Con el uso de la variante 'Imperiali'

El Parlament designa a los senadores autonómicos y certifica el cordón sanitario a Vox

  • El partido de extrema derecha acudirá al Tribunal Constitucional tras quedarse sin asiento por el uso de la variante 'Imperiali' en el reparto

Mesa del Parlament recién constiuida

Mesa del Parlament recién constiuida / ELISENDA PONS

1
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad de Cs, PP, Vox y CUP

Escribe desde Barcelona

ver +

No ha habido sorpresas. El Parlament ha aprobado este jueves en un pleno específico la designación de los ocho senadores autonómicos: tres para el PSC (Manel de la Vega, Antoni Poveda y Lorena González), tres para ERC (Josep Maria Reniu, Adelina Escandell y Pau Furriol) y dos para Junts (Josep Lluís Cleries y Assumpció Castellví).

Vox, pese a ser la cuarta fuerza con 11 escaños se ha quedado sin opciones después de que la Mesa y la Junta de Portavoces repartieran los asientos siguiendo la variante 'Imperiali' (a propuesta de ERC, Junts, CUP y En Comú Podem) y no el sistema D'Hondt o el método de resto mayor que sí les daba representación. El PSC se quejó del empleo de esta fórmula porque crea un “mal precedente” que “cualquier día se nos puede girar en contra”. Pese a esto, estos cinco partidos mantienen en vigor el pacto que firmaron para aislar a los ultras de la vida parlamentaria.

Noticias relacionadas

La votación, celebrada de forma telemática en un pleno reducido a unos sesenta diputados, se ha zanjado con 106 votos a favor, 20 en contra (Vox, Cs y PPC) y nueve abstenciones (CUP). El partido de extrema derecha ha pedido la palabra para anunciar que acudirá al Tribunal Constitucional ante lo que considera una artimaña para "marginarles". "Esta propuesta es un fraude de ley", ha defendido el portavoz, Joan Garriga, y ha aprovechado sus dos minutos de intervención para quejarse por la falta de Govern y para avisar de que una repetición electoral puede beneficiar a su formación. "Pónganse de acuerdo porque, si no, en julio, habrá elecciones y lo tendrán difícil para inventarse una nueva norma", ha zanjado.

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha replicado que "no hay debate" porque la propuesta fue avalada por la Mesa de la Cámara catalana, la Junta de Portavoces y la comisión del Estatuto de los Diputados.