Investidura en vilo

Dirigentes de Junts afean a Jordi Sànchez el compromiso de investir a Aragonès

  • Cuestionan que la decisión, ahora enmendada, no pasara por los órganos de gobierno del partido

El secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, durante una rueda de prensa en la sede del partido en Barcelona, el pasado 7 de mayo. 

El secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, durante una rueda de prensa en la sede del partido en Barcelona, el pasado 7 de mayo.  / EFE / ANDREU DALMAU

Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +

Dirigentes de Junts per Catalunya han afeado a su secretario general Jordi Sànchez la promesa -de la que el partido se ha desdicho- de facilitar la investidura de Pere Aragonès aunque JxCat y ERC no llegaran a un acuerdo de Govern. Según ha podido saber EL PERIÓDICO, este malestar ha sido trasladado a Sànchez y es compartido por destacados dirigentes que consideran que la promesa fue un error absoluto, un tiro en el pie táctico que, además, no fue objeto de un acuerdo previo de la ejecutiva de la formación independentista que lidera el 'expresident' Carles Puigdemont.

"No se pueden decir cosas que no se han hablado", apunta una fuente, que se mojó en contra de la promesa de Sànchez. "Sànchez se precipitó, porque significó empezar a negociar con una mano atada", describe otro dirigente. Una tercera fuente apunta: "Se podría haber hecho una negociación diferente, por parte de todos, y no quiero hablar más". Un diputado del partido añade: "Las bases no quieren dar cuatro votos [a Aragonès] ni locas, la militancia está muy caliente".

Donde dije digo...

Junts sostiene ahora que nunca prometió lo que prometió. Pero entonces, ¿qué dijo exactamente Sànchez? "Que nadie, pues, se equivoque, que nadie busque apreciaciones erróneas, Junts per Catalunya no especulará ni jugará al cálculo de nuevas elecciones", fueron sus palabras en una conferencia el pasado 23 de marzo. Posteriormente, EL PERIÓDICO publicó que Junts se planteaba pasar a la posición y dar los votos a Aragonès. Y el propio Sànchez, en una entrevista a 'La Vanguardia', se reafirmó.

Sectores del partido advierten de que las bases no avalarán dar "gratis" los votos al candidato republicano

Y en una rueda de prensa la semana pasada, por si había dudas, sostuvo: "Mi palabra la mantengo, es un vicio que tengo, el de mantener el compromiso de que nosotros no especulamos con las elecciones y que nosotros queremos un acuerdo es clave; y que si este acuerdo no llega y ERC nos presenta una alternativa que para ellos es más beneficiosa y necesita algunos votos de JxCat, estos votos los tendrá". Después, en TV-3, abundó: "Si ERC opta por no gobernar con JxCat y consigue un acuerdo, con formaciones no independentistas como los 'comuns', y la CUP, JxCat estudiaría, porque yo lo pondré sobre la mesa, que cuatro diputados y diputadas faciliten esta investidura".

...dije Diego

Sànchez, cuyo liderazgo es creciente en Junts y ha pilotado la negociación desde la cárcel de Lledoners, en esta ocasión se ha visto cuestionado. Y superado. Cuando Aragonès dio el golpe sobre la mesa el pasado sábado y renunció a Junts para optar por intentar un Govern en solitario, enseguida la portavoz del partido, Elsa Artadi, dejó de lado lo dicho por Sànchez y aseveró, sin pestañear: "Nunca hemos dicho que les regalaremos los votos gratis".

Noticias relacionadas

Sànchez quizás pulsó mal el estado de ánimo en su formación, en la que todavía escuece la no investidura de Puigdemont en enero del 2018, de la que hacen responsable a ERC. Un partido cuya candidata a presidenta, Laura Borràs, respondió lo siguiente cuando EL PERIÓDICO le preguntó si investirían a Aragonès si este les vencía: "Tendremos que ver qué pasa porque no repetiremos los errores cometidos".