Las cuentas de 2022

Los presupuestos catalanes asumen un récord inversor gracias a los fondos de la UE

El conseller de Economía, Jaume Giró, presentando los Presupuestos.

El conseller de Economía, Jaume Giró, presentando los Presupuestos. / David Zorrakino / Europa Press

4
Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +

Si el 'conseller' de Economia hubiera presentado los presupuestos de este martes al 'president' en el 2010, es posible que Artur Mas entrara en pánico o montara en cólera. 12 años después de los recortes, el margen de maniobra expansivo que ofrece, esta vez sí, la Unión Europea y los fondos que envía a España para la reconstrucción social tras la pandemia permiten a Catalunya presentar unas cuentas de récord en materia de gasto público (5.618 millones más que en 2020) e inyectar mayoritariamente a Salut (obvio, por los estragos del covid) el grueso de este presupuesto tan expansivo.

En el proyecto presupuestario para 2022 destaca también el incremento de partidas muy maltratadas en la última década, como las inversiones o las políticas sociales. Se consignan, por ejemplo, 749 millones a vivienda, como avanzó EL PERIÓDICO. Todo ello en unas cuentas que pese a las cifras inversoras, cumplen con el marco europeo obliga a mantener el déficit a raya en un 0,6% del PIB.

Las principales cifras recogen un aumento de 5.618 millones en gastos (un 17% más que en el 2020), la incorporación de 2.142 millones de los fondos europeos y la estabilidad en cuanto a los impuestos. Así, pese a que el 'conseller' de Economia, Jaume Giró, ha sugerido en más de una ocasión su voluntad de reducir el IRPF a las rentas más bajas, en las cuentas aprobadas este martes en el Consell Executiu no se recoge ninguna variación significativa respecto a impuestos, tampoco los medioambientales. Esta decisión puede responder a la decisión de Giró de guardarse alguna carta negociadora con la CUP en la tramitación de las cuentas. Se verá -o no- en los próximos días y semanas.

Respecto a los impuestos propios, se prevé in incremento del de emisiones de dióxido de carbono de vehículos, pasando de 39 millones en el presupuesto de 2020 a 160 en el del próximo año. También se prevé un aumento de recaudación en base a los impuestos cedidos (sucesiones ,donaciones y patrimonio, así como transmisiones patrimoniales) por valor de 434 millones. Pero no se modifican estas tasas.

No se prevé de entrada modificar la política de impuestos pese a las exigencias de la CUP y los guiños de Giró a las rentas bajas

Salut

El gasto en Salut se incrementa en 900 millones de euros, de los cuales 320 corresponden a fondos europeos. Aparte se consignan otros 500 millones para la gestión del covid ante la evidencia de que el Estado no prorrogará los fondos destinados a las autonomías a tal efecto. La inversión en atención primaria se ha aumentado y pasa del 12 al 17%. La CUP reclama que se cumpla lo acordado en el pacto de investidura de llegar al 25% de inversión destinada específicamente a los ambulatorios. Los anticapitalistas ven insuficientes estas y otras cifras, como la destinada a vivienda.

Políticas sociales

En política social, a la renta garantizada de ciudadanía -la que perciben las familias en una situación económica más desfavorable- se destinarán 400 millones de euros. El Govern prevé gestionar -si prosperan las negociaciones con el Estado- también el Ingreso Mínimo Vital en Catalunya, una prestación creada por el Gobierno y que la Generalitat prevé gestionar, con lo que se ahorraría unos 150 millones de euros. En la Conselleria de Derechos sociales el incremento porcentual es del 30%. Pasa de 2.900 millones a 3.800. Un aumento en gran medida favorecido por los fondos europeos, dado que el incremento sin ellos sería del 9%.

Más inversión

Uno de los capítulos que experimenta una inyección económica más notable es el de las inversiones públicas: 3.961 millones, un aumento de 1.900 millones respecto a las cuentas de 2020. La cifra prevista invierte una tendencia de inversiones muy discretas desde el 2013. Y se acerca a los momentos álgidos previos a la crisis del 2008: en el 2009 todavía se invertían 5.235 millones.

Los fondos Next Generation previstos suponen 2.142 millones extra, si bien el Estado deja de inyectar 'fondos covid'

Incremento de personal

En el capítulo de personal, las cuentas prevén un incremento de dotaciones de 28.882 plazas, fundamentalmente del ámbito de la salud (17.663), seguido por educación (5.500) y Mossos, bomberos y agentes rurales (1.122 plazas).

Noticias relacionadas

Uno de los capítulos que todavía queda por debajo del objetivo de legislatura es el de la cultura. La 'conselleria' incrementa el presupuestos en 85 millones, el 1,3% del total, pero todavía queda lejos del 2% prometido cara al final del mandato.

También queda en cifras modestas un plan que forma parte de los compromisos con la CUP: la creación de una energética pública. Se destinan apenas 500.000 euros para la puesta en marcha de los planes para llevarla a cabo. La cifra respecto al estudio de una renta universal de ciudadanía (otra reivindicación de la CUP incluida en el acuerdo con ERC) también es modesta: 4 millones de euros.