En el Congreso

El Gobierno logra un primer pacto con sus socios para acelerar la reforma de la ley mordaza

  • PSOE y Unidas Podemos obtienen el 'sí' de ERC y EH Bildu para limitar a dos horas las identificaciones en comisaría

Manifestación en contra de la ’ley mordaza’ en Valencia.

Manifestación en contra de la ’ley mordaza’ en Valencia. / MIGUEL LORENZO

2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

La derogación de la 'ley mordaza' empieza a coger velocidad. El Gobierno ha logrado este miércoles un primer acuerdo con sus socios para sustituir la ley de seguridad ciudadana que aprobó el PP en 2015 por un nuevo texto. Pese a los recelos iniciales de ERC y EH Bildu, PSOE y Unidas Podemos han logrado su apoyo para aprobar algunos de los cambios que pactaron hace dos meses. Entre las medidas que han recibido este primer visto bueno, que no es definitivo, está la limitación de dos horas en comisaría para identificar a cualquier ciudadano.

El compromiso del Gobierno de coalición en diciembre de 2019 fue derogar la 'ley mordaza' "a la mayor brevedad". Sin embargo, hasta este miércoles no ha tenido lugar la primera reunión en el Congreso de los Diputados para trabajar sobre un texto alternativo que registró el PNV hace más de un año. Fuentes de Unidas Podemos presentes en la ponencia han mostrado su "satisfacción" por el "amplísimo acuerdo" alcanzado con los socios del Gobierno para introducir en la propuesta de los jetzales sus enmiendas, pese a las "grandísimas reticencias" que mostraron en un primer momento. Las mismas voces reivindican la labor del secretario de Estado para la Agenda 2030, Enrique Santiago, en las negociaciones con los grupos parlamentarias.

Socialistas y morados reactivaron la tramitación de la ley en noviembre, cuando consensuaron una veintena de enmiendas. ERC, PNV y EH Bildu -en algunas votaciones se ha sumado Cs- han dado su 'sí' a la gran mayoría de estos cambios, aunque mantienen sus propias correcciones con el ánimo de introducirlas más adelante. No obstante, aún no se han tocado los artículos más polémicos de la norma, donde el acuerdo resulta más complejo. La intención de los partidos del Gobierno es ultimar el dictamen en una próxima reunión el 15 de febrero para que el texto sea discutido después en comisión y, finalmente, aprobado en el pleno del Congreso.

Temas pendientes

Noticias relacionadas

Entre los acuerdos alcanzados, que solo afectan a los primeros 19 artículos de la ley, está el límite de dos horas para identificar a una personas en comisaria, salvo causas excepcionales debidamente justificadas. Además, la persona deberá ser después de vuelta al lugar en el que no pudo ser identificada cuando haya sido trasladada a dependencias policiales en una localidad diferente y siempre y cuando no afecte a las necesidades del servicio policial. Por otro lado, se retoca la propuesta del PNV para garantizar que las restricciones de tránsito y controles en la vía pública solo se produzcan por "supuestos de alteración grave y efectiva de la seguridad ciudadana".

Queda por tratar las propuestas de socialistas y morados para blindar el derecho de reunión y de manifestación, así como que las movilizaciones convocadas por causas imprevistas no tengan que ser comunicadas. Otros de los asuntos más polémicos son la reforma de los protocolos del uso de la fuerza policial, eliminar la prohibición de captar y difundir imágenes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, o establecer unas sanciones más bajas y que se adapten a la situación económica del multado. Además, PSOE y Unidas Podemos quieren eliminar cualquier mención a las devoluciones en caliente de extranjeros.