Pegasus

La Fiscalía pide el secreto de las actuaciones en el caso del espionaje a Pedro Sánchez

El juez José Luis Calama ha incoado las diligencias 68/2022 en las que se investiga "la infectación de dispositivos de miembros del Gobierno de España"

La Fiscalía pide el secreto de las actuaciones en el caso del espionaje a Pedro Sánchez
1
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +
Tono Calleja
Tono Calleja

Periodista

ver +
Cristina Gallardo
Cristina Gallardo

Periodista

ver +

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado al titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, José Luis Calama, el secreto de las actuaciones de la investigación que se ha iniciado tras la denuncia presentada por la Abogacía del Estado por el espionaje con el sistema Pegasus al presidente del Gobierno Pedro Sánchez y a la ministra de Defensa, Margarita Robles, según consta en un comunicado difundido por el Ministerio Fiscal.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha informado de su reclamación al magistrado Calama en el seno de las diligencias previas número 68/2022, en las que se investiga "la infectación de dispositivos de miembros del Gobierno de España".

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, informó el pasado lunes en una rueda de prensa que Sánchez y Robles fueron espiados en 2021 con Pegasus, según dos informes del Centro Criptológico Nacional, un organismo dependiente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). En concreto, el móvil de Sánchez fue intervenido en dos ocasiones en mayo de 2021 -obtuvieron más de 2,6 gigas de información- y el de la responsable de Defensa una vez en junio del mismo año.

Denuncia en la Audiencia Nacional

Noticias relacionadas

Por este espionaje, la Abogacía del Estado presentó una denuncia ante la Audiencia Nacional, que ha recaído en manos del juez Calama: "Tenemos la absoluta seguridad de que es un ataque externo, y de que es una infección externa, porque en España todas las intervenciones se producen por organismo oficiales y con autorización judicial. En este caso, no se ha producido ninguna de las dos circunstancias. Por eso no tenemos ninguna duda", dijo Bolaños en la rueda de prensa del pasado lunes.

Según los datos conocidos hasta ahora, la primera intrusión que sufrió el teléfono móvil de Sánchez los atacantes obtuvieron 2,6 gigas de datos y 130 megabites en la segunda. En el caso de Robles, el robo de información fue menor, tan solo 9 megabites.