En el Congreso

Los socios del Gobierno piden dimisiones cuanto antes y ERC señala a Robles y Esteban (CNI)

  • Unidas Podemos sostiene que deben rodar las cabezas de los máximos responsables que no impidieron el espionaje a Sánchez

Rufián cree que el espionaje con Pegasus se puede cargar la legislatura. / EFE / JUAN CARLOS HIDALGO / VÍDEO: ATLAS

2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

El anuncio de que Pedro Sánchez y Margarita Robles fueron espiados hace casi un año ha provocado la indignación de Unidas Podemos y de los socios de investidura. Los partidos aliados del Ejecutivo no entienden cómo se pudo producir ese fallo de seguridad. Y, mucho menos, cómo no se ha descubierto hasta ahora. Más allá de las dudas sobre si la información que dieron es real, los socios al completo han exigido que se depuren responsabilidades políticas. Aun así, tan solo el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, se ha atrevido a poner nombre a esas dimisiones: la propia Robles y la directora del Centro Nacional de Inteligencia, Paz Esteban.

"Creo que en cualquier país democrático, si a la máxima responsable de los servicios de inteligencia [Robles] y a la directora de esos servicios de inteligencia [Esteban]se le pasa que se espía de forma ilegal el teléfono del presidente del Gobierno y seguramente de gran parte del Consejo de Ministros su posición sería insostenible", ha denunciado el dirigente de los republicanos catalanes. En este sentido, se ha mostrado escandalizado ante el hecho de que la intervención de los teléfonos de Sánchez, en mayo de 2021, y de Robles, en junio del mismo año, no se hayan detectado hasta ahora.

Noticias relacionadas

Sin llegar a señalar directamente, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, también ha sostenido que "ha llegado el momento de que se asuman responsabilidades políticas motu propio". El dirigente morado ha subrayado que deberían ser los "responsables que estaban al mando" cuando se produjo el espionaje al jefe del Estado. "Si se toman acciones, se esclarecen los hechos, se depuran responsabilidades nuestra democracia saldría fortalecida. Saldría debilitada si esto no lleva a nada", ha continuado Echenique. Además, ha puesto en duda que la investigación interna abierta por el Gobierno vaya a ofrecer "confianza" a la ciudadanía si es "liderada por los responsables políticos que han estado al mando cuando este escándalo ocurrió".

Más cautos se han mostrado Aitor Esteban (PNV) y Mertxe Aizpurua (EH Bildu) que han apostado por poner en marcha una investigación y esclarecer los hechos antes de señalar a quién debe dimitir. "Creemos que antes de exigir responsabilidades tenemos que intentar aclarar qué es lo que ha sucedido", ha recalcado Esteban.