Elecciones en la Comunidad de Madrid

Gabilondo refuerza su campaña fichando a Maroto como vicepresidenta económica

  • La ministra de Industria continuará en su puesto en el Gobierno y solo lo dejará si el candidato es elegido presidente de Madrid

  • No puede incorporarse a las listas socialistas y tampoco se volcará en la campaña, centrándose en su actividad institucional

Se lee en minutos
Juan Ruiz Sierra
Juan Ruiz Sierra

Periodista

ver +

La campaña de Ángel Gabilondo para las elecciones madrileñas del próximo 4 de mayo, diseñada casi de principio a fin por el equipo de Pedro Sánchez en la Moncloa, mezclando por el camino Gobierno y partido, ha dado este viernes una sorpresa. Reyes Maroto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, será la vicepresidenta económica del candidato socialista si logra ser investido presidente, una hipótesis a la que las encuestas otorgan escasas posibilidades, debido al empuje de la aspirante del PP, Isabel Díaz Ayuso. 

Sánchez se muestra así dispuesto a prescindir de Maroto y hacer una crisis de Gobierno tras los comicios madrileños, convocados por sorpresa por Ayuso, la actual presidenta, a raíz de la moción de censura del PSOE y Cs al PP en Murcia, que finalmente no salió adelante al atraer los conservadores a tres diputados autonómicos naranjas, que se convirtieron en tránsfugas. Maroto, de hecho, ya había entrado en las quinielas como posible cabeza de cartel del PSOE al 4-M, pero finalmente el elegido ha vuelto a ser Gabilondo, que se presenta por tercera vez, con una campaña repleta de mensajes de centro, pensada para atraer al antiguo votante de Cs, ahora en estampida.

Más Madrid y Podemos, socios necesarios del PSOE, cargan contra el "reparto de cargos" antes de las elecciones del 4 de mayo 

Maroto, de momento, no dejará el Ejecutivo, pero con su fichaje por parte de Gabilondo, se acabe materializando o no, Sánchez ya ha lanzado el mensaje de que la considera prescindible. Solo habría cambios en el Gobierno si el aspirante socialista logra la presidencia madrileña. Y ni siquiera en ese caso está claro que vaya a ser vicepresidenta económica en Madrid. Si la izquierda consigue obtener mayoría parlamentaria (69 escaños), en contra de lo que vaticinan los sondeos, el PSOE tendrá que pactar con Más Madrid y Unidas Podemos. Es decir, los puestos en el Ejecutivo autonómico estarán condicionados por esa negociación. El candidato del partido morado, Pablo Iglesias, reaccionó al anuncio socialista criticando el "reparto de cargos" preelectoral. La de Más Madrid, Mónica García, se expresó en términos similares.

Centrada en su departamento

La ministra de Industria tampoco puede incorporarse a las listas electorales del PSOE porque estas ya se encuentran cerradas. Maroto, que ya trabajó con Gabilondo como diputada en la Asamblea de Madrid entre 2015 y 2018, hará poca campaña y continuará con su actividad institucional. "Quiere ser más ministra que nunca y aparecer como tal, gestionando, que es como se defienden los intereses de los ciudadanos, incluidos los madrileños", explican en su equipo.  

Noticias relacionadas

Esta operación tiene muchos puntos en común con la que llevó a cabo Salvador Illa, candidato del PSC a la Generalitat, justo antes de las recientes elecciones catalanas. El exministro de Sanidad, dentro de una campaña en la que el jefe de gabinete de Sánchez, Iván Redondo, tuvo también un importantísimo papel, anunció entonces que Maurici Lucena, actual presidente y consejero delegado de Aena, sería su vicepresidente económico

Gabilondo presentó este viernes a Maroto durante un breve acto en la sede del PSOE. “Me quiero comprometer”, señaló la ministra. “Hay que echar a Ayuso de la Puerta del Sol, para acabar con un Gobierno individualista que ha abandonado a los madrileños a su suerte”, concluyó.