Elecciones 4-M

Iglesias dejará su escaño en el Congreso antes de que arranque la campaña en Madrid

Pablo Iglesias, Podemos, en el Congreso de los Diputados.

Pablo Iglesias, Podemos, en el Congreso de los Diputados. / José Luis Roca

1
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

El inicio de la campaña electoral en Madrid está marcado en rojo en el calendario de Pablo Iglesias. El líder de Unidas Podemos y candidato morado a los comicios del próximo 4 de mayo anunció el pasado lunes que antes del pistoletazo de salida a los 15 días oficiales de batalla por la comunidad abandonará el Gobierno, dejará la vicepresidencia segunda y también renunciará a su acta como diputado en el Congreso, algo que hasta ahora no había concretado. Fuentes próximas a Iglesias explican que el aún vicepresidente se enfrentará a Isabel Díaz Ayuso sin el respaldo de un escaño en la Cámara baja.

Noticias relacionadas

El pasado lunes, tras cuatro días de frenéticos movimientos políticos desencadenados por el terremoto de Murcia, Iglesias lanzó una bomba para terminar de descolocar todo el tablero político. Tras analizar varios nombres como candidatos al adelante electoral en Madrid, el líder de los morados decidió ser él mismo quien se presentara a los comicios. "Será un honor ocupar el puesto en el que ahora puedo ser más útil como madrileño y como antifascista", sentenció. El vicepresidente dejó claro que antes de que arrancara la campaña electoral dejaría el Ejecutivo de coalición, cediendo el liderazgo de Unidas Podemos en el Gobierno a la actual ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Sin embargo, Iglesias no habló en ningún momento sobre su escaño en el Congreso. Finalmente, el secretario general de Podemos tiene previsto dejar su acta en los días anteriores al 18 de abril, cuando arrancará la campaña. Hasta entonces, aún queda cerca de un mes en el que Iglesias, dentro del Ejecutivo de coalición y del Congreso, pretende sacar adelante la ley de Vivienda que regule el precio de los alquileres, según desveló. En su entorno más cercano apuntan que entre sus objetivos también está dar un impulso a la reforma laboral y dejar encarrilada la tramitación de la ley trans, con la que chocan con el PSOE.