Relevo morado

Belarra, elegida secretaria general de Podemos

  • La ministra de Derecho Sociales y Agenda 2030 ha logrado el 88,7 % de los votos en 'Vistalegre IV'

La nueva secretaria general de Podemos, Ione Belarra, en la cuarta Asamblea Ciudadana Estatal del partido

La nueva secretaria general de Podemos, Ione Belarra, en la cuarta Asamblea Ciudadana Estatal del partido / Ricardo Rubio / Europa Press

3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Podemos ha cerrado una etapa y ha abierto otra. Al menos, en cuestión de liderazgos. Este domingo, la IV Asamblea Ciudadana Estatal eligió a Ione Belarra como nueva secretaria general del partido tras la dimisión de Pablo Iglesias el pasado 4 de mayo. Tal y como se esperaba, no hubo sorpresas. La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 obtuvo un aplastante 88,7 % de los 53.443 votos emitidos, la participación más baja de todas las primarias celebradas por el partido morado. Más allá de la nueva figura al frente del partido, la elección de Belarra trae pocos cambios. La lista de Belarra, formada por la anterior cúpula de Iglesias, será la que conforme de manera exclusiva el Consejo Ciudadano Estatal -el máximo órgano entre asambleas- y, además, la ministra reivindicó la senda marcada por el exvicepresidente hasta ahora. 

"Hoy habéis demostrado algo muy hermoso y es que este proyecto político es muy fuerte, es valiente y le queda muchísimo camino por recorrer para seguir cambiando la historia de España", clamó Belarra ante más de un millar de personas que se congregaron en el anfiteatro Paco de Lucía de Alcorcón, una imagen muy diferente a las multitudinarias convocatorias que celebró la formación en la plaza de toros de Vistalegre. La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 adelantó que los ejes de su propuesta para marcar el cambio de etapa en el partido son la construcción de un Podemos más "coral y plural". 

La tarea de Belarra no será fácil. Podemos nació y creció bajo el hiperliderazgo de Iglesias y emanciparse de su figura y de su legado parece complejo. Buena prueba de ello fue que la ausencia del exvicepresidente en la IV Asamblea no evitó que estuviera presente en todos los discursos. "Aunque les moleste, aquí seguimos y esta siempre, siempre será tu casa", sentenció Belarra nada más arrancar su primer discurso como secretaria general, levantando el aplauso de todos los presentes en el auditorio.

Reivindicando el futuro

Arropada por los miembros de su candidatura -pesos pesados de la formación como Irene Montero, Pablo Echenique, Rafa Mayoral o Juanma del Olmo-, Belarra defendió la acción de Unidas Podemos en el Gobierno de coalición con el PSOE. "Vamos a seguir haciendo maravillas con 35 diputados y 5 ministros", sentenció. A renglón seguido, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, cargo que también heredó de Iglesias, señaló la necesidad de seguir empujando en el Ejecutivo bicolor para sacar adelante la conocida como ley del ‘solo sí es sí’, impulsada por el ministerio de Igualdad, la ley de vivienda junto a la regulación de los alquileres o la creación de una empresa pública de energía. "Podemos no nació para gobernar en minoría. Tenemos que ser la principal fuerza de este país. No nos conformamos, hay que ganar las elecciones", aseguró.

Belarra llamó, además, a construir candidaturas autonómicas fuertes que pongan solución a la falta de estructura territorial del partido y reivindicó la necesidad de reforzar los vínculos con los partidos que conforman el "bloque de dirección de Estado": ERC, EH Bildu, PNV...

Noticias relacionadas

Críticas a la derecha  

La ministra aprovechó también para criticar a PP, Vox y Cs que en esos momentos estaban congregados en la Plaza de Colón para protestar contra la posible concesión de los indultos a los líderes del ‘procés’. "Las derechas vuelven a petrificarse hoy de nuevo en una foto en blanco y negro", denunció. Según dijo, «el odio y el enfrentamiento, la corrupción y la defensa de sus privilegios es la única forma de hacer política que conocen» las formaciones de Pablo Casado, Santiago Abascal e Inés Arrimadas. "España no se merece esta oposición", resumió.