Poder Judicial

Gay advierte de que no renovar el CGPJ supone un "secuestro" del tercer poder

La delegada del Gobierno en Catalunya ha valorado cómo la renovación de este órgano "tiene lugar ahora en un escenario de máxima polarización política

Maria Eugènia Gay, delegada del Gobierno en Catalunya, se dirige a los asistentes durante el acto de inauguración de la nueva planta de impresión de libros de Prensa Ibérica, Liberdúplex.

Maria Eugènia Gay, delegada del Gobierno en Catalunya, se dirige a los asistentes durante el acto de inauguración de la nueva planta de impresión de libros de Prensa Ibérica, Liberdúplex. / JORDI COTRINA (EPC)

2
Se lee en minutos
Europa Press

La delegada del Gobierno en Catalunya, Maria Eugènia Gay, ha considerado que no dar cumplimiento a la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) supone un "secuestro de este tercer poder" al no reflejar, este órgano, la actual sociedad española.

 Lo ha dicho en el acto de celebración del 44 aniversario de la Constitución Española este lunes en el Archivo de la Corona de Aragón de Barcelona junto a los subdelegados del Gobierno en Barcelona, Carlos Prieto; Girona, Albert Bramón; Lleida, José Crespín, y Tarragona, Joan Sabaté, además de representantes del PSC, PP y Cs.

Gay ha valorado cómo la renovación de este órgano "tiene lugar ahora en un escenario de máxima polarización política, donde los grandes consensos y las políticas de Estado deberían ser fruto del diálogo, de la negociación y del acuerdo". En este sentido, la delegada del Gobierno ha evocado al exministro socialista Ernest Lluch, como un ejemplo a seguir: "Para Lluch, el diálogo era la esencia de la democracia pura" y ha reivindicado que sin diálogo y sin pacto, las sociedades se quedan estancadas, en sus palabras.

Romper el sentido de la Constitución 

"Seamos capaces de no utilizar la Constitución como instrumento para atacar al rival político, porque cuando se usa de forma partidista, se corrompe su sentido", ha avisado, mientras que ha dicho que defender la Carta Magna también es cumplirla -literalmente- cuando va en contra de los intereses propios.

 Para Gay, "la mejor manera de velar por la Constitución es mantenerla vigente, adaptar nuestras normas a las nuevas realidades, a los nuevos retos y homologarlas al resto de democracias europeas", ha razonado. Ha celebrado así políticas del Gobierno destinadas a proteger a la ciudadanía y a los más vulnerables -juventud, pensionistas, mujeres, autónomos, empresas, ha enumerado- así como los presupuestos "más sociales" de la historia de la democracia y la Ley de Memoria Histórica.

Noticias relacionadas

 Durante su discurso, se ha referido a las 27 mujeres constituyentes y también a los ponentes catalanes Jordi Solé Tura y Miquel Roca --que ha asistido al acto--, por suponer "el reflejo del consenso de una sociedad plural y diversa" y plasmar en esta Constitución normas, derechos y obligaciones fundamentales.

 Asimismo, ha reivindicado el pacto constitucional que ha permitido "las mayores cotas de libertad, de cohesión social y crecimiento económico" de la historia moderna, y ha dicho que quienes critican la Constitución desde el anacronismo, en sus términos, pueden hacerlo porque la Constitución les ampara.