El Meadows Museum SMU de Dallas acogerá a partir de próximo 15 de septiembre la muestra El Greco, Goya y el gusto por España: obras maestras del Bowes Museum. Esta puede ser una gran excusa para organizar un viaje a Texas y recalar en la moderna ciudad de Dallas, además de pasar por Austin, San Antonio o Houston.

Con la supervisión de la comisaria Amada Dotseth, el Bowes Museum de Inglaterra visitará por primera vez Estados Unidos para exponer varias obras de su colección en el Meadows Museum SMU de Dallas. A esta exhibición le seguirá otra a partir del 18 de octubre con el pintor Joaquín Sorolla como protagonista y en el que examinara su característico estilo moderno.

Ambas exposiciones remarcan el gran interés y la voluntad del Meadows Museum para adquirir obras significativas a través de préstamos de museos, colecciones privadas y otras entidades y que éstas sean una muestra de la profundidad y el recorrido del arte español. Desde hace algún tiempo, la pinacoteca estadounidense está volcada en acercar al público de su país a los artistas y movimientos pictóricos españoles.

 

La pintura española recala en Inglaterra

John Bowes (1811– 1885) era hijo de un aristócrata y terrateniente británico del noreste de Inglaterra, que formó parte de la alta sociedad inglesa y francesa en su tiempo y que durante toda su vida mostró un gran interés por la política, los negocios y el arte. Se casó en 1852 con Joséphine Coffin-Chevallier (1825–1874), una actriz y pintora francesa, hija de un relojero. La pasión compartida entre ambos por las artes les llevó a crear un museo público en la ciudad comercial de Barnard Castle, muy cerca de la propiedad de John. Gracias a la riqueza e influencia de John y a la intuición de Joséphine, el matrimonio comenzó a adquirir obras de arte en 1860, con especial atención a la pintura españolas contemporáneas de escaso reconocimiento.

Hasta la muerte de ella, John y Joséphine acumularon unas 15.000 pinturas y objetos varios, desde piezas de plata hasta tapices. Destaca entre todas estas obras 102 pinturas españolas, que dotan al Bowes Museum de una de colecciones de arte español más completas del Reino Unido. Paradójicamente, el matrimonio falleció antes de ver terminado el museo y de que este abriese sus puertas al público en 1892.

El porqué del interés del aristocrático matrimonio en la pintura española se debió a la recomendación de uno de sus marchantes, quien les avisó de la gran oportunidad que se abría tras la muerte del conde Francisco Javier de Quinto y Cortes, político, director del madrileño Museo de la Trinidad y ávido coleccionista. Tras su muerte, su colección se subastó en París y John y Joséphine Bowes adquirieron varios lotes, entre ellos las once obras que se presentan en esta exposición, que además incluye archivos y otros materiales que ilustran el afán coleccionista del matrimonio.

Las obras, en su mayoría, versan sobre temas religiosos. Otras, sin embargo, como `Interior de prisión´ de Francisco de Goya perfilan la evolución del arte español de finales del siglo XVIII y su paso de la representación de monarcas o santos hacia otros terrenos en los que se aprecia un cierto interés en personajes literarios e injusticias sociales. 

Es precisamente en esta variedad de temas y estilística, que oscila desde las elocuentes y espirituales pinturas de El Greco hasta las imágenes sobrias y  naturalistas de Goya, lo que marca a estas once obras españolas como puntales de la colección de los Bowes.

 

La colección inglesa de arte español toma Dallas

Según afirma la comisaria del Meadows Museum, Amanda W. Dotseth, “en cierto modo, esta exposición cuenta dos historias: la primera, la de la producción artística en España desde el siglo XVI hasta el XVIII, y la otra, la de su legado contemporáneo”.

Dotseth valora tanto la importancia de las obras que viajan por primera vez hasta Estados Unidos, como la increíble visión artística y la perspectiva de futuro que tuvieron John y Joséphine Bowes a la hora de crear un museo y de coleccionar arte español: “En el siglo XIX, el Conde de Quinto reunió una importante colección privada de pintura española histórica. Más adelante, John y Joséphine reconocieron el potencial instructivo de la colección al adquirir importantes piezas para incorporarlas a su museo público. De esta forma, aseguraron que el arte español desempeñara un papel destacado entre las distintas colecciones del museo. Los Bowes se adelantaron a su época al coleccionar arte español un siglo antes de que el Meadows Museum abriera sus puertas al público en 1965”.

El 12 de septiembre, el director del Bowes Museum, Adrian Jenkins, será el encargado de presentar en el Meadows el jueves, dentro de los eventos que forman parte de la inauguración de la exposición. En esa introducción, hablará de los orígenes de la colección Bowes y de la historia de sus fundadores, así como de algunos detalles menos conocidos de las 11 obras que incluye la exposición.

 

Un pequeño Prado en Texas 

El Meadows Museum es la principal institución estadounidense y centro de referencia dedicada al estudio y la difusión del arte español. El empresario y filántropo de Dallas Algur H. Meadows donó en 1962 su colección privada de pintura española a la Southern Methodist University. Además, dispuso de un importante monto de fondos para establecer un museo. Este abrió sus puertas en 1965, poniendo en marcha el sueño de lo que Meadows había concebido como `un pequeño museo del Prado para Texas´.

Actualmente, el Meadows cuenta con una de las colecciones de arte español más extensas y completas fuera de España. Una colección que abarca piezas que van desde el siglo X hasta el siglo XXI, y cuenta con objetos medievales, escultura renacentista y barroca y destacadas pinturas del Siglo de Oro, así como de maestros modernos.