El laberinto catalán

Independentistas y 'comuns' usan un método alternativo para dejar a Vox sin senador autonómico

  • ERC, Junts, CUP y En Comú Podem modifican la fórmula tradicional de resto mayor por la 'imperiali' para que en el reparto de senadores por designación autonómica la extrema derecha se quede sin representación

  • El partido ultra presentará un recurso de amparo al Tribunal Constitucional y amenaza con abrir la vía penal a los miembros de la Mesa

Laura Borràs presidiendo la Mesa del Parlament, en una foto de archivo.

Laura Borràs presidiendo la Mesa del Parlament, en una foto de archivo. / ACN / Job Vermeulen

2
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +

La variante ‘imperiali’. Este es el nuevo sistema de cálculo emprendido por independentistas y ‘comuns’ en el Parlament para dejar sin senador por designación autonómica a Vox.

Los ocho representantes en la Cámara Alta que están en juego se reparten, según el reglamento de la Cámara catalana, como decida la Mesa de acuerdo con la Junta de Portavoces, con la cláusula de que sea proporcional a los resultados electorales.  

Habitualmente se ha usado el método del resto mayor, pero en esta ocasión ERC, Junts, CUP y En Comú Podem han apostado por la variante ‘imperiali’ para que Vox no tenga opciones, lo que resuelve el reparto con tres senadores para el PSC, otros tres para ERC y dos para Junts. Con la metodología anterior, le tocarían dos al PSC, ERC y Junts, uno a Vox y otro a la CUP. 

Los socialistas, en cambio, apostaron por poner en práctica una tercera opción, la ley D’Hondt, que hubiese dado tres asientos a su partido, dos a los republicanos, dos a los posconvergentes y uno a Vox, dejando fuera a la CUP. Este mecanismo sí se aplica en la distribución de diputados en las comisiones y en la Diputación Permanente. 

La formación de extrema derecha anunció este martes que presentará un recurso de amparo al Tribunal Constitucional y amenazó con emprender acciones legales por la vía penal por prevaricación contra los miembros de la Mesa del Parlament. Cs y PPC defendieron que la maniobra soberanista es “antidemocrática”. 

ERC, Junts, CUP y ‘comuns’ defendieron que este sistema permite cumplir con el cordón sanitario plantado a Vox para evitar que “opciones que fomentan el odio y las discriminaciones tuvieran cabida en la representación del Parlament” y que se ciñe a la legalidad. El PSC se desmarcó en esta ocasión porque se crea un “mal precedente” que “cualquier día se nos puede girar en contra” pero sostiene que sigue defendiendo el pacto antiVox aunque no comparta la hoja de ruta marcada por los otros cuatro partidos que lo suscribieron. 

La variante ‘imperiali’ no se había usado nunca antes en el Parlament, siendo propio de Ecuador desde el 2004 y de Italia entre 1956 y 1991.  

Dos preguntas del PSC, en tela de juicio

Noticias relacionadas

En la reunión matutina de la Mesa de la Cámara catalana, se han admitido a trámite 450 preguntas al Govern a responder por escrito y dos de ellas, presentadas por el PSC, han generado revuelo entre los diputados: “¿Cuál es la base científica de presentar la sexualidad humana disociando los órganos sexuales del sexo de las personas?”, pregunta el grupo socialista sobre la emisión de un capítulo de ‘Las tres mellizas’ en TV-3. Y la segunda: “¿Se han evaluado las consecuencias que para las mujeres ha tenido el traslado de personas transgénero a las cárceles de mujeres?”.

El acuerdo ha sido dejar pendiente la tramitación de estas dos cuestiones atendiendo al artículo 163.3 del reglamento que establece que “no se pueden admitir a trámite las preguntas que contienen expresiones ofensivas para la dignidad de las personas o que menosprecian sus derechos” para que el partido “recapacite si quiere reformularlas”, apuntaron fuentes parlamentarias. Los letrados del Parlament las avalaron justificando que la función de la Mesa es tramitar y calificar, sin entrar en el contenido de los interrogantes, por lo que fuentes del PSC denunciaron la “lógica de censura” del independentismo, con representación mayoritaria en la Mesa.