Últimas palabras en la Cámara baja

Iglesias se despide del Congreso y hace sonar los tambores de guerra para el 4-M

  • El aún vicepresidente renunciará a su escaño en los próximo días, antes de abandonar el Gobierno

  • Se ha lanzado al ataque de PP y Vox y ha anunciado una denuncia contra García Egea por el transfuguismo en Murcia

Pablo Iglesias, Podemos, en el Congreso de los Diputados.

Pablo Iglesias, Podemos, en el Congreso de los Diputados. / José Luis Roca

4
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Pablo Iglesias dice adiós al Congreso. Más de cinco años después de su llegada a la Cámara baja, el líder de Unidas Podemos subió este miércoles por última vez a la tribuna de oradores antes de saltar a la arena electoral madrileña. "Porque fuimos somos, porque somos serán", son las seis últimas palabras que el aún vicepresidente pronunció –también fueron las primeras de Íñigo Errejón en 2016- antes de que las bancadas de la izquierda, bastante desiertas, se pusieran en pie para aplaudir su última intervención. 

En los sillones reservados al Gobierno solo quedaban como testigos María Jesús Montero y Yolanda Díaz. La ausencia del resto de ministros de Podemos (Irene Montero, Alberto Garzón y Manuel Castells) sorprendió, pero quedo en segundo lugar tras el gesto contenido –un simple apretón de manos que en época de distanciamiento social parece un atrevimiento- entre Iglesias y la ministra de Trabajo, que rompió a llorar. La política gallega será quien suceda a Iglesias al frente del sector morado en el Gobierno ocupando la vicepresidencia tercera y, además, será la candidata de Unidas Podemos a las elecciones nacionales de 2023.

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, saludando a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, tras su última intervención en el Congreso

/ Jose Luis Roca

"Dimitiré como diputado antes incluso que como vicepresidente", sentenció Iglesias al comienzo de su última sesión de control al Gobierno. Un nuevo giro de guion en los planes del político madrileño que, según él mismo explicó hace poco más de una semana, eran mantener la vicepresidencia segunda y su acta de diputado hasta que empezase la campaña electoral, el 18 de abril. Sin embargo, los morados no tuvieron en cuenta la ley electoral de la Comunidad de Madrid que ha trastocado todas sus intenciones.

La norma, que los morados no habían estudiado afondo, estipula de manera clara en su artículo 3 que no podrán ser candidatos quienes, en el día que se registre la candidatura, ostenten el cargo de presidente del Gobierno, ministros o secretarios de Estado. Así, teniendo en cuenta el calendario para los comicios, la presentación de candidaturas ante la Junta Electoral debe realizarse entre el 26 y el 31 de marzo. Tras el desconcierto inicial que provocó en Podemos esta información, la nueva idea que barajan es que Iglesias abandone la vicepresidencia el día 30 de marzo, después de asistir a su último Consejo de Ministros, para poder registrar las listas electorales al día siguientes, apurando el plazo.

Las últimas palabras

Tras una sesión de control al Gobierno bronca, Iglesias subió a la tribuna de oradores para despedirse. "Hace poco más de 5 años tomé por primera vez la palabra en esta tribuna democrática y mis primeras palabras de agradecimiento fueron para las generaciones de españoles que se jugaron la vida y la libertad para devolvernos la democracia arrebata", recordó el líder morado antes de levantar los primeros aplausos.

"Las gentes que quedan de aquellas generaciones peinan hoy canas y quiero que mis ultimas palabras en esta tribuna democrática vuelvan a ser un homenaje a estas generaciones de españoles que lucharon contra el fascismo por la libertad y la justicia social", continuó para cerrar con las palabras que ya usó Errejón hace cinco años: "Porque fuimos somos, porque somos serán".

El primer movimiento

Iglesias, que oficializar la renuncia al acta de diputado antes de que el próximo martes 31, cuando abandone el Gobierno tras asistir a su último Consejo de Ministros, calienta ya motores para lo que está por venir en las próximas semanas. Con la mirada puesta en la nueva etapa -los comicios del 4 de mayo en Madrid-, aprovechó su último pleno para hacer sonar los tambores de guerra contra el PP y Vox.

Noticias relacionadas

A los conservadores les acusó de cometer "fraude" para mantenerse al frente de Madrid y anunció la interposición de una denuncia por presunto delito de cohecho contra el secretario general del PP, Teodoro García Egea; el presidente de Murcia, Fernando López Miras; el exsenador de Cs, Fran Hervías y los tres diputados tránsfugas de Cs que tumbaron la moción de censura. Un movimiento que augura una campaña electoral en Madrid intensa. 

Para esta contiendo, Iglesias ya ha presentado su lista electoral para el 4-M. A falta de que la militancia de Podemos vote los próximos días 26 y 27 de marzo, el aún vicepresidente ha situado entre los primeros puestos a la actual coportavoz nacional y excandidata a la Comunidad de Madrid, Isa Serra; al coordinador regional de Podemos, Jesús Santos; a la directora del Instituto de la Mujer, Beatriz Gimeno; a su jefe de gabinete y ex Jemad, Julio Rodríguez, y a su asesora en la vicepresidencia Lilith Vestrynge, hija del conocido político Jorge Vestrynge.