Elecciones Madrid 2021 | Ayuso: "Si hubiera cerrado bares y restaurantes, habría habido desórdenes sociales"

  • "Ignoro a Pablo Iglesias porque Pablo Iglesias no es nadie en Madrid"

  • "No quisiera necesitar a nadie para gobernar. Quiero ser libre"

Isabel Díaz Ayuso posa, el pasado viernes, tras realizar la entrevista.

Isabel Díaz Ayuso posa, el pasado viernes, tras realizar la entrevista. / José Luis Roca

Se lee en minutos

Isabel Díaz Ayuso llevaba meses queriendo convocar elecciones anticipadas, pero Pablo Casado no lo acababa de ver. Con las mociones de Cs en Murcia y Castilla y León, tuvo la excusa perfecta. Quería coger a sus oponentes con el pie cambiado y lo ha logrado.

¿Qué se siente viéndose como ganadora en las encuestas y con el segundo a más de 20 escaños?

No las sigo mucho. Procuro no despistarme y seguir trabajando como si me hiciera falta el último de los escaños.

¿Ayuso es un fenómeno social o un fenómeno político?

Está siendo algo que trasciende mi campaña. En el polígono Cobo Calleja he visto camisetas, hay cervezas con mi cara, hay una tienda online que se llama Ayushop y un plan para el sur de Madrid que se llama Ayusur. Algunos restaurantes están poniendo platos con mi apellido, pizzas… Está siendo algo muy divertido. Hacía mucho tiempo que no veía unas elecciones en las que la gente tuviera tantas ganas de ir a votar.

Sí, hay carteles de ‘yo con Ayuso’ en algunos bares. ¿Le habría gustado más que estuvieran en los hospitales?

El apoyo no se mide por áreas ni por edades ni por clases sociales ni por profesiones. No son pocos los sanitarios y profesores que me escriben o me dicen por la calle que me apoyan.

Isabel Díaz Ayuso, candidata del Partido Popular a la Comunidad de Madrid, durante la entrevista. / José Luis Roca

¿Cree que su éxito es extrapolable a toda España?

El 45% de los que viven aquí vienen de otras comunidades u otros rincones del mundo. Me gusta porque el debate se está dando en muchas familias. Es una satisfacción que la gente me vaya conociendo y se sienta representada por mi discurso y por lo que hago. Pero mi obligación está en Madrid y creo que nunca volveré a vivir algo tan intenso y tan bonito como esto.

Y esos maledicentes que advierten a Pablo Casado de que tenga cuidado con usted...

Eso siempre pasa con los presidentes de Madrid.

Es que alguna se movió [Esperanza Aguirre contra Mariano Rajoy]...

Yo me sentiré doblemente satisfecha si Casado llega a la Moncloa estando yo al frente de Madrid; Juanma Moreno, en Andalucía; Alberto Núñez Feijóo, en Galicia; Alfonso Fernández Mañueco, en Castilla y León, y Paco Núñez, ojalá que pronto, en Castilla-La Mancha.

"El cierre habría causado problemas importantes. Se está viendo en otras ciudades del mundo"

En el penúltimo mitin de las generales de abril de 2019, Casado abrió la puerta a tener ministros de Vox. Fue transparente. ¿A usted le importaría gobernar con consejeros de Vox? No me diga que quiere hacerlo sola, porque él también quería.

Es verdad que yo quiero gestionar sola los próximos dos años porque los mejores consejeros ya están conmigo. Aspiro a la mayoría y no miro más allá.

¿Pero le importaría gobernar con ellos?

No quisiera necesitar a nadie. No miro más allá. Las urnas hablarán. Quiero ser libre.

¿Qué cree que habría pasado si usted hubiera cerrado bares y restaurantes? ¿Cree que habría habido malestar entre los madrileños?

El contagio habría sido exactamente el mismo o más, como con 'Filomena', que tuvimos 10 días todo parado y el contagio subió, y ahora mismo las colas del hambre podrían incluso provocar un desorden social más allá. Cerrar una región que no duerme, que las 24 horas está activa, que tiene una altísima vida social… Cerrar a las once ya está causando muchísimo daño. Todo el que viene a vivir o a trabajar viene con proyectos, a pelear, a pagar impuestos, a madrugar, a salir adelante por sí mismo. Habría sido una catástrofe sin precedentes. Y con lo que aporta Madrid al PIB y cómo atrae a empresas, esa catástrofe se habría traspasado a muchas regiones.

¿Ha dicho que se habrían podido producir desórdenes sociales si se hubiera cerrado la hostelería?

La hostelería no son solo bares y restaurantes. Con ellos van todos los proveedores, los transportistas, las tiendas de alimentación, el taxi, los comercios… Todo eso en una capital de más de cuatro millones de personas en una región de casi siete, créame que habría causado problemas importantes. Se está viendo en otras ciudades del mundo.

Pero aquí en España se ha cerrado la hostelería en muchas comunidades y no ha habido desórdenes sociales.

Yo sé de lo que hablo. Le puedo asegurar que Madrid es una comunidad y una capital con una intensísima vida social, con una forma de vivir muy libre y tanto cierre estoy convencida de que hubiera llevado a la desesperación. No ha habido ni un solo informe que nos diga que el contagio mayoritario está en la hostelería.

"Está tan obsesionado Sánchez con Madrid que no ha dejado pasar la oportunidad de arremeter contra nosotros en un viaje a África"

Seguramente, cuando Pablo Iglesias decidió presentarse a estas elecciones, se imaginaba confrontando con usted. En cambio, lo ha ninguneado y ha decidido seguir apelando a Pedro Sánchez.

Primero, ignoro a Pablo Iglesias porque Pablo Iglesias no es nadie en Madrid. Cuanto más humilde es el municipio, más lo veo. Segundo, ¿quién confronta con quién? Sánchez es la administración superior y está utilizando TVE, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y la Moncloa para hacer campaña. Está tan obsesionado con Madrid que no ha dejado pasar la oportunidad de arremeter contra nosotros en un viaje a África.

Noticias relacionadas

En el Gobierno consideran que los indultos a los independentistas serían “positivos” para solucionar el conflicto territorial. Si el Ejecutivo los aprobara, ¿cree que el Rey los debería firmar?

No sé lo que debería hacer el Rey, no soy quién, pero desde luego los que no deberían hacer semejante barbaridad y tropelía ante el Estado de Derecho son los miembros de este Gobierno. Sánchez no puede tratar a los ciudadanos como si hubiera ciudadanos de primera y de segunda, según le convenga a él para perpetuarse en la Moncloa.