Parlament

¿Qué es el 'método Imperiali' que ha dejado sin senador autonómico a Vox?

  • Una triquiñuela legal que ERC halló en un manual de ciencia política despojó a la extrema derecha de representante en la Cámara alta

Hemiciclo del Parlament de Catalunya.

Hemiciclo del Parlament de Catalunya. / Europa Press

2
Se lee en minutos
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +

La entrada de la ultraderecha en el Parlament ha ido acompañada de la 'impresión' de una metafórica línea por los pasillos de la Cámara que tiene como fin aislarla. La primera vez que los partidos que suscribieron el pacto antifascista (PSC, ERC, Junts, CUP y 'comuns') han sudado para dar cumplimiento al mandato de evitar que la extrema derecha represente al legislativo catalán se ha producido con la designación de los ocho senadores autonómicos.

El reglamento y la ley solo obligan a usar un método de cálculo proporcional para repartir esos ocho cargos entre los grupos parlamentarios. Si las cosas se hubieran hecho como siempre, aplicando la ley d'Hondt, el PSC se habría quedado con tres senadores; ERC y Junts, con dos; y uno hubiera sido para la extrema derecha. ¿Por qué? Porque había un triple empate en el reparto de la última acta entre socialistas, republicanos y ultras. La ley obliga a que, en caso de paridad de los restos, sea la fuerza que no tiene representación la que se lleve el gato al agua.

Si, por el contrario, se hubiera aplicado un sistema de restos mayores, como también es habitual y alternativo a la ley d'Hondt, PSC, ERC y Junts habrían obtenido dos senadores, por uno de la extrema derecha y otro de la CUP.

Con la ayuda de un manual

Ante esto, el grupo parlamentario de ERC se movilizó, vía petición de ayuda al grupo interno de WhatsApp, para hallar una fórmula blindada legalmente que impidiera que ese octavo senador luciera los colores de la voz latina que distingue a la extrema derecha en España.

En apenas unas horas de consulta bibliográfica (en concreto, de un manual del que fuera diputado por Ciutadans pel Canvi Josep Maria Vallès con Agustí Bosch), el asesor republicano Jaume Martorell halló una solución. Se trata de la 'variante Imperiali' del sistema de media mayor. A grandes rasgos, supone actuar como con la ley d'Hondt, es decir, dividir el numero de escaños de cada grupo por una serie de valores consecutivos. Pero, a diferencia de la ley proporcional que rige en España, esta variante no empieza por el valor 1, sino por el valor 2. Una diferencia que favorece a los partidos con más escaños, como el PSC y ERC (33) y Junts (32), frente a los 11 de Vox. Así las cosas, los ocho senadores se repartieron entre PSC y ERC (ambos con tres) y JxCat (dos).

Orígenes belgas

Esta variante con nombre de aperitivo italiano se utiliza, por ejemplo, en las elecciones municipales en Bélgica, donde, por cierto, nació. Por coger un ejemplo al más puro azar, el pleno municipal de Waterloo se elige bajo este criterio en las elecciones. Algo que, sin duda, seguro que gustó a los posconvergentes.

Noticias relacionadas

ERC llevó la propuesta a la Junta de Portavoces de la Cámara, y recibió el apoyo de Junts, la CUP y los ‘comuns’. Los afectados, Cs y PP, se opusieron. Incluso alguna voz del llamado 'pacto de Colón' apuntó, guasón, que el sistema era una "'inventali'", jugando con la denominación de la variante.

Fuentes de Esquerra revelan que el hallazgo de la 'Imperiali' se produjo cuando el debate interno ya se ha había trasladado a la “fase dos”, es decir, a pensar cómo impedir, cuando la propuesta del senador ultra llegara al pleno del Parlament, su nombramiento efectivo. “Jugada maestra”, añade esta voz, no sin sorna.