La tecnología futurista ha irrumpido con fuerza en el mundo de la moda creando una nueva generación de prendas inteligentes. Es decir, útiles mucho más allá de lo obvio y capaces de mejorar algunos aspectos cotidianos de la vida de sus usuarios. Ese extra de inteligencia es un valor añadido que algunos consumidores están empezando a apreciar. La duda es si estas iniciativas tan originales tienen o no recorrido, si tienen el potencial de marcar a medio plazo el futuro de la industria de la moda. Juzguen ustedes mismos.

 

 

1 La línea de prendas de vanguardia de Tommy Hilfiger

En 2014, la marca de ropa Tommy Hilfiger ya apostó por crear ropa inteligente. Junto a  Pvilion, Hilfiger comercializó una chaqueta solar que permitía cargar dispositivos electrónicos. Un producto con paneles solares extraíbles, resistente al agua, que proporcionaba energía para alimentar hasta cuatro  veces un teléfono con 1.500 mAh de capacidad en su batería. Disponible en modelos para mujer y para hombre, esta innovadora prenda cuesta alrededor de 540 €. Llamó la atención, pero no tuvo el éxito que se esperaba.

La marca, lejos de tirar la toalla, lanzó el pasado verano una nueva línea de ropa inteligente llamada Tommy Jeans XPLORE, que partía de conceptos distintos al anterior. Y es que lejos de ser una prenda sola, cada prenda de la colección tenía integrado un chip inteligente Bluetooth integrado. El chip contabiliza cuántas veces el usuario usa la prenda que lleva puesta. Información que sirve para acumular puntos. Cuántas más veces la usen, más recompensas y experiencias pueden canjear. La colección solo estuvo disponible en Estados Unidos.

 

 

2 La futurista colaboración entre Levi’s y Google

Hace casi un año, Google y Levi’s pusieron a la venta una cazadora inteligente basada en Project Jaquard, parte de una línea de prendas personalizadas de Google. Se trataba de una cazadora con muchos ases en la manga, nunca mejor dicho, ya que contaba con unos puños especiales con sensores táctiles. A través de ellos, era posible cambiar canciones, recibir notificaciones, coger llamadas o recibir impulsos de Google Maps. Su precio es de alrededor de 312 €.

 

3 La camiseta inteligente de Nike y la NBA

Las marcas deportivas no se iban a quedar al margen. El año pasado, la NBA sorprendía junto a Nike diseñando una camiseta inteligente capaz de conectar a fans y jugadores través de un chip NFC (llamado NikeConnect) dentro de la etiqueta bordada en la parte inferior de la prenda.Mediante esta etiqueta los aficionados pueden acceder a todo tipo de contenidos sobre su equipo y jugador de manera automática. Solo tienen que acercar el móvil a la etiqueta.

 

4 Las zapatillas con vida propia de Nike

Las zapatillas que se atan solas, como en Regreso al futuro, ya existen. Y el creador, como no podía ser de otra manera, es Nike. Unas deportivas que cobran vida cuando te las pones. Y es que no solo se ajustan a la forma de tus pies, sino a tu actividad, se iluminan y además notan tu presencia. Capaces de correr o saltar contigo. ¿Son la última revolución en lo que a zapatos se refieren o se trata de marketing en estado puro?

 

5 La camiseta con regulación térmica de Wendu 

Con Wendu no tendrás frío ni calor. Y es que esta empresa fabrica camisetas capaces de regular la temperatura entre 20 y 40 grados con el móvil. Inteligentes y con una batería a pleno rendimiento, con una duración de entre tres a cuatro horas, fueron pensadas en un principio para usos militares, pero pueden ser útiles para aquellas personas que sientan un desequilibrio en la temperatura corporal.

 

6 La ropa inmaculada de Sepiia

Aunque puede parecer una iniciativa un poco menos rompedora que las anteriores, lo que ha conseguido esta marca es muy práctico y ciertamente asombroso. Y es que la ropa que comercializa ni se mancha ni se arruga gracias a su estructura textil y a la fibra especial que utilizan. Ideal para aquellas personas a las que se le acumula con bastante frecuencia la plancha o que tienen una preocupante tendencia a acumular manchas.