Cita telemática

La última reunión sobre la ampliación de El Prat muestra que hubo acuerdo con el Govern

  • “La Generalitat no va a ser el freno a la ampliación del aeropuerto", dijo el secretario de Territori

Vista de una pista de El Prat, con el humedal de La Ricarda en primer plano.

Vista de una pista de El Prat, con el humedal de La Ricarda en primer plano. / FERRAN NADEU

3
Se lee en minutos
El Periódico

La reconstrucción de la última reunión entre el Gobierno de Pedro Sánchez y el Govern en relación con la ampliación del aeropuerto de El Prat muestra el apoyo de la Generalitat al proyecto, pese a que horas después un tuit del presidente catalán, Pere Aragonès, hizo saltar por los aires la inversión de 1.700 millones de euros necesaria para llevar a cabo la nueva infraestructura. “La Generalitat no va a ser el freno a la ampliación del aeropuerto y su desarrollo para su proyección como hub internacional". dijo en ella Isidre Gavín, secretario de Territorio y persona de confianza del vicepresidente Jordi Puigneró, según consta en el acta de la reunión telemática mantenida el pasado 3 de septiembre, avanzada por 'El País' y a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO.

En el encuentro, también con alcaldes de la zona y representantes de la patronal Foment, se presentó el DORA (Documento de Regulación Aeroportuaria) 2022-2026, con el detalle de la ampliación de El Prat pactado entre la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, que un mes antes era alcaldesa de Gavá, uno de los municipios cercanos al aeropuerto, y Puigneró, hombre fuerte de Junts y persona de confianza del 'expresident' Carles Puigdemont.

Sin bloqueo

“La Generalitat no va a ser el freno a la ampliación del aeropuerto y su desarrollo para su proyección como hub internacional. No vamos a estar en ningún caso en una posición de bloqueo ni de paralizar el plan”, señaló Gavín, que precisó el apoyo al Dora, pero que los detalles para limitar el impacto ambiental se discutirían en el plan director. El acuerdo entre ambos Gobiernos pasaba justo por aprobar el Dora antes del 30 de septiembre y posponer los demás extremos en ese plan director.

En esa línea el representante del Gobierno central, Raúl Medina, director general de Aviación Civil, respondió que “el verdadero documento de planificación son los planes directores y no el DORA”. Gavín aprovechó para reclamar también, entre otros asuntos, incluir en el Dora la conexión de alta velocidad con el aeropuerto de Reus también prometido por el Ejecutivo. 

Oposición de Podemos

De esta forma, la oposición al proyecto se limitaba a Unidas Podemos y los comunes. En el encuentro la expresaron el alcalde de El Prat, Lluís Mijoler, y la segunda teniente de alcalde de Barcelona, Janet Sanz. El primero afirmó que nunca aceptarán que se afecte a la zona protegida de La Ricarda. “No tiene sentido y nos resistiremos hasta el final”, advirtió Mijoler, que anunció que si el Dora seguía adelante, El Prat abriría procedimientos “de responsabilidad patrimonial y delitos penales” contra sus responsables. La representante de Barcelona, que se quejó de asistir a la reunión en calidad de invitada, también fue categórica. “Es increíble que en una situación como la actual de emergencia climática se plantee esta ampliación”, dijo.

Los representantes de Castelldefels, que dijo hablar también en nombre de Sant Boi y Viladecans, y de Gavá -todos del PSC- expresaron su apoyo con pistas segregadas para evitar una mayor afectación acústica en sus municipios y que las medidas “sean respetuosas con los criterios de sostenibilidad ambiental".

Noticias relacionadas

Desde la vicepresidencia de Puigneró, al acabar la cita, se lanzó el mensaje a la prensa de que el DORA incluía lo pactado el 2 de agosto y parecía que el acuerdo saldría adelante. Sin embargo, el documento se filtró en redes socieales. Con el tuit de Aragonès, en el que exigía la rectificación del Dora y afirmaba que "preservar los espacios naturales no es negociable", quedó de manifiesto que el apoyo solo era de Junts.

Desde entonces las declaraciones han sido gruesas. La ministra de Transportes en una entrevista a EL PERIÓDICO ha manifestado que por ello ve "poco margen", pero aún hay 20 días para negociar. En su respuesta, la consellera de la Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrà, se mostró abierta a hacerlo, pero sin la presión de tener que llegar a un pacto antes del día 30 de este mes y con la condición ineludible de que se encuentre un "equilibrio" entre la mejora del aeródromo y el respeto al entorno natural.