'Operación Kitchen'

El juez imputa a Cospedal y López del Hierro en el espionaje ilegal a Bárcenas

Ignacio López durante su comparecencia en la comisión de investigación del caso Kitchen, en el Congreso de los Diputados.

Ignacio López durante su comparecencia en la comisión de investigación del caso Kitchen, en el Congreso de los Diputados. / José Luis Roca

5
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha provocado una explosión controlada de la sesión de este miércoles de la comisión del Congreso que investiga la 'operación Kitchen' al imputar al empresario Ignacio López del Hierro (que estaba compareciendo en ese momento) y a su esposa, la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal (que estaba citada pocas horas después). El magistrado les atribuye delitos de cohecho, malversación y tráfico de influencias por su presunta participación, que dice que "pudo ser decisiva", en el dispositivo ilegal de espionaje al extesorero del partido Luis Bárcenas.

Cuando se ha conocido la decisión judicial, López del Hierro ya había anunciado que no contestaría a los diputados, defendiendo su "absoluta imposibilidad de poder acceder a medios de Interior, técnicos, humanos o de fondos reservados", porque no es funcionario. "Nunca he sido afiliado al PP. Tampoco he tenido cargo público que dependiera de él", añadió.

Solo habló para negar relación alguna con empresas del primogénito del 'expresident' Jordi Pujol y para admitir que la imputación, instada por la Fiscalía Anticorrupción hace nueve meses, no le había pillado "por sorpresa". Pese a que el auto judicial no frenó su comparecencia ni impidió la de otros encausados en la comisión, los diputados sí decidieron suspender la de Cospedal, prevista para la tarde.

García-Castellón también imputa a José Luis Ortiz, exjefe de gabinete de Cospedal, y vuelve a citar al exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez y al excomisario José Manuel Villarejo. El juez ve indicios de que la relación entre el ambos es anterior a la incorporación del primero a Interior. López del Hierro y Ortiz están citados en la Audiencia el 30 de junio, y Cospedal, el 29.

Concretar la acusación

El juez explica que ha acordado la imputación del matrimonio, que la Fiscalía pidió junto a la del exministro Jorge Fernández Díaz, “cuando la pieza se vislumbra con la madurez necesaria para encarrilar la fase preparatoria” y haber podido determinar aspectos claves de la trama, como la captación de Sergio Ríos, chófer de Bárcenas, y su familia, por 2.000 euros mensuales, así como la implicación del exsecretario de Estado de Seguridad y del exministro del Interior.

Los agentes involucrados, según el magistrado, conocían el carácter ilícito de la operación, porque suponía sustraer pruebas de una investigación judicial (el 'caso Gürtel') y desviar dinero de los fondos reservados. Pese a ello, desarrollaron labores operativas para obtener de Ríos “información que les permitiera sustraer de algún lugar cerrado (al que se refieren como 'zulo' --agujero en euskera--) documentación comprometedora para el PP y para sus altos cargos en posesión de Bárcenas y de su esposa, Rosalía Iglesias”. 

Agendas y audios

La resolución recoge grabaciones de Villarejo, sus 13 agendas y las 19 declaraciones realizadas de imputados y testigos, como Bárcenas. En los dietarios se fecha el inicio de la 'Kitchen' el 11 de julio de 2013 con una anotación, junto a las siglas 'Chisco', que responden a Francisco Martínez, en la que se lee: “Charla 45 minutos. Plan contra LB. Interv. Comunicaciones, registros y citación de mujer e hijo”.

Según el magistrado, “se detecta una cadena de anotaciones que permiten inferir la participación de Cospedal y López del Hierro en la captación de Ríos”, a través del también imputado Andrés Gómez Gordo, policía cuya "trayectoria profesional se había producido en gran medida junto a la de Cospedal", tanto en Madrid como en Castilla-La Mancha.

Según el auto, López del Hierro presenta a Gómez Gordo a Villarejo para que este, a su vez, entre en contacto con Ríos. En un audio, Villarejo cuenta al empresario Adrián de la Joya y al comisario José Luis Olivera la implicación del matrimonio Cospedal-López del Hierro en la 'Kitchen'.

También aparece que la exsecretaria general del PP "abroncó" a Martínez por la investigación del entonces responsable de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía, el inspector jefe Manuel Morocho, al que el juez cita como testigo el 15 de junio. Villarejo, además, daba cuenta al jefe de gabinete de la entonces presidenta de Castilla-La Mancha, lo que para el juez no tiene sentido y hace necesario interrogarles.

Relación previa

El magistrado explica que la nueva citación de Martínez, al que el comisario Enrique García Castaño señaló como la persona a la que entregó la información intervenida a Bárcenas por Ríos, obedece a la necesidad de corroborar las agendas de Villarejo en las que se describe la fluida relación que ambos mantenían. Entre los apuntes, figura uno en el que ordena que solo se informe al ministro del Interior.  

Para el juez, Francisco Martínez “asume de forma directa la obtención de información de forma diaria, resultando especialmente sorprendente que el secretario de Estado se involucre hasta ese nivel en un asunto de esta naturaleza”.

En una segunda resolución el juez ha levantado la imputado que pesaba sobre el comisario José Francisco González García y el inspector jefe Jesús Vicente Galán, al considerar que se limitaron a cumplir órdenes de sus superiores jerárquicos y que no ha quedado debidamente acreditada su participación en los hechos.

Amenazas entre diputados

Noticias relacionadas

Las nuevas imputaciones no fueron obstáculo para que los diputados siguieran intentando sin éxito una respuesta por parte de López de Hierro, pese a que la mera imputación supuso la suspensión de la comparecencia de Cospedal, prevista para la tarde y que se presentó en el Congreso, porque nadie la avisó del cambio de planes. Se decidió a propuesta del PSOE con la única oposición del PP, que lo entendió una forma de alargar la comisión, informa Europa Press.

Durante la sesión solo se salió de guion la diputada de Vox Macarena Olona que aseguró haber sido amenazada por "un diputado del PP con los portavoces de ERC como testigos", pese a que era público que la "comisión Kitchen' no tendría sentido, al ser simultánea a la investigación judicial, aseguró.