Reunión con la patronal

Ciudadanos respalda a la CEOE y se ofrece al Gobierno para desbloquear una reforma laboral sin cambios

  • Arrimadas reitera que votarán a favor siempre que "no se toque ni una coma" y no se tramite con enmiendas

  • PNV, Bildu y ERC insisten en que se posicionarán en contra de la norma y acusan al Ejecutivo de aliarse con la patronal

Inés Arrimadas (Cs) y Lorenzo Amor (ATA).

Inés Arrimadas (Cs) y Lorenzo Amor (ATA). / José Luis Roca

2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Inés Arrimadas ha dado su apoyo claro al acuerdo que la patronal alcanzó con los sindicatos para la reforma laboral. En un encuentro con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, la líder de Ciudadanos respaldó dicho pacto y ofreció el 'sí' de sus nueve diputados para convalidarlo en el Congreso. Eso sí, si no se toca ni una coma. Los naranjas consideran que el texto es "mejorable", pero no quieren que ERC, EH Bildu o el PNV entre a cambiarlo. Con la predisposición a votar favorablemente en la Cámara baja, Cs está ahora a la espera de que les llame el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, para certificar el éxito de la votación.

Tras la cita del pasado lunes, a la que también acudieron la presidenta de la Fundación CEOE y exministra de Trabajo con el gobierno del PP, Fátima Báñez, y el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, Arrimadas confirmó que su partido votará 'sí' a la nueva reforma laboral siempre que "no se toque ni una coma". "Coincidimos con ATA y con CEOE en que esta reforma laboral, fruto de un consenso, es muy mejorable, pero la mayor amenaza es que los socios nacionalistas del Gobierno puedan empeorarla", recalcó.

El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, ha desvelado este martes que lleva varios días en contacto con su homólogo socialista, Héctor Gómez, hablando sobre la reforma laboral. En una rueda de prensa desde el Congreso, el dirigente naranja ha asegurado que está a la espera de que Bolaños le llame en los próximos días para cerrar su apoyo. "No se puede llegar a la votación con la lengua fuera", ha avisado Bal al Gobierno de coalición.

Noticias relacionadas

Además, tras recalcar la mano tendida de su partido, ha asegurado que Pedro Sánchez tendrá que elegir entre un "nuevo chantaje" de sus socios habituales o el "sentido responsable de Estado y la altura" de Cs. "Aunque esta reforma no es nuestra reforma no permitiremos que Bildu, PNV y ERC la empeoren", ha sentenciado Bal.

Gómez, por su parte, ha afirmado que está en negociaciones con los distintos grupos parlamentarios, aunque no se ha atrevido a dar un número concreto de apoyos. Por lo pronto, PNV y EH Bildu han ratificado este martes su negativa a apoyar la reforma laboral. Lo mismo han hecho la CUP y Junts. Así las cosas, el camino que le queda a el Ejecutivo es la vía de Cs y el apoyo de los partidos más pequeños de la Cámara.