Como la de 'La Manada'

PSOE y Podemos acuerdan que las manifestaciones imprevistas no tengan que ser comunicadas

  • Socialistas y morados alcanzan un pacto final sobre los cambios en la 'ley mordaza', aunque tendrán que consensuarlas con el resto de sus socios

  • Plantean reducir las multas que recoge la norma del PP y que a la hora de aplicarse se hagan con "proporcionalidad" a la capacidad económica de cada persona

PSOE y Podemos acuerdan que las manifestaciones imprevistas no tengan que ser comunicadas

ELISENDA PONS

2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

PSOE y Unidas Podemos han cerrado un acuerdo sobre la derogación de la ley de Seguridad Ciudadana, la conocida como 'ley mordaza'. Tras dos semanas de contactos entre los socios para reformar varios aspectos de la norma que aprobó el PP en 2015, socialistas y morados han pactado, entre otras asuntos, que no será necesario informar a la Delegación del Gobierno de aquellas manifestaciones que se celebren por imprevistos que provoquen su inmediatez. De sacarlo adelante, no sería necesario informar de movilizaciones como la que se produjo tras la sentencia de La Manada, lo que facilitaría el ejercicio de protesta de la ciudadanía. No obstante, estas propuestas deberán consensuarlas con el resto de sus socios parlamentarios para que sean aprobadas.

En una reunión celebrada este miércoles, ambos partidos terminaron de pergeñar un pacto para enmendar la ley mordaza después de tener la reforma aparcada durante más de un año. En septiembre de 2020, el Congreso aceptó a trámite un texto alternativo del PNV a ley de Seguridad Ciudadana. Desde entonces, socialistas y morados han ido prorrogando el plazo de presentación de enmiendas. Esta semana parecía que iba a acabar con este dinámica. Pero no fue así. PSOE y Unidas Podemos extendieron el plazo hasta el próximo martes. El objetivo era incluir las propuestas fruto de este último acuerdo. Ahora tendrán que lograr el apoyo de sus socios a sus enmiendas para introducirlas en el redactado del PNV.

Multas y devoluciones en caliente

Proponen limitar a dos horas el tiempo de identificación de cualquier ciudadano en comisaría

Dos años después de que se comprometieran por escrito a impulsar a la "mayor brevedad" una norma que sustituyera a la 'ley mordaza', socialistas y morados han alcanzado un entendimiento para promover que las manifestaciones fruto de eventos imprevistos no tengan que se informadas. Además, quieren que solo sean sancionables "si provocan violencia o alteración del orden público", descantan fuentes de Unidas Podemos. Aquellas movilizaciones que se produzcan por hechos "previstos y previsibles" -como puede ser la manifestación del 1 de mayo- sí que deberán ser comunicadas a la Delegación del Gobierno y en caso de no hacerlo se considerará una falta leve. También proponen blindar el derecho a la reunión pacífica, "sin que en ningún caso" sea necesario la comunicación previa.

Noticias relacionadas

Otra de las medidas es reducir la cuantía de las multas que se recogen en la norma y que pueden llegar a alcanzar los 600.000 euros. Los socios de Gobierno piden rebajar las cantidades "excesivas" y, sobre todo, vincularlas a la capacidad económica del administrado y a su edad. "De esta manera, el criterio para la cuantía económica de las sanciones será un cálculo de progresividad y proporcionalidad", explican. También proponen que los menores puedan sustituir la multa por trabajos comunitarios.

En las semanas pasadas convinieron en eliminar de la norma cualquier mención a las devoluciones en caliente de inmigrantes que entran de forma irregular en España. Su intención es que estos asuntos se regulen en una futura ley de extranjería "siempre conforme a lo establecido en los convenios internacionales suscritos por España". Además, plantean establecer un máximo de dos horas para la identificación de personas en comisaria; que quede constancia de las motivaciones de los agentes para registrar a un ciudadano; o que no se pueda sancionar la toma y difusión de imágenes de policías.