El ranking de la célebre página ha sido elaborado reuniendo opiniones y búsquedas frecuentes de aquellos usuarios que tienen la edad correspondiente a esta generación. El resultado, según aseguran, les sorprendió a ellos mismos, porque no eran los típicos destinos que salen en las listas de viajes por hacer.

Al parecer, los millennials son “viajeros atípicos, y sus sistemas y necesidades son distintos”. Es decir, que se centran mucho más en vivir experiencias y en descubrir lugares desconocidos por la mayoría de gente. Por eso, gran parte de los destinos elegidos por viajeros de esta generación no están repletos de turistas y mantienen su encanto natural. Así se consigue vivir un “viaje más auténtico y poderoso” y, aunque hay alguno más típico, los lugares elegidos son una alternativa a lo que siempre se recomienda.

Además, esas experiencias que los millennials buscan vivir suelen ser “locales y sostenibles”, que sean respetuosas con el medio ambiente y con el entorno. Dentro de la diversidad de destinos, de todas partes del mundo, la mayoría parecen un destino ideal para las vacaciones de verano. He aquí los diez primeros de la lista: 

 

1 Lisboa (Portugal)

Nik Guiney

Es la historia y la belleza tan característica de esta ciudad lo que llama la atención de los jóvenes viajeros. Dar un paseo por sus coloridas calles, visitar sus atracciones turísticas como la Torre de Belém o sentarse en una terraza a probar su gastronomía con un buen vino son solo algunas de las cosas que se pueden hacer en el destino europeo que encabeza el ranking. 

 

2 Ubud, Bali (Indonesia)

La combinación perfecta de naturaleza, aventura y arte. Según müvTravel, Ubud se ha convertido en uno de esos destinos que irradian “vibraciones positivas”, repleta de artistas y naturalistas atraídos por la vegetación que rodea al pueblo. Cada vez está más de moda para los turistas, pero sigue siendo un remanso de paz y tranquilidad.

 

3 Cinque Terre (Italia)

En la provincia italiana de La Spezia hay una porción de costa compuesta por cinco pueblos que son el destino vacacional perfecto para el verano: Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore son los pueblos bañados por el mar de Liguria que los millennials prefieren para viajar. El colorido de las casas se refleja en las aguas cristalinas, y por sus calles uno se puede empapar de la cultura italiana visitando sus museos, palacios y castillos, o simplemente dando un paseo y hablando con los locales.

 

4 Parques Nacionales de Utah (Estados Unidos)

Al sur del estado de Utah hay cinco parques nacionales impresionantes. Los visitantes suelen ir allí aprovechando el viaje al Cañón del Colorado por su proximidad a Arizona, de hecho sus paisajes recuerdan mucho a los del Gran Cañón, pero mucho menos explotado por el turismo. Una buena alternativa para ver este espectáculo rocoso que “hará que te preguntes en qué planeta estás”, como dicen los de la plataforma de viajes. 

 

5 Lubéron (Francia)

El macizo de Lubéron se encuentra en la Provenza, al sur de Francia. Sus escarpadas colinas, su vegetación repleta de olivos y sus valles le aportan una gran belleza natural, pero el verdadero encanto está en los pequeños pueblos medievales repartidos a lo largo de esta región. Según müvTravel, varios de esos pueblos (como Gordes, en la foto) figuran ente los más bellos de Francia. 

 

6 Apulia (Italia)

Otro destino costero en Italia entre los favoritos de los millennials es la región de Apulia. Corresponde justo al tacón de la bota, y es una de las menos visitadas de Italia a pesar de su gran belleza. Sus pueblos color blanco se confunden con la roca, teniendo todos una gran riqueza cultural y arquitectónica. Las aguas de que bañan la costa son también cristalinas y, por supuesto, se puede disfrutar de la gastronomía italiana en los bares y restaurantes de sus villas. La ciudad más poblada de esta región es Bari, pero algunos otros destinos de esta zona son Alberobello (en la foto), Lecce y Ostuni. 

 

7 Riga (Letonia)

Gilly

La capital de Letonia es también la ciudad más grande de los estados bálticos, y es la fusión perfecta entre tradición y modernidad. Un precioso skyline repleto de agujas góticas, un centro histórico que es Patrimonio de la Humanidad por su arquitectura Art Nouveau, unas fachadas que parecen sacadas de un cuento, grandes bulevares… La lista de atractivos de esta ciudad se aleja de la de todos los destinos playeros de la lista, pero está totalmente a la altura. 

 

8 Bagan (Birmania)

Fue capital de varios reinos y ahora está repleta de templos y otras joyas arqueológicas. Desde la página de viajes comparan su grandeza a la de Machu Picchu o Angkor, a diferencia de que recibe muchos menos visitantes. Situada en una gran llanura verde, sus monumentos y edificios tienen una arquitectura muy característica de la zona, con siluetas imposibles y curvas hipnotizantes. Todos esos edificios históricos que se pueden ver han sobrevivido además a invasores y terremotos, y hoy dan la bienvenida a los millennials más viajeros. 

 

9 Carmel-by-the-Sea, California (Estados Unidos)

Una ciudad californiana pero al más puro estilo europeo. Al lado de una playa de arenas blancas y paisajes que parecen sacados de una pintura, esta pequeña ciudad esta repleta de tiendas, galerías de arte y restaurantes. Como dicen en la plataforma, allí puedes hacer de todo, o simplemente no hacer nada y relajarte. Además, está en el estado donde se filmó la serie de Big Little Lies y, visitando la zona, uno se puede sentir como un protagonista más de la exitosa serie de HBO. 

 

10 Sevilla (España)

España ha conseguido hacerse un hueco en el top10 de la lisa con Sevilla. Ha sido gracias a su centro histórico, su catedral gótica y a muchas de sus calles, muestra de una mezcla de culturas que embauca a todo el que la visita. Además, el ambiente, los locales de flamenco y la gastronomía son muy llamativos para visitantes de todo el mundo.