época en la que lo que apetece es atrincherarse en casa, conectarse a Internet e hibernar hasta el bendito deshielo. 

Sin embargo, sabemos que si no persistimos en nuestro entrenamiento, nos volverá a salir barriga. Y apuntarse al gimnasio no arregla nada: pagas, te aburres y no vas. Así que la única solución es armarse de valor, poner buena cara al mal tiempo y elegir unas zapatillas a prueba de tempestades. Ahí van unas cuantas.

 

1 Nike Air Zoom Wildhorse 5

Empezamos con las zapatillas más tradicionales del lote. Una buenas Nike, hermosas, un tanto llamativas, e ideales para inviernos no demasiado crudos. Sus resistentes suelas con doble revestimiento y gran tracción son perfectas para chapotear sobre charcos medianos sin descartar una buena transpiración. 

Precio: 120 euros

2 The North Face Ultra 110 GTX Trail

Con más capas que una cebolla, esta zapatilla es casi tan resistente como una bota de montaña: la membrana de Gore-Tex y el refuerzo de guardabarros de cuero y poliuretano, mantienen el pie a salvo de chaparrones y vendavales. Mientras, la suela de UltrATAC te permite pisar fuerte sobre las superficies más resbaladizas.

Precio: 110 euros

3 Hoka One One Speedgoat 3 

Más que suela, esta zapatilla tiene una plataforma. Esto permite que el pie esté completamente amortiguado y bien protegido de la frialdad de los suelos invernales. Además, su diseño es el más idóneo para correr a gusto. ¿Su único defecto? La parte de arriba no es impermeable; así que es solo para días secos.

Precio: 105 euros

 

4 New Balance 880v9 GXT

Una zapatilla ideada y fabricada para correr por las calles. Su suela media fabricada con una espuma de nueva generación, logra amortiguar los golpes contra el asfalto, mientras que el revestimiento de Gore-Tex hace innecesarias más capas, con lo cual la zapatilla queda mucho más ajustada al pie y, por lo tanto, es más cómoda.

Precio: 155 euros 

5 Men’s Peregrine 8 Ice

La última vuelta de tuerca al famoso modelo de zapatilla para correr Peregrine 8, presenta sustanciosas mejoras. Entre ellas, destaca la suela exterior Arctic Grip, diseñada para corretear sobre hielo o nieve sin resbalar ni un milímetro. Aunque no es sumergible, el revestimiento superior sí es impermeable. Así que ni tan mal.

Precio: 100 euros

6 Adidas Terrex Fast GTX Surround

Amén de la omnipresencia del Gore-Tex en toda la zapatilla, cosa que mantiene tus pies secos, calientitos y felices, esta zapatilla posee una suela fabricada con un caucho Continental especial, que fija bien la suela al suelo hasta en las condiciones más húmedas. Además, es una de las zapatillas de running menos feas del mercado.

Precio: 96  

7 Arc’teryx Norvan LD GTX

Especializada en calzados de alta montaña y de aventura extrema, no es raro que la firma Arc’teryx haya creado una zapatilla para correr todoterreno. Han usado Gore-Tex para protegerla del agua, y elásticas suelas Vibram Megagrip para afinar la tracción. Por si fuera poco, brilla su diseño discreto, bonito y muy funcional.

Precio: 125 euros 

 

8 Nike Air Zoom Pegasus 35 Shield

Actualizando el popular modelo Pegasus, esta zapatilla, creada para corredores de fondo, posee una cámara de aire que logra una total amortiguación del impacto desde el tobillo hasta los dedos. Además, su textura protege el pie de los cinco elementos, y sus suelas especiales te permiten correr con fuerza y solidez.

Precio: 130 euros

9 Columbia Mountain Masochist IV Outdry XTRM

A medio camino entre la bota de nieve y la zapatilla de running, este modelo de Mountain Masochist es irrompible y totalmente sumergible. Capaz de soportar trotes por roca, hielo, nieve o barro, te protege de manera especial el tobillo y, gracias a su práctica cremallera, te ahorra tiempo a la hora de quitar y poner.

Precio: 150 euros

10 Salomon Sense Ride GXT

Diseñada para soportar las condiciones climáticas más húmedas y adversas, esta zapatilla tiene una capa externa creada con tecnología Gore-Tex Invisible Fit, que hace de ellas un calzado cómodo y hermético. El resto lo pone su suela Wet Traction Contagrip, a prueba de resbalones sobre superficies congeladas.

Precio: 140  euros