Comisión de la 'Kitchen'

Pino responde a Rufián que como patriota haría "todo por España" incluso más allá de la ley

  • Rufián se declara "más patriota" que el exnúmero dos de la policía, que hasta entonces se había negado a contestar

  • Niega que existieran la 'operación Cataluña' o la 'Kitchen' que los diputados relacionan con la concesión de medallas

El ex policia Eugenio Pino en la Audiencia Provincial de Madrid esta mañana donde comienza el juicio del Caso Pujol.

El ex policia Eugenio Pino en la Audiencia Provincial de Madrid esta mañana donde comienza el juicio del Caso Pujol. / DAVID CASTRO

Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

El exnúmero dos de la Policía venía a la comisión de investigación del Congreso sobre la 'operación Kitchen' con la lección aprendida y su intención era no responder. Era lo lógico porque él está imputado en la Audiencia Nacional en el caso del mismo nombre y ya ha tenido experiencia en juicios, como en el del pendrive de los Pujol, del que salió absuelto. Sin embargo, no pudo resistirse con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, y acabó declarándose "un patriota" que "haría todo por España" con la apostilla de que "hacer todo es todo", a lo que el diputado le preguntó si eso incluía ir "más allá de la ley" y el compareciente respondió: "En ese caso la ley no existiría".

No quiso ir más allá y Rufián le tomó la palabra para declararse "más patriota que los que llevan la banderita" en una pulsera o en "la mascarilla", como el propio exdirector adjunto operativo, porque él se preocupaba del destino que tenía el dinero público. Previamente, con el visible objetivo de provocarle y hacerle hablar, le había espetado que "todos los caminos conducen a Pino" y le tildó de ser "una especie de Villarejo", en referencia a José Manuel Villarejo, principal imputado del caso en el que se investigan las cloacas policiales.

El siguiente diputado en intervenir, el portavoz de Ciudadanos en la comisión, Edmundo Bal, se permitió decir que "escuchar a Rufián diciendo que es un patriota español no tiene precio" para añadir que es "de las cosas más satisfactorias" que "había oído en los dos años" que es está en el hemiciclo.

Pero salvo el cruce con el diputado de Esquerra, el compareciente no contribuyó a ampliar el conocimiento que la ciudadanía pueda tener sobre las prácticas policiales presuntamente delictivas por parte de la policía, porque solo quiso negar haber infringido la ley a la hora de conceder medallas a agentes a preguntas del de Bildu, Jon Iñarritu.

Pino retó a los diputados a que le citen a declarar ante la comisión de secretos oficiales para explicar lo que son las operaciones policiales y negó que alguna vez existiera una 'operación Kitchen' o una 'operación Cataluña'. También negó que en algún momento se hubiera producido una petición por parte del Gobierno del Partido Popular por lo que se entiende por la segunda, en referencia a que se hubiera instado a investigar a políticos independentistas catalanes.

No perjudicar la causa

La esposa del extesorero del PP Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias, también rehusó contestar a las preguntas de los diputados, pero en su caso para no perjudicar la investigación abierta en la Audiencia Nacional y se limitó a declararse "la primera interesada" en que se aclare lo ocurrido y en admitir que sintió miedo por su integridad física, así como la de su esposo y la de su hijo.

Noticias relacionadas

En esa línea evitó decir nada sobre el falso cura que entró en su domicilio y que fue reducido por su hijo y su chófer, Sergio Ríos, que estaba en las inmediaciones, pese a que ese día libraba. Ríos está imputado en el 'caso Kitchen' porque fue captado para que vigilara a Bárcenas dentro del dispositivo parapolicial que se creó desde Interior para intervenirle la documentación comprometedora para el PP que pudiera guardar.

"No me gusta esta postura, pero evidentemente sigo el consejo que me han dado y lo tengo que hacer. Lo único que puedo decir es que (los hechos) fueron tan graves que hubo un juicio y ese señor fue condenado a 22 años de cárcel, pero los medios le quitaron importancia porque era la familia de Luis Bárcenas", lamentó Iglesias en referencia al falso cura. La esposa de Bárcenas declaró por videoconferencia desde la cárcel de Alcalá-Meco en la que cumple condena por la primera época de la Gürtel.