"Síntomas contradictorios" de Junqueras

González considera los indultos un intento de "distender" y Bono afirma que no "acaban con España"

  • "¿Ha cambiado algo por una carta? Puede que en su posición personal sí. Puede ser, no lo puedo asegurar", señala

José Bono y Felipe González, en una imagen de archivo.

José Bono y Felipe González, en una imagen de archivo. / EFE / JAVIER LIZÓN

2
Se lee en minutos
El Periódico

Felipe González y José Bono se han pronunciado este jueves sobre los indultos a los presos del 'procés', tras la carta de Junqueras. En opinión el expresidente del Gobierno, tienen una "intención saludable de distender y recuperar una vía política" en Catalunya pero ha advertido de que "recuperar la política significa que se respete la Constitución, el Estatuto y el ordenamiento jurídico".

Según González, con la carta del líder de ERC se dan "síntomas contradictorios" de que el sector republicano está dispuesto a realizar un "recorrido de aceptación de la institucionalidad". Desde su punto de vista, existen "síntomas ocultos curiosos" pero "no evidentes" de la voluntad del sector de ERC. "Miren con detenimiento a la composición del gobierno catalán, de los consejeros. Miren si esos componentes del gobierno, que creo que tienen más voluntad de resolver los problemas de los ciudadanos que de pasar por el mismo proceso", ha opinado.

En esta línea, González ha dejado claro que es el Ejecutivo el que tiene que preguntarse si esa composición "indica algo o no", aunque ha reconocido que esa valoración "es un problema casi de brujería o de convento". "¿En el confesionario qué te dicen?", ha continuado, dando por hecho que, en cualquier caso, "parece claro" que finalmente se concederán los indultos.

Así, el expresidente ha dejado claro que su posición no ha cambiado, y que sigue opinando que la concesión de indultos pasa por que se den las condiciones. "¿Ha cambiado algo porque Junqueras ha hecho una carta? Puede que en su posición personal sí. Puede ser, no lo puedo asegurar", ha apuntado.

Buscar soluciones

Por su parte, el ex ministro de Defensa se ha mostrado seguro "de que la convocatoria de las derechas en la plaza de Colón para reclamar 'más madera' no es la solución a nada", tras admitir que el Gobierno está obligado a buscar soluciones en Catalunya "porque cruzarse de brazos solo llevaría a desastres como el que provocó el Gobierno de Rajoy en 2017 cuando hizo un ridículo mundial no sabiendo descubrir las urnas ni las papeletas de aquel referéndum ilegal".

Noticias relacionadas

En un artículo publicado en 'El País', titulado 'Los indultos y el pelotón del odio', Bono afirma que si el Ejecutivo de Sánchez "considera que el indulto es la mejor opción para el trastorno institucional en el que está Cataluña, debe decirlo con claridad, sin explicaciones apocadas o miedosas; debe dejar claro que la secesión es solo una fantasía del prófugo de Waterloo y que dentro de la Constitución cabe el indulto pero no cabe el referéndum de independencia".

Bono, que admite que no cree que los indultos por sí solos vayan a resolver el problema, proclama que "sepultar los indultos con insultos puede dar rédito electoral a la oposición, pero el Gobierno debe asumir ese riesgo si está convencido de la necesidad de concederlos. Un indulto, certero o estéril, no acaba con España; al contrario, será antídoto al victimismo falsario de los viejos convergentes", zanja.