Ronda de contactos en el Congreso

Sánchez se espera a Bruselas para rebajar los precios

El Ejecutivo se compromete a bajar la gasolina, la luz y el gas el día 29 después de la cumbre europea

Las tres vicepresidentas y el ministro de Presidencia se reúnen con la dirección del grupo parlamentario del PP, este miércoles. / JOSÉ LUIS ROCA / VÍDEO: EFE

3
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

El Gobierno garantizó este miércoles que "la gasolina, la luz y el gas" estarán más baratos a partir del día 29 de este mes, aunque no concretó cómo lo logrará. La razón que esgrime para evitar tomar medidas ya, como le reclaman el PP y Ciudadanos, es que quiere esperar al Consejo Europeo de los días 24 y 25 en Bruselas. En ese cónclave, la Moncloa confía que se modifique el actual sistema de fijación de precios, que obliga a pagar las diferentes fuentes de energía igual que la más cara (en este caso, el gas ruso). Esa petición española se planteó en julio, pero cayó en saco roto. Ahora, con la guerra en Ucrania lanzada por Vladimir Putin, el impacto en los precios ha sido mayor en Francia y Alemania y la Moncloa es optimista.

Si el Ejecutivo español logra su propósito, considera que los efectos en la economía serían tan importantes que no sería necesario tomar otras medidas para mitigar el alza de precios, como ayudas directas a las familias o la aprobación de rebajas sustanciales de los impuestos. Para conseguir su objetivo de desligar el precio de la luz del gas, Sánchez empezó este miércoles en Eslovaquia una gira que le llevará en los próximos días a Rumanía, Italia, Alemania e Irlanda.

Este argumento de esperar a Bruselas, sin embargo, no convence al PP ni tampoco a Ciudadanos, que exigen al Gobierno que tome medidas ya de manera urgente, entre otras recortar el IVA de la gasolina. En los últimos días, Holanda y Bélgica han bajado los impuestos a los combustibles. Según fuentes del Ejecutivo comunitario, la Moncloa no necesita la autorización previa de la Comisión Europea para aplicar una rebaja, informa Silvia Martínez. Así se lo dijeron también PP y Ciudadanos al Ejecutivo en la ronda de contactos que mantuvieron en el Congreso este miércoles. También pasó por la sala el PNV. Vox declinó participar y el resto de grupos lo harán los próximos días.

Por parte del Gobierno acudieron las tres vicepresidentas, Nadia Calviño, Yolanda Díaz y Teresa Ribera, y el ministro de Presidencia, Félix Bolaños; y, en el caso del PP, la portavoz, Cuca Gamarra, y cuatro diputados más de la dirección del grupo parlamentario. "No se han cubierto las expectativas. Queremos inmediatez y concreción", denunció Gamarra.

Bolaños aseguró que el Gobierno es "plenamente" consciente de "cuánto cuesta llenar el depósito de gasolina y tener la casa caliente", pero insistió en la necesidad de esperar a que pase la cumbre de Bruselas, algo que recalcó también Sánchez en la rueda de prensa que ofreció con el primer ministro croata, Andrej Plenković, informa Juanma Romero. Preguntado si podrá vencer las reticencias alemanas a su propuesta, Sánchez respondió que hay que esperar a la reunión que mantenga con el canciller, Olaf Scholz, el viernes.

Las propuestas del PP

Noticias relacionadas

Gamarra explicó que propuso bajar el IVA del 21% al 4% a la gasolina y el gasoil y recortar el impuesto especial de hidrocarburos, dar un tijeretazo al gasto público y eliminar ministerios y evitar que la actualización de los salarios al IPC conlleve subir de tramo en el IRPF. Pese al choque de inicio con el Ejecutivo, la coordinadora general del PP no descartó dar su apoyo al plan del Gobierno el día 29, porque su partido "primará el conjunto" de las iniciativas.

Ciudadanos también salió con la misma queja: la falta de concreción. El PNV fue más optimista y destacó la voluntad del Gobierno de "mantener un diálogo" con su formación a lo largo de las dos próximas semanas "para intercambiar información y propuestas".

Podemos presiona para elevar los impuestos a las eléctricas

Las negociaciones sobre cómo afrontar la crisis económica no son solo con los grupos de la oposición. En el seno del Ejecutivo, Unidas Podemos ha presentado un documento que contiene propuestas como un cheque energético de 300 euros por familias y la congelación de los alquileres durante 2022. No obstante, los morados ponen el acento en la fiscalidad. Ante la subida del precio de la energía, la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, señaló en el Congreso que los llamados ‘beneficios caídos del cielo’ de las grandes eléctricas podrían servir para “paliar la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores”.